cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

5 min
Sueño profundo
Reflexiones |
13.07.14
  • 5
  • 6
  • 1649
Sinopsis

Por qué tenemos que esforzarnos en recordar nuestra esencia constantemente en lugar de ser al revés

Por qué tenemos que esforzarnos en recordar nuestra esencia constantemente en lugar  de ser al revés, vivimos distraídos de las cosas realmente importantes de la vida. En lugar de ser a la inversa, que en mi opinión sería más razonable, vivir plenamente la vida y de vez en cuando permitirnos el lujo de poder distraernos con alguna que otra banalidad. Y esto no lo digo porque yo sea un ejemplo , pero me doy cuenta del esfuerzo que conlleva de vez en cuando parar  a analizar nuestro comportamiento frente a la vida, y darnos cuenta de lo absurdo de muchas de las cosas que nos preocupan y ocupan nuestros pensamientos .Cuando pasamos por algún momento de flaqueza emocional de cualquier índole, entonces, sí, entonces no nos queda otro remedio que ser realistas y darle a las cosas la importancia en su justa medida. Una pena todo el tiempo que hemos perdido viviendo totalmente dormidos. Ya no importa tanto si no tengo esto, que me gustaría, si soy más o menos aceptable para la sociedad, qué pensarán los demás de mí…si no me gusta mi trabajo, si yo pudiera tendría esto o aquello...si yo pudiera sería feliz. Cuando dejamos nuestra felicidad en manos de otros o de cosas materiales, mal asunto…todo ese tiempo lo estamos desperdiciando. Y si fuéramos felices solo por el hecho de SER? De ESTAR? Yo alguna vez he hecho la prueba , he vivido los momentos imaginándome que eran los últimos que viviría y han sido realmente felices. Vivir el momento al máximo, no me refiero a hacer locuras sin pensar en las consecuencias, si no vivir a tope cualquier cosa cotidiana como si fuera algo mágico y especial. Algo que no volverá a pasar, al menos no en ese minuto y en ese mismo día y nunca de la misma manera. Yo me veo a mí misma luchando constantemente con situaciones en la vida que ponen a prueba nuestra capacidad de ser libres de pensamiento y de actuaciones y es realmente difícil, estamos rodeados de cánones de todo tipo, la televisión realmente se ha convertido en una parte demasiado importante de nuestra vida.En lugar de ser algo para distraernos brevemente de vez en cuando como algo más, a menudo es el punto de referencia para todo, la belleza, el consumismo, incluso las noticias…no es que no me guste estar informada de las cosas que pasan en el mundo, de hecho hay que estarlo para poder vivir con un mínimo de información. Pero me pregunto,¿ para qué quiero saber lo mal que lo están pasando tantas personas en tantas partes del mundo sin poder hacer nada al respecto? ¿ es como un todo sigue en su sitio, todo sigue igual de injusto que siempre? ¿ o es que tenemos la esperanza de que un día nos digan por la tele o el periódico algo así : ya no hay hambre en el mundo porque las personas que podían hacer algo al respecto han decidido hacerlo por fin? ¿o no hay guerras porque los responsables de tales desastres han decidido dejar de lado sus propios intereses para pensar finalmente en llegar a un acuerdo renunciando a algo por una vez en su vida? Entiendo que es difícil poder ser feliz ignorando tantas cosas sin sentido, pero creo que es una cuestión de supervivencia, refugiarnos en nuestra propia burbuja de felicidad todo el tiempo que nos sea posible y no dejarnos manejar como marionetas en un mundo hecho a medida de unos cuantos, que seguro no se preocupan por nada.Tampoco es fácil lidiar con personas a nuestro alrededor, que inevitablemente con sus preocupaciones, su vida y su manera de enfocar las cosas nos sumergen de nuevo en todo ese océano de trivialidades que a menudo nos emborrachan para dejarnos dormidos nuevamente en la inconsciencia de la vida.Resulta sorprendente lo fácil que resulta embarcarse de nuevo en la vorágine de pensamientos ordinarios y lo sumamente complicado que es conservar la calma y el sentido común en nuestra propia vida. Pero aunque sea solo por unas horas, unos minutos, o unos días podremos experimentar lo realmente importante  que tenemos, en esta a veces confusa existencia y vislumbrar aunque sea como un atisbo de luz lo felices que podríamos llegar a ser si nos lo propusiéramos de verdad, y dejáramos de lado el victimismo y las presiones externas.Solo por ese momento habremos comprendido que el tiempo empleado ha valido realmente la pena.Y quien sabe si un día con nuestra ilusión y  constancia, nos acostumbramos a vivir felices mucho más tiempo conscientes de la importancia de disfrutar el presente, teniendo los valores de la vida por bandera de nuestra realidad eternamente…

Vivir arrastrados por la corriente es fácil, ¿por qué no intentar justo lo contrario dentro de nuestras posibilidades?

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Entiendo lo que dices, a mi también me ha pasado en alguna ocasión, cuando estás muy agobiado por los problemas y te planteas sentirte bien por que si y a pesar de todo. Sin embargo no es algo fácil de conseguir y depende también del momento en que nos pillen los problemas. En todo caso es algo que todos deberíamos poner en práctica alguna vez.
    Totalmente de acuerdo Nora, es la mejor manera de vivir, sin anclarse al pasado ni estar asustado por lo que pueda pasar en un futuro, vivir y disfrutar del presente sin lastres antiguos ni miedos futuros, un saludo.
    el resumen de tu reflexion lo dice todo me ha encantado
    Gracias Cris, entiendo lo que quieres decir, de hecho ese es el mayor problema que resulta prácticamente imposible conseguirlo pero no tiene porque serlo del todo.Conozco personas que han conseguido ampliar el tiempo de vivir de una manera un poco diferente,sin tantos agobios,sobretodo los que realmente se pueden evitar,los que están en nuestra capacidad mental de hacerlo.No sé..a mí me gustaría conseguirlo..Saludos.
    Gracias Bluess ,me refería exactamente a eso a vivir el aquí y el ahora.No es que yo sea diferente al resto todo me cuesta tanto o más que a cualquiera,pero ¿no sería increíble poder lograrlo?De todas formas temía que se me malinterpretara y puede que ocurra, no quiero parecer frívola respecto al sufrimiento humano, todo lo contrario, de ahí la búsqueda de una nueva forma de intentar ser más feliz..
    Es un texto profundo e interesante, de loq ue hablas es parecido a lo que hablan los orientales, vivr el presente, no como huida como bien dices, y que está tanto de moda, el famoso carpe diem de los ninis,jeje, sino viviendo plenamente el presente, el aquí y ahora. Saludos Nora
  • Si tuviera alas volaría, volaría tan lejos que me perdería, me perdería y no podría volver nunca más.

    La tristeza que me invade es tan grande que me asusta.

    No vuelvas porque me desordenas la vida, y es curioso porque eres con diferencia, la persona más ordenada que conozco.

    Abrázame fuerte, déjame llorar sin consuelo en tus brazos, no ser nadie por un rato, que el tiempo se pare y sienta la quietud de mi alma.

    Siento muchísimo haberte hecho daño, siento las lágrimas, los temblores, el desasosiego que te causé. Las ilusiones rotas, los esfuerzos en vano, las dudas, las noches sin dormir, los cigarrillos de más, las charlas infructuosas, mi mirada perdida, mis pocas ganas de seguir, mi melancolía, mi tristeza, los dolores de cabeza.

    El sueño, parece no querer abandonarme, ha vuelto el letargo a apoderarse de mí. Es la sensación de estar en un receso momentáneo de los días, de las horas, de la vida…

    Por fin ha llegado el día, por fin me encuentro conmigo misma y con mis palabras de nuevo...

    He pensado tantas veces en que sería de mi presente si hubiera elegido otros caminos que la sola idea de volver a intentar valorarlo me aburre.

    Los pájaros que cada día visitaban mi soleada terraza aún no habían venido, todos los días hacía lo mismo, sacaba al perro a la misma hora y la misma pregunta a horas distintas.

    Cada día huele más a verano y todavía es invierno, un invierno que se ríe del frio. Un invierno que no quiere serlo, un invierno que quiere ser primavera, como cuando una mujer siendo morena decide que es rubia.

  • 30
  • 4.58
  • 104

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta