cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Sniper A-B-C
Históricos |
08.02.08
  • 3
  • 2
  • 1506
Sinopsis



Sniper

A



Nunca pensé que esta forma de vida pudiera existir, que todos mis pensamientos estuvieran orientados hacia una sola idea. En realidad suele ocurrir casi siempre. Aprendemos un determinado patrón de nuestra familia y nuestra sociedad. Difícilmente cambiará nuestro pensamiento y nuestra condición social a menos que nos esforcemos mucho. Nos educan con un determinado rol y casi nunca lo violamos. Procuramos ser lo que esperan de nosotros y consideramos que es un deber moral. Si diferimos, siempre vivimos con un conflicto, con un sentimiento de culpa. Rara vez he valorado el mérito de conseguir algo de aquellos que se encuentran rodeados de personas que lo consiguen. Todo esfuerzo merece ser respetado pero muchas veces lo relaciono con la falta de personalidad y la obediencia. Tiene mérito quien lucha por algo distinto a lo que le han educado, a lo que le rodea. Pero hay pocos así y la mitad de las veces lo hacen por la búsqueda de la excentricidad o del martirio. Aunque por supuesto hay excepciones. Mi caso es la no excepción. Yo sería un chico que se deja llevar por las circunstancias y que toma, en cierto sentido, la lógica fácil para cada situación. Antes de que empezara lo que ahora contaré, era de lo más normal. Estaba estudiando mi carrera y me disponía a trabajar. No era ni bueno ni malo, uno más. Tenía mis aficiones, yo diría que muchas(mi familia que demasiadas) que me hacían soñar y huir de un mundo un tanto aburrido. No tenía realmente claro lo que quería hacer y por lo tanto, no ponía demasiado empeño(lo cierto es que nunca puse empeño en nada). Ni siquiera me esforzaba en seducir a las chicas. Muchas veces, no me importaba ofenderlas soltando lo primero que se me pasara por la cabeza. Me costaba demasiado esfuerzo adoptar el rol de chico encantador, que las hace reir. Cuando era más joven, las veía como criaturas misteriosas que me llenaban de inquietud. Fue una mera cuestión de ignorancia. Incluso si nunca sabré lo que piensan o lo que sienten en cada momento, si que fui viendo claro lo que necesitan. Y eso me llenaba de tristeza y desilusión. Aunque ciertamente, tanto yo, como muchos otros tampoco escogíamos a la más apropiada, pues nos sentíamos atraídos por una cara bonita y una excelente figura. Claro que confundíamos menos el amor, con el deseo, aunque también me ocurrió alguna vez y fueron meses muy largos.
Ahora, que había comenzado todo el lío de la guerra, todos esos pensamientos servían como entretenimiento, casi como una fantasía lejana de algo imposible. Pensaba en todos esos problemas cotidianos mientras esperaba, normalmente durante muchas horas en el mismo sitio. Ahora todo eso resultaba trivial, aunque curiosamente luchaba por ese pasado que quería que fuera futuro. Pero en mi caso, como el de muchos, esto se había convertido en una forma de vida. Realmente no concebíamos algo distinto. Nos habíamos criado entre bombas, refugiado en alcantarillas. Habíamos visto a nuestras familias fusiladas o deportadas a un sitio desconocido. Presenciamos las torturas, los asesinatos y los gritos de horror cada noche que se llevaban a alguna familia. Parecía que el mundo ya fuera así siempre, por lo que no llorábamos. Casi nos alimentaba más la sed de sangre. Siempre había pequeñas aberraciones. Un joven, que corriendo entre las bombas, divisó unos gatitos. Los cogió y acarició, indiferente a las personas que gritaban heridas, indiferente a los soldados que se le acercaban. La sangre de su cabeza regó a los felinos. Ahora yo sonreía con cinismo, mi
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 23
  • 4.28
  • 591

deporte,música,literatura,viajes

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.06.20
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta