cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Sospechas
Drama |
18.08.18
  • 4
  • 6
  • 506
Sinopsis

Trasladarse a una comunidad de vecinos no siempre es bien acogida en un primer momento.

Entro en el edificio cargado con bolsas de compra. El ascensor está averiado, reza un papel pegado con cinta adhesiva. Un fastidio, porque tengo que subir las escaleras hasta la sexta planta donde recientemente me he mudado.

En la primera planta la conversacion de dos vecinas se detiene al verme. Las dos me miran suspicaces, aunque ya estoy acostumbrándome a esos desaires y no le presto atención. Sigo subiendo el otro tramo de escalera y al llegar arriba me paro unos segundos a descansar. Suelto las bolsas en el suelo y una de ellas se tuerce por el peso de uno de los botes, derramando parte de su contenido. Por suerte no se ha roto nada. Un vecino, alertado por el ruido, se asoma en bata. Buenos días, me dice y cierra la puerta. Recojo lo vertido y reemprendo la subida.

En la tercera planta me sorprenden los ladridos de un perro que está siendo sacado a hacer sus necesidades. Una disculpa por la actitud del animal es lo único que sale de boca del dueño. Le respondo que no es nada, aunque me he llevado un susto de muerte, mientras pienso 'espero que recoja los excrementos'. No sé si será el de él, u otro, el que tiene por costumbre dejar la puerta de la calle plagada de los molestos montículos que, a punto he estado de pisarlos al llegar.

Cuarta planta. Bueno, ya solo quedan dos. Las puertas están cerradas, pero justo cuando voy a empezar a subir una de ellas se entreabre, curiosa. Miro hacia ella y, como si de un resorte se tratase, se cierra de forma súbita. Espero unos segundos en los que, de seguro, se me estará observando a través de la mirilla. Observo la ranura de luz que se filtra bajo esa puerta y, efectivamente, se ven dos inequívocas sombras de los pies. Hago un gesto de negación y sigo mi camino.

En la quinta planta todo el mundo está fuera, como alarmado. Ya había escuchado el murmullo casi desde abajo. Pero nadie dice nada. Todos callan. Este misterio hacia mi persona me está empezando a agobiar, aunque no quiero indisponerme con ningún vecino ni que sea tachado de indiscreción, así que continuo mi ascenso.

Al fin, sexta planta. Un par de policías esperan fuera, en el rellano. Al lado de mi piso la puerta está abierta, con una cinta amarilla cruzando de lado a lado. Llego a atisbar en su interior a la científica tomando fotos y muestras de huellas. Un policía de paisano, posiblemente detective, sale y me pregunta si soy el inquilino del piso adyacente. Le respondo que sí, que vengo de comprar como se puede ver.

Lo siento señor, pero tenemos que hacerle algunas preguntas. La joven que vivía aquí ha sido asesinada.

Entonces, velozmente, circulan por mi cabeza los recientes intercambios de fluidos corporales con la joven y guapa vecina, el compartir su cama, el beber vino de sus copas, tocar sus discos y un largo etcétera que me ponen, sin haber hecho nada, en muy graves apuros. Ahora puedo entender todo lo acontecido en mi subida y estoy seguro de que nadie moverá un dedo por ayudarme. 

 

 

 

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Escribir en esta página supone tan solo ejercitar mi hábito, ya que mi mayor logro es haber publicado una novela corta, de género negro, en amazon kindle (su título "Putredinem malum in sporta"). No me importa, pues, para nada estar entre los primeros en el ranking, ya que tengo constancia del seguimiento incondicional de mis trabajos por parte de muchos de vosotros. Gracias a todos por leerme y comentarme.

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta