cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

5 min
SOY MUJER
Drama |
14.10.09
  • 4
  • 9
  • 2583
Sinopsis

Esta semana próxima se celebrará el día mundial del cancer de mama... yo como mujer, no he querido desaprovechar esta única oportunidad de poder concienciar a las mujeres y porqué no a los hombres (tambien existen casos de ellos) a un control de su propio cuerpo... este es mi granito de arena. Ojalá algún día sólo podamos escribir cosas como estas, porque sólo existan en los recuerdos.

Querida Amiga: En realidad todavía no sé cómo definirte, si amiga porque esta es una palabra bella con un significado especial, y tú eres… como te diría, esa amiga a la que quisieras ver cada día. La que te acompaña en momentos alegres y tristes, en la que no estás a mi lado, pero te siento cerca, muy dentro de mí.
Durante mucho tiempo he escrito a todos y cada uno de vosotros, a nuestros pecados, a las mentiras, al amor, a los celos, los sueños, al humor… a la mujer, al hombre, a las distintas etapas de la vida, infancia, adolescencia, madurez y ocaso.
Pero esta vez, quiero escribirte una carta a ti, solo a ti…”a la vida” la más bella palabra del diccionario. Quiero pedirte, más bien la palabra exacta sería rogarte… porque no me hallo en el derecho de exigirte un poco más de tiempo, solo vivimos una vez, y no puedes hacerme esto… no, así no quiero irme… tengo que despedirme, y no creas que te lo voy hacer fácil.
Esta vez he caído más y más lentamente, hasta ahora he podido siempre levantarme… pero lo estoy intentando… cada día que vivo, lo hago por vosotros, mi familia, mis amigos pero también soy sincera y doy cada día todo por mí, quiero todavía que se cumplan todos mis sueños.
Para probar el sabor dulce, antes tuve que probar el sabor del dolor, tuve que enfrentarme a ti, para luchar en mi beneficio, no nos engañemos, mis proyectos están todavía en el aire, aun no los conseguí, y lucharé contra ti por vivir… ¡vivir!
Podría escribir esta noche la carta más triste de mi vida, sin embargo no será así, porque aunque tenga que hacer mi viaje más largo sin equipaje, me llevaré todo de ellos.
Me llevo todo el amor que me ha dado mi esposo, me llevo las risas de mis hijos, el cariño de mi familia, y el apoyo incondicional de mis amigos… ¿qué más puedo pedir? Sería egoísta por mi parte pedir más… y más ¡Pero lo estoy pidiendo a gritos!
Anoche fui feliz, hacía tiempo que no me había sentido así. Hemos pasado unos días muy duros, hemos sobrevolado entre el bien y el mal, entre la luz y la oscuridad, pero ahora me encuentro en una fase de esperanza… de que todo vaya a ir bien.
El, mi esposo, me hizo sentir la mujer más deseada del mundo… aunque eso me costase que ambos derramásemos lágrimas a raudales.
Temblé como la primera vez, pero no era ante el temor de algo desconocido, no era de amor, ni de pasión, ambos temblamos arañando los instantes que deseamos estar todavía juntos.
Sus manos se deslizaron sobre mi camisón de raso color chocolate, y subieron por mis caderas llevándose entre sus dedos, la fina tela que envolvía mi cuerpo.
Me miré al espejo y me vi, mis labios querían pronunciar palabras, pero eran ahogadas por besos…
-Apaga la luz por favor, apágala…susurré con un hilo de voz.
-No seas tonta, mira…
Deslizó los finos tirantes del camisón sobre mis hombros, y en unos segundos me vi frente al espejo desnuda. Mi rostro cambió entonces y solo pude murmurar…
-¡No, no quiero verme así! Oculté mi rostro entre mis manos y lloré amargamente.
-¡Quiero recuperar mi pecho, no quiero sentirme así! Susurré con un hilo de voz, apenas perceptible.
Su mano acariciaba suavemente mi espalda y llegó al lugar que había ocupado uno de mis senos, dónde el filo de un bisturí había dejado un cruel recuerdo.
Le aparté bruscamente la mano, pero él tomó la mía, y me la puso sobre esta maldita cicatriz, diciendo:
-No hables, sólo escucha y dime lo que sientes …
Mi rostro palideció y con voz quebrada murmuré.
-¡Los latidos de mi corazón!
-Agradece los instantes que te están regalando, agradece que no seas un recuerdo, suspiras, besas, amas… ¡Todavía eres una mujer!
Y en un delicado gesto me alzó el rostro, y pude ver sus ojos abnegados de lágrimas… los dos nos fundimos en un largo abrazo, nos hablamos sin palabras, nos amamos sin decirnos nada…
Me despierto sobresaltada al notar su ausencia en la cama, me he levantado bruscamente y he ido a su encuentro.
Como cada noche, desde hace algunas ya… está en el balcón contemplando las estrellas, yo le observo en silencio, estará recordando cuando me llevaba de la mano por Compostela, como él me contaba por “el campo de las estrellas”…
En el momento que intentaba alejarme de allí sin ser vista, mis labios se abrieron y gimieron de dolor… él volvió la cabeza y me ofreció su mano para que le acompañase.
Yo miré hacia una estrella y la señalé… ¡Mira esa es la más luminosa! Cuando la oscuridad llegue a nosotros, tú mirarás hacia arriba y me verás… siempre iluminaré nuestra casa… ¿Me has oído?
-¡Te he oído! Exclamó abrazándome.
Me besó.
Le besé.
Y seguiamos besándonos cuando despuntaba el alba…
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • A mí estas historias siempre me dejan un poco chof jeje. Te quedó muy bien :)
    Me quedo con la imagen de esa mano sobre la cicatriz sientiendo los latidos del corazón. Ese es el mensaje.Gracias.
    Leo de vez en cuando y entro poco a valorar. No lo podía dejar ahora, es difícil colocarse en la piel de una mujer en este caso tan especiasl. Las ganas de vivir hacen más llevadero el dolor y tener alguien que comprenda de esa forma hace que el esfuerzo valga infinitamente més la pena
    Que mejor que un canto a la vida, en esta estación terminal.
    yo no se que decir me has dejado sin palabras, (por desgracia lo estoy viviendo a traves de una persona muy cercana) un beso
    querida lucia;has relatado un momento de mi vida, con algunas variaciones, pero los sentimientos, los dolores, las expresiones del alma , las llevo todas como si fueran mias. he sentido al leerte como si me hubieras desnudado el alma y he sentido una nueva fuerza para seguir adelante gracias a ti. muchas gracias y un beso
    No hay palabras.
    Mi querida Lucía, este relato, como hombre, me toca valorarlo a mi... quizas esté feo que diga esto aquí en publico... pero que bueno es el anonimato, y que hermosa es mi mujer y sus pechos marcados por las cicatrices de las sombras, y sobre todo que hermosa sus ganas de vivir, no se si esto será leido por alguien en ese trance, sólo deciros a las que tengais ese mal infortunio que se puede salir y porque no decirlo "que hermosas sois"
    Tienes razón, creo este tiempo nos tiene muy sensibles. Te estoy mirando a través de la lluvia.
  • Llegó mi turno... esta semana estaba muy liada pero no he querido que pasara más tiempo... así que Roberto es hora de que pienses en una buena venganza... jejeje. Esto se acaba y me da penaaaa...lo he pasado bien. Gracias a todos por dejarme compartir espacio en estas páginas.

    La historia se reparte en tres capítulos...los niños soldados y el porqué de su crueldad. Siempre detrás de ellos está la mano negra...

    La historia de Samir la voy a repartir en tres entregas...

    Espero que no tengamos que esperar a esto para firmar un contrato indefinido... ojalá se arreglen las cosas pronto...

    No he podido evitar incluir un toque de romanticismo...drama...y alguna sorpresa. Espero que os guste,lo he escrito con mi mejor intención y he disfrutado haciéndolo. Ahora le toca a nuestra compañera Marfull así que ánimo, y a seguir escribiendo que es lo de que se trata.

    De lo bueno a lo malo solo hay un paso...y viceversa...

    A veces se escoge el camino equivocado para llegar a un fin...

    Una ilusión... un hecho... y no solo una vida destruida. Es un relato largo y por eso lo enviaré en tres o cuatro capítulos. Me apetecía volver...

    A escribir se aprende escribiendo, no dejemos nunca de hacerlo.

  • 118
  • 4.55
  • 185

Me gusta escribir para transferir a la realidad cosas positivas. Y en esta balanza de la vida además de obligaciones compartimos aficiones.

Tienda

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.06.20
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta