cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Sacrificio de reina
Varios |
07.08.12
  • 4
  • 18
  • 4814
Sinopsis

Jaque mate

 

Conoce el itinerario, deviene del camino del poder. Las crines de su hermoso caballo árabe, negro como la noche, yacen ensangrentadas sobre el suelo. Lo echará de menos. Una batalla incierta y tantos muertos. El sol aparece y desaparece tras un aliento de bosque fresco, mientras avanza por el sendero oblicuo sembrado de cadáveres. Sin saber que la espera más allá, pero con el cansancio en su piel, envuelta por una angustiosa sensación de “déjà vu”. Pero ahora no puede detenerse a reflexionar sobre sus percepciones, se encuentra en plena batalla y cualquier descuido puede ser imperdonable. Es fiero el enemigo, lleno de temple y coraje.

Echa de menos su casa, la seguridad de su baluarte, el olor a canela de sus calles; pero Federico tenía ganas de sangre. ¿Y que pintaba ella allí, sabiendo que no la quería? Engreído, fanfarrón y petulante, sus ojos solo ven un espejo que le engrandece, sus manos gesticulan arrastrándolos a una batalla en la que nadie quiso tomar parte.

Hace un calor sofocante. ¿Acaso nunca acabara ese dichoso camino? Se le escapan las lágrimas en el recuerdo de los caídos, en la añoranza de sus voces, víctimas de una guerra absurda en la que contaban más los estandartes que las vidas. Nunca debieron seguirlo.

En medio del fragor del acero y de los gritos se siente sola, desvalida, zarandeada por la mano del destino. Nunca más, se repite avanzando con pies de plomo, queriendo regresar, sabiendo que los monjes guerreros la persiguen. Un charco del sendero le devuelve una imagen lamentable, la ropa hecha jirones por entre los que asoman pinceladas carmesíes sobre sus carnes, tristeza infinita en sus ojos azabaches.

Oye voces, mejor será que se prepare para el combate. Desenvaina y tensa todos sus sentidos, dispuesta al ataque. Ya la divisó el enemigo. Grita, pidiendo el auxilio de Federico entre las chispas que desprenden los mandobles, aguerrida en la defensa de su posición. ¿Por qué tarda tanto en acudir?

La espada hiende su cuerpo en un tajo mortal. En sus últimos chispazos de vida ve como el hierro de Federico abre las entrañas del monarca enemigo desde atrás y comprende, demasiado tarde, que no solo no la quería, sino que la ha utilizado de cebo para ganar la batalla.

La reina agoniza. El rey vence. Se acabó la partida.

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Ójala mis partidas de ajedrez con mi padre fueran así de emocionantes.
    Respecto al relato decir que me pareció genial. Solo un consejo, creo que estaría mejor si eliminaras o cambiaras la sinopsis, sin ella la sorpresa del final sería mayor. Un saludo.
    Escribe tus comentarios...
    Sabe a poco...
    Me a gustado de verdad, y escribes bien. Nunca dejes de escribir. Saludos
    Mucho me a gustado la verdad. Tenes un talento grande. Muchas gracias por la aclaracion y el comentario en mi cuento, es un placer recibir tus comentarios.
    Mucho aroma desprende esta sustancia. Buen relato, como a mí me gustan, breves, redondos e intensos. Podría haber empezado con un gambito de peón, leches...
    Tenso, como si tuvieran vida propia.
    Muy bueno y original.
  • Pues continúa la historia. Gracias a Boy por las correcciones, que me ahorrarán trabajo después.

    Pues con un ERE sobre mi cabeza, igual luego me queda todo el tiempo del mundo para escribir. Otra cosa es como llenaré la olla de lentejas. Bueno, al mal tiempo buena cara, seguimos con la Hermandad. Ya llevo corregido hasta el 15 y añadidas las incorporaciones de Zaza antes del 21, que no están aquí.

    Y comenzamos el año.

    No quería que pasara el año sin despedirme, y que mejor forma que con otra entrega de la Hermandad. Estos tres últimos meses he tenido que alejarme de la pluma. No puedo prometer nada, pero a ver consigo estirar un poco el tiempo.

    La historia sigue.

    Una de las opciones posibles.

    Tiene su encanto la rutina, nos afianza a sensaciones conocidas y agradables. Recordemos que las vacaciones son la excepción a lo largo de todo un año. Por eso el resto del tiempo tenemos que construirlo de manera que nos conforte. Leer es uno de esos rituales deliciosos que nos alegran los días y nos llevan de vacaciones sentados sobre el sillón o la silla. La Hermandad regresa también. Leer, escribir...de nuevo en Septiembre.

    Los que se van y los que vienen, la vida sigue en un sentido u otro. No releguéis el amor, que se enfria si no se toma calentito. Para los que tenga tiempo para leer, el ebook ·El otro lado de la supervivencia" os lo podéis bajar gartuitamente durante unos días. Ofertas de verano. "El secreto de las letras", "La vida misma" y "Sin respiración", se han quedado también en oferta a 0.98 euros. Yo sigo liado con la novela, que pienso terminar durante este mes. Por un lado estoy terminándola y por el otro corrijo. Pero el día es largo, asi que aprovecharé también en estos días para pasar unos rato leyendo por tr. Vacaciones literarias a tope. Os dejo un poema fresquito, un poco de pasión y una sonrisa, como no. Saludos y abrazos. Y no corrais, que es peor (Como en el sexo)

    Bueno, ando dándole vueltas al título en el blog. Cambié el nombre de Peña por el de Briones pero finalmente se quedará Peña, porque en su primera aventura, "Atrapando a Daniela", uno de los once relatos de "El secreto de las letras", ya se quedó con Peña. Aquí llega el 25, tengo próximas ya las vacaciones y entonces concluiré la novela. No sé, igual al final también dejo el título, pero es que no termina de convencerme.

    Toca dar las gracias a los que leen una novela por entregas. A todos en general por su aliento, bien se yo que uno quiere leer de tirón y no a trozos, o al menos que el momento de parar o continuar lo decida el lector. Para mí lo que empezó como experimento por el formato ha terminado siendo un deleite. A amets tengo que agradecerle sus correcciones, siempre bienvenidas. A Paco además de eso su comentario en el capítulo 18 en el sentido de que la trama se estaba volviendo previsible, lo que me hizo plantearme la necesidad de terminar de definir el argumento, ya se a dónde conduce y como acaba. Y a J.M. Boy por sus recelos ante la Hermandad, que me hicieron modificar el final, para nada quiero transmitir complicidad con entidades de cualquier tipo que se crean poseedoras de una verdad que esté por encima de la libertad de elección de los individuos. Si tuviera que decidir sobre los tres males que aquejan al género humano uno de ellos sería el de aquellos que se creer en posesión de verdades irrefutables, el segundo la mezcla de avaricia y egoismo y el tercero ese fuerte sentimiento del "yo" que empleamos a todos los niveles en nuestras relaciones con el prójimo y que aflora en un amplio abanico que cubre desde los celos hasta el menosprecio.

  • 238
  • 4.62
  • 4

A los doce años leía “La aventura equinoccial de Lope de Aguirre”, de Ramón J. Sender, haciendo de lector para mi hermano, corrector tipográfico y de estilo, así conocí a muchos autores que alterné con las aventuras de “los cinco” y las de “Oscar y su oca”. Soy escritor tardío, mi primer relato lo publiqué en esta página en el 2007. Mi madre enfermó y en su lecho de muerte le mentí diciéndole que me iban a publicar en papel. En realidad no le mentí pero en ese momento yo no lo sabía. Y desde entonces no he parado de escribir.

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta