cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Sueños de Niñez
Reales |
10.09.20
  • 5
  • 1
  • 79
Sinopsis

Un partido decisivo.

Acomodados los polerones en la calle simulando los límites del arco, se dispusieron a comenzar el encuentro. Uno de los equipos dominaba claramente el partido, pero cada vez que lograban llegar al arco con peligro, un auto interrumpía las acciones en la cancha improvisada, obligando a los jugadores a detener el encuentro.

Luego de 20 minutos de juego y el marcador en cero, un gol dudoso debido a la incerteza de la ubicación del travesaño imaginario, se decidió culminar con un penal. El goleador y mejor jugador del partido tomó el esférico para cobrar la pena máxima, sin antes discutir con el dueño del balón que también quería ser el héroe del partido. Ante él, un muchacho que se perfilaba a ser el futuro arquero de un equipo grande, jugando ya a su corta edad todos los domingos como titular en la primera categoría de los adultos.

El jugador cuenta los 10 pasos para colocar el balón en su posición, dando los últimos pasos más cortos para poder achicar la distancia con el arco. Por otro lado, el arquero no se queda atrás, y mientras nadie le ponía atención corrió con su pie el polerón derecho estrechando la distancia entre los postes imaginarios.

El jugador de campo, toma carrera y se queda unos segundos frente al punto penal como pensando en qué dirección pateará la pelota. El tiempo se detuvo y el silencio se apoderó del falso estadio dejando escuchar el latido de ambos contrincantes. Pasó a segundo plano la señora gritándole a su hijo pequeño al otro lado de la vereda, los distintos focos de música, especialmente reggaetón, de las casas de los alrededores, los ronquidos de los hombres que se habían pasado la noche bebiendo alcohol y la pelea entre los narcotraficantes más poderosos del barrio.

Dió unos cortos y rápidos pasos para acercase al balón y patea con su borde interno con zapatos que permitían ver sus calcetines por el desgaste, rompiendo el silencio con un estruendo que dejó a todos los jugadores que esperaban algún rebote, inmóviles.

Gran atajada, el balón en la manos del arquero y una bala perdida que nos privará del próximo Balón de Oro.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 12
  • 4.56
  • 93

Aprendiendo...

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta