cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
píldoras poéticas: solsticios de verano.
Poesía |
18.06.21
  • 4
  • 0
  • 498
Sinopsis

Pequeñas dosis de poesía para grandes dosis de belleza.

busqué refugio en la voz
que siempre me dio cobijo
cuando llovía dentro y fuera
del techo de mi habitación,
antes de quitar el papel de pared
y las fotografías de un icono
que volvió loca a una generación
para ocultar la locura de sus noches;
hoy perdí un ídolo,
aunque no quería reconocerlo antes,
la música no suena igual
y las canciones ya no sueñan como lo hacían
y es como perder una parte de mí 
que siempre creí intacta:
la niña que necesitaba a alguien
que hablase su idioma,
que ya creció y se hizo bilingüe
porque quedarse en los sitios
que están quemados
de tantos recuerdos es dañarse
más que quemarse con ellos.

hoy vi llorar de frustración a una vida
que creí resuelta
y que sólo está difusa y solitaria
y nadie escucha;
me gusta absorber los pensamientos
de los demás porque creo
que consigo hacerlos míos
y perder a su dueño de vista,
aunque tenga los ojos hinchados
y haya llorado tanto que solo
exista agua en mis pupilas
y hayan perdido color.
no sé si lo conseguí,
pero parece ser que su dolor remite
y ahora mi cuerpo se rompe
sin poder mover las extremidades.

ya no tengo cantante
al que rezar
ni dios al que recriminar los solsticios
de verano tan pésimos
que llenan mi casa de bochorno
y granizo al mismo tiempo,
ya no tengo animal al que abrazar 
si nadie quiere o yo me escondo
y las cosas cambian
cuando temo que los finales no son felices
ni decentes;
supongo que esto es estar sola
ante la posibilidad de que los días
me abrumen
y me nublen la consciencia
y crecer sea igual de asustadizo
que los niños que me rodean.

jugar a ser adulto nunca fue fácil,
no dejamos de ser adolescentes
antisistema y con pánico en los pies
por no saber cómo continuar la historia;
crecer es una mierda que muchos
se guardan y luego tiran
a la ventana de lo que una vez fueron
y yo añoro tanto lo que ya no reconozco
que no quiero ensuciarlo.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 321
  • 4.59
  • 26

Poetisa empedernida en busca de ser todo lo que el mundo siempre quiso tener.

Tienda

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta