cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Siempre espero más.
Amor |
19.05.21
  • 4
  • 3
  • 365
Sinopsis

El amor es un arma de doble filo y existe gente a la que le gusta autolesionarse.

Tal vez soy yo que siempre he esperado más, más de una persona que solo estaba y está dispuesta a corresponder a cuentagotas. Aún habiendo salido ardiendo en el pasado sigo exponiendo la piel a las llamas, sigo esperando. Espero algo que quizás no llegue nunca, porque simplemente no está en tu naturaleza darlo todo o por lo menos dármelo a mi. Muchas veces a lo largo de estos años lo he negado, lo he eludido, he intentado disiparlo, pero aunque yo me niegue, mi cuerpo espera, aguarda, anhela. Porque quizás en esta situación debería ser de mi misma de quien exigiese más para no pensar en una persona que solo puede aportar menos. Por eso estoy en esta situación, cuánto menos hay de mi más espero de ti, rebajándome al más profundo de los niveles solo para encontrar equilibrio. Puede que esa haya sido siempre nuestra clave, que cuánto mayor es el vacio que siento más necesidad tengo de que quieras llenarlo, estupefaciente hecho a mi medida. Precisamente nuestra clave es también nuestro punto ciego, que mi dependencia de tu presencia aumente a costa de la desaparición de mi fuerza de voluntad y estabilidad emocional te sitúa en una posición de poder, ya seas tu consciente o no. Por eso nunca funcionamos, no puedes llenar mi vacio, siempre será insuficiente, siempre querré más de ti, únicamente porque el problema soy yo. No debería buscarte para que me completases, para que me hicieses sentir segura, deberíamos acompañarnos, necesitarnos cuando no tengamos nada que ofrecer y cuando rebosemos felicidad. Esa es la razón por la cual estamos abocados al fracaso, tan sencillo como una simple operación matemática: necesito mucho de ti pero no me veo capaz de ofrecer algo que esté a la altura a cambio. Por eso sigo aquí esperando más , aunque tú no lo sepas, el clavo ardiendo al que se supone que no me tengo que aferrar, porque como ya he dicho antes, mi piel está calcinada ya. Sin embargo a estas alturas ya no se qué duele más, consumirme en el fuego o en el vacio.
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 17
  • 4.37
  • 543

Verano mejor que invierno.Recipiente lleno de inexperiencia pero intento progresar. La palabra como mayor expresión del silencio.

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta