cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
SILENCIO
Reflexiones |
18.07.14
  • 4
  • 4
  • 2327
Sinopsis

Nos gustan los niños, los clientes vienen a tener un rato de tranquilidad en nuestra terraza, por favor controle a su hijo; es su hijo, no el de todos

RENFE pone en marcha los primeros AVE entre Madrid y Sevilla en la que los pasajeros están obligados a mantener un ambiente sin ruido, trenes silenciosos, prohibido móviles y niños. Hay hoteles, restaurantes y bares que se unen a esta iniciativa.

En la terraza de un bar de la costa bizkaina, colgaba este letrero, <<Nos gustan los niños, los clientes vienen a tener un rato de tranquilidad en nuestra terraza, por favor controle a su hijo; es su hijo, no el de todos>>

Cojo el tren en Gernika para ir a Bermeo, en los trenes nuevos de Euskotren se puede atravesar desde el último vagón hasta el primero, no hay puertas. Un hombre con el uniforme de una gasolinera viaja con los ojos cerrados, por la hora que es pienso que viene de hacer turno de noche, aprovecha este momento de relax. En Gernika entran conmigo tres madres con sus niñas, se sientan muy tranquilas mientras sus niñas corren y cambian de vagón, en el nuestro empiezan con sus juegos y griteríos, el gasolinero que estaba durmiendo les dice shhhhhhhh, isilik, silencio, las niñas corren al vagón donde están sus madres y les escucho decir a sus mamas ¡Quién es ese tío para deciros nada!

No voy a seguir narrando cómo termina esta historia imagínensela.

Los niños son niños y juegan en cualquier momento y lugar, no tienen medida del tiempo ni de lugar. El problema es la mala educación de los padres, su dejadez, falta de valores. Los hijos son de sus padres, no de todos.

 

 

Alvaro Villa Rey

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Me ha gustado, el último párrafo me ha dado que pensar
    no lo niego, pero una cosa es educación hacia los demás y otra es convertir a los niños en estatuas. Como si fueran solo los niños los que tuvieran que aprender que a los mayores se les respeta. Creo que falta mucho a la inversa. Yo cojo constantemente trenes y he visto fauna de toda clase ahí. Los padres que juegan con sus hijos o los niños que juegan entre si no muestran ninguna falta de valores... los que les dicen que se callen o recibirán una ostia, ya es otra historia.
    El último párrafo es en serio, por si no lo has entendido, los niños son niños, te lo repito los niños son niños, el problema es la dejadez, falta de valores y educación de los padres. Mi niñez ha sido maravillosa, mi madre y mi padre me dieron cariño y educación.
    no se si el último párrafo va en serio, pero sea como sea, esta narración deja ver con nitidez una sociedad individual donde nadie recuerda haber sido niño. Triste hasta el tuétano.
  • Que cruel es el tiempo. Como maldigo al firmamento, por marchitar y deteriorar mi aspecto,

    Pienso que estos lances o suertes que nos brinda la vida si no salimos corriendo es lo que te hacen sentirte mas vivo, tener más experiencias y entre los tuyos siembran luego los mitos y leyendas.

    Pensaba que Yulema solo follaba conmigo y su marido, que yo y su trabajo éramos sus únicas diversiones, ahora pienso de ella ¿Cuántos secretos guarda? ¡qué vida mas enigmática! ya no afirmo que su vida sea tan aburrida, vivo en una intriga por saber ¿cuántos mas misterios hay en su existencia?

    salgo a la calle veo mujeres tan bellas como las de la tele, me pregunto ¿Cuál será la pena y dolor que sufre esta hermosa mujer?

    Encuentros sexuales, de lujuria, pasión, sin vergüenzas ni frenos. Ella para su marido y sus hijos, una santa. Yo para los míos un vendito. Se terminaron los encuentros, trágico y severo es siempre el destino.

    Algunos gorriones me miran, otros me ignoran, yo los miro y pienso: ¡cómo nos hemos civilizado, ellos no escapan, ya nadie les persigue!

    Nos gustan los niños, los clientes vienen a tener un rato de tranquilidad en nuestra terraza, por favor controle a su hijo; es su hijo, no el de todos

    Esta es la republica independiente de mi casa

    Cada vez somos mas los que estamos desconfigurando la Matrix ésto va hacer caer el sistema.

    Desde mis ventanas y balcón veo todas las mañanas las gaviotas como se cortejan, pelean y también cuando siguen a las embarcaciones de pesca mendigando los despojos del pescado capturado.

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta