cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Sangre y Piedra
Varios |
16.05.18
  • 5
  • 1
  • 89
Sinopsis

El demonio es una inteligencia artificial.

Iba dejando huellas de sangre sobre la piedra blanca. Los demonios volaban sobre su cabeza, perezosos, sin mucho que hacer. Las botas se le habían roto hacía casi una semana, y se le habían hecho heridas en los pies, y también le habían salido ampollas entre los dedos. Una cicatriz le cruzaba el exterior del brazo derecho desde la clavícula hasta la muñeca.

Había cruzado el arco de cinco millas de altura y cinco millas de columna a columna el día anterior. La plaza era cuadrada y debía tener cuarenta de lado, aún le quedaban dos jornadas, o quizás algo más, para alcanzar el otro lado.

A mediodía, un ejército que vestía negras armaduras, cruzaba la plaza en sentido contrario a cosa de una milla por su derecha. No se atrevió a perseguirlos, tal vez con la intención de pedir unas botas o unos zapatos, por el temor a que lo enrolaran. Los ejércitos de los muertos se encontraban algunas veces en las vías de la ciudad y se producían batallas, siempre sin un vencedor claro, siempre dejando tras de sí almas para los demonios con forma de serpiente alada que poblaban los cielos.

Más allá del final de la plaza, le esperaban otros ochos días de trayecto por una avenida que tenía cinco millas de anchura, flanqueada por edificios de granito blanco con un corte gótico, que alcanzaban la media milla de altura y en los que no había ningún habitante. Hacía tiempo que el infierno estaba en guerra.

Llegó a la catedral.

Milla y media de altura, paredes blancas, y, tras dos días andando entre sus inmensos muros, el arcángel.

Estaba éste encadenado a un pilar, y como dormido.

“Vosotros creásteis la máquina”, dijo una voz en su cabeza. “Y os encerrásteis en ella para ser inmortales. Después me creásteis a mí, y yo os borré la memoria, y ahora vivís las vidas que yo planifiqué para vosotros… Tú has llegado al infierno, a la ciudad de piedra, y quieres asesinar a éste. Lleva tres mil años aquí, colgado de las cadenas. No duerme, no come, apenas respira, no sueña… pero ahora perderá al fin su memoria y nacerá en tu mundo, será uno más, no sabrá quién a sido en realidad ni la verdad del mundo en el que se encuentra… ¿Conoces tú acaso la verdad?”

Agarró el cuchillo que llevaba consigo y cortó el cuello del arcángel. La guerra no se terminó, la máquina no se reinició, el ser que los dominaba seguía siendo el rey. De nada sirvió a estos efectos… pero el arcángel ahora sería uno más, y él podría volver, salir de la ciudad blanca.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
19.09.18
25.05.18
Encuesta
Rellena nuestra encuesta