cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Snuff Movie
Terror |
06.11.06
  • 4
  • 12
  • 7206
Sinopsis

Este relato puede herir la sensibilidad de muchas personas y se recomienda parar cuando lo desee.


Snuff Movie



      Era una de la muchas chicas que él había matado. La estaba atando sin piedad con las manos detrás de la silla. Ella le suplicaba entre lágrimas que no lo hiciese. Cuantas veces había escuchado esos lamentos...

      Vestido de negro con guantes y pasamontañas, terminó de atarla y le dijo al oído:
      -Te voy a matar.
      Ajustó la cámara para enfocar bien la imagen y le pidió a ella que mirase al objetivo. Puso el zoom correcto, se apartó con parsimonia de la cámara y entró en escena. Levantó una mano, su sombra se proyectó en la pared y entre gritos de “¡No!” y “Por favor...” comenzó a golpearla. Guantazos, puñetazos... Con cada uno, ella soltaba otro grito y volvía a sollozar. Apenas hablaba de tan hinchado que tenía los pómulos. Su imagen reflejaba terror y su ojo derecho ya lo tenía cerrado de varios golpes anteriores. Un hilo de sangre salía de su sien. Con dos tirones, él la dejó en ropa interior y desapareció de escena. Apareció a los pocos segundos con un carro semejante a los de las peluquerías con varias herramientas. Cogió un pequeño bisturí y la rajó de parte a parte en su pecho. Dibujó una cruz. La muchacha chilló de dolor y miedo y éste la volvió a golpear. Como no se callaba le puso cinta aislante en la boca. Jugó un poco más con el bisturí, haciéndole pequeños cortes aquí y allá.

      Tiró el bisturí y agarró un martillo de considerables dimensiones. La miró, lo asió como una bate de béisbol y la golpeó con todas sus fuerzas en el estómago. La silla retrocedió varios centímetros y acto seguido escupió sangre a raudales. Volvió a levantar el martillo y lo descargó sobre su pierna derecha. Le partió el peroné. Él rió satisfecho y soltó el martillo.

      Volvió a salir de escena y entró en ella con una silla. Se sentó a leer esperando a que ella se recuperase un poco. Ahora empezaba lo bueno... A los 40 minutos se levantó, tiró de una patada la silla y levantó un cuchillo pequeño pero muy afilado. Centelleó a la luz de la cámara y la amenazó con él. La joven estaba en muy mal estado y su ojos eran dos puntos pequeñísimos del dolor y el pánico. Acercó el cuchillo y su oreja por la base y de un tirón se la cortó. Un chorro pequeño de sangre brotó y manchó el suelo por un lado. Él se agachó, cogió la oreja y le quitó la cinta adhesiva a la mujer.
      -Cómetela.
      Ella chilló de asco al ver su propia oreja cortada y apartó la cara.
      -O te la comes o te vacío un ojo con el cuchillo.
      La chica no pudo hacer otra cosa que cerrar los ojos, abrir la boca y empezar a masticar con la boca abierta su propia oreja. A los pocos segundos no pudo más, la escupió y vomitó sangre. Él, fiel a su promesa, acercó la punta del cuchillo lentamente a su ojo y lo hundió sin piedad en él. Un líquido amarillento corrió por la cara y gote&oacute
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Te doy tres estrellas porque como dice en el cuadro de valoraciones "me gusto". Fabular sobre temas tan brutales y tristes me resulta un poco macabro. Pero como contrapartida creo que eres un escritor estupendo y lo demuestras en este relato. Gracias por tu valoración y consejos.
    Ja, ja, ja, ja... muy bueno. En especial la parte donde le hace comer su oreja. Me divirtió.
    muy bien la descripcion,pero esos temas no me van mucho
    deckar: ¡¡No dormííí...!!
    Lo siento, no he podido acabarlo. Las cuatro estrellas son porque está bien relatado, hasta donde he leido, y porque has avisado al comienzo del relato de lo que se podía encontrar. Ahora surge la duda si los relatos deberían autocalificarse todos al comienzo con recomendaciones por edades según temás de sexo, violencia y lenguaje soez, eso evitaría los comentarios indevidos de los que no sabían lo que se encontrarían al leerlo. Te felicito por tu advertencia.
    Es antes, cuando el martillo!!!!!!!
    Creo que angelical se refiere a la escena del martillo, cuando la golpea en el estómago dices que ella escupió sangre a raudales teniendo la cinta en la boca. Un errorcillo superable. Aunque es bastante cruel y desalmado el relato así tenía que ser. Muy bien colocado en Terror. Me dolió hasta el estómago de tanta atrocidad. Me gustaria una conclusión del mismo. Ese maníaco no puede quedarse tan tranquilo. El mundo no puede quedarse tan tranquilo. Saludos temblorosos.
    "Él se agachó, cogió la oreja y le quitó la cinta adhesiva a la mujer." SI dije que le quitó la mordaza.
    Me atreví. lo primero, decirte que la chica vomita sangre sin que hayas contado que le quitara la mordaza, o sea físicamente imposible, se hubiera ahogado en su propio vómito y le hubiera estropeado el "show".Me he centrado en lo estrictamente literario para no pensar demasiado sobre lo que estaba leyendo y como lectora crítica que soy te digo que, aparte del "temita" que fuiste a escoger(espero que sea para demostrarte a tí mismo que puedes escribir sobre lo que te propongas) hubieras rizado el rizo si al final hubieras metido una tercera sensación : la de alguien que sentado en su sofá estuviera viendo las imágenes. Un beso, campeón.
    Menos mal que te has atrevido y has echado más "sustáncia" al asunto que el blandengue que hizo Hostel. ^_______^ Salut. (Salut, ^_______^).
  • Una carta de despedida, tras una pseudorelación traumática de seis meses donde reinó más la pasión y la química que el amor y donde todo pudo ser perfecto, para acabar siendo la peor de las relaciones posibles.

    No es el petróleo, ni la tecnología, ni la globalización la que destruye el mundo. Son unos fieros dragones que desde hace 15 años dominan la Tierra.

  • 30
  • 3.56
  • -

sobretodo leer, leer mucho. Internet, salir con los amigos y escribir

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta