cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Saliendo de mí
Fantasía |
31.10.07
  • 5
  • 1
  • 1608
Sinopsis

Fue una mañana como tantas otras. Mi vida era tranquila, mi trabajo estable, mis sueños agradables y reparadores.
Pero esa mañana, al levantarme, una parte de mí me dijo a gritos que estaba harta de tanta tranquilidad, de tanta estabilidad, de tanto agradable sopor, y cogió la maleta y se fue.
Mi perplejidad fue grande. Me llevé la mano al estómago, sintiendo ese vacío que quedó dentro de mí cuando esa parte se marchó. Qué cosa curiosa era ser yo sin serlo del todo, pensé, mientras me iba al trabajo y seguía con mi vida tranquila. Pero algo había cambiado, la gente me decía que parecía distraída, ausente. Un hambre de no sé qué se había instalado en mi vientre, sin que alimento alguno fuera capaz de saciarla. Mi mente iba y venía por sitios desconocidos, dando tumbos por ideas extrañas y recuerdos lejanos de sueños más bien rotos.
Fue un día muy raro, desde que me levanté hasta que, por fín, me metí en la cama.
Esa noche recibí una postal en forma de sueño. En él vi a esa parte de mí saludándome con la mano, sonriente, desde algún lugar en mitad del frío y el hielo. Mas no parecía notarlo, me dijo que prefería aquello al calor de la seguridad que yo tan desesperadamente intentaba ofrecerle. Copos de nieve adornaban su cabeza mientras ella, con ojos brillantes, bailaba dando vueltas en mitad de la ventisca, como una niña en su primer día en la nieve.
Me arrebujé más entre las sábanas, medio dormida en algún lugar entre el frío del sueño y el calor de mi cama.
Otro día pasó, tranquilo, agradable, y otro sueño llegó a la noche. El paisaje había cambiado, aquella parte rebelde estaba sentada en mitad de lo que parecía un páramo desolado, rodeado de la nada más absoluta. Quise decirle algo, saludarla al menos, pero se llevó un dedo a los labios indicándome que guardara silencio. Agucé los oídos, tratando de percibir lo que ella deseaba escuchar. No sé que expresión asomó a mi rostro, porque se echó a reír de repente, y me preguntó qué era lo que oía.
“ Nada, no oigo nada”, respondí, algo sorprendida.
“Exactamente”, dijo ella antes de que el despertador se la llevara junto con el sueño.
Un día más, comiendo sin lograr llenarme, pensando sin saber en qué, estando sin estar del todo.
Y otro día, y otro, y otro más.
Cada noche, ese aspecto mío venía a enseñarme nuevos paisajes. Cada noche parecía más feliz, más radiante, más pleno. Se sucedían las noches en que mi otro yo me mostraba bosques, praderas, montañas y desiertos, cataratas de ríos y lagos que ahogaban mis sueños. Yo, sin embargo, cada día me encontraba más vacía, más marchita, más seca.
Los días dejaron de ser tranquilos, demasiada ansiedad por saber cómo sería el sueño de la noche. El trabajo también dejó de ser estable, estaba demasiado distraída como para rendir como antes rendía, y pronto me sugirieron la necesidad de anular mi contrato.
Mi vida cambiaba al ritmo de los paisajes por los que viajaba aquella parte de mí, y la vigilia empezó a parecerme un sueño.
Pensé en la necesidad de buscarme otro trabajo, quizás algo más maquinal que no me exigiera pensar en qué estaba haciendo. Pensé en los medios de lograr que mi vida fuera tranquila de nuevo. Pensé en aquellas noches de sueños inocuos y rep
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta