cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Sin querer saber
Amor |
15.07.16
  • 5
  • 2
  • 1143
Sinopsis

Días para recordar.

Subo rápido las escaleras, te veo en la puerta y aminoro el paso. Llego despacio a tus labios, los beso, tomo tus manos entre las mías y siento tu proximidad.

¿Te das cuenta de cuanto te he echado de menos?

Un hola sale de mí y sonríes. Pienso que tu también me has extrañado y me obligo a dejar la mente en blanco. Recorres mi cuerpo y te dejo hacer mientras veo tus grandes ojos que me miran. Son caramelo con tonalidades verdes y el centro de color canela. Me dan ganas de quererte.  Cada vez que esto ocurre no puedo dejar de besarte; siento que te asfixio. Tú sigues mirándome y a veces desvías la mirada. Eres dulce, muy dulce. Me tomas entre tus brazos y haces que me mueva, me tientas. Sabes que te deseo. Disfruto cada instante que sigue. Te concentras en mí y haces que pierda la razón; dices que me abandone y lo hago. Cierro los ojos y navego. Nadie, excepto yo, conoce mi cuerpo tanto como tú. Al final exploto en mil colores y te abrazas a mí.

Nunca sé que decirte en ese momento. Me estoy salvando. Me estoy salvando y no lo sabes. Creo que lo intuyes por como me miras, por como me acaricias... Luego sacas cualquier tema y conversamos. Me recuerdas quien fui, y quien soy. Siento mi pasión salir por tu boca, regresando a mí. Vuelvo a tener sueños. Volver a creer, a querer creer. Ser niña otra vez con todas las ideas dando vueltas a mi alrededor. Sentirme envuelta en ellas. Te miro y estas ahí, con tu cara de pensar. Sé que dentro de un minuto sabré lo que te ronda por la cabeza. A veces no pareces real, lo eres pero no lo pareces. Eres diferente. Veo tanta claridad en ti, tanta luz...

Así pasamos los días, cogidos de la mano a veces, tomando café en la cocina o en tu cama divagando. Tengo la certeza de que contigo pueden convivir todas mis partes, da igual que dualidades tenga, tú puedes hacerlas coincidir. Lo cierto es que ya no dudo de mí. Dudo de ti. ¿Tienes ganas de salir corriendo? ¿Sigues queriendo huir?

Me dan ganas de quererte. Me dan ganas de quererte, y lo hago.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta