cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Ser Humano y Espacio
Reflexiones |
02.12.18
  • 4
  • 10
  • 718
Sinopsis

A dónde vas través de los angustiosos abismos interestelares...

     Pasa errando el humano envuelto en su cáscara de metal. Avanza impulsado por el ígneo penacho de su deseo, de su voluntad, disparada sin control ni consciencia. Atraviesa mudos y poderosos campos de fuerzas, gravedades eléctricas y cristalinos enjambres de meteoritos. Roza los candentes calderos de soles azules, rojos y amarillos, donde se combinan átomos para que en algún día, siglo, milenio o era, den vida a mundos, especies y pueblos.

     ¿ A dónde vas, humano...? rebotando entre constelaciones florecientes. ¿ A dónde vas, pobre y esforzado astronauta ? Quemando tus huesos con radiaciones y fuegos estelares; estremeciendo tus nervios ante el gélido aliento de los océanos intergalácticos; aplastando tu mente bajo el tedio de tu solitaria cabina. ¿ Qué buscas que no tienes en tu Tierra ?  ¿ Qué buscaban también los seres de Antares ? Con sus cuerpos de crustáceos atormentados por las aceleraciones de sus naves. En pos de qué sueños vagaban los entes de Alfa del Centauro, dentro de sus fulgurantes platívolos, relampagueando entre las lunas de Saturno y a través del grupo de satélites de Júpiter. Saltando desde Marte hasta la primigenia Tierra, donde posaron fugazmente sus aracnoideas figuras aún antes que aparecieran las entidades del Sol, tú, astronauta de hoy.

     Tal vez buscas, peregrino del cosmos, un poco de paz, o acaso sea tu alma perdida. ¿Tendrás que pedírsela a los habitantes de Sírio y Canopus ? ¿ O puedes encontrarla dentro de ti mismo? O en esa pobre y despreciada bola de barro donde la mitad de la humanidad, tu mitad, padece hambre. ¿Será posible que ya tengas paz y aún que seas dueño de tu alma ? Si es así, ¿por qué vagas desesperado cabalgando tu cohete, gravitando entre cúmulos globulares, escapando contínuamente de ti.

     Quizás por desgracia, humano, debas buscar a tu alma más allá del fin del mundo, para darte cuenta allí que sólo la encontrarás volviendo sobre tus pasos hacia ti mismo.

                                                              oooOOOooo

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

nacido 1943-estudio de dibujo ar tístico e historietas, retratista y ca ricaturista trashumante 2000/0l-afincado 2002- 1985 estudios de biología- escritura desde 1972.

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta