cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Suicidio
Reflexiones |
10.07.21
  • 4
  • 11
  • 1087
Sinopsis

Ellie ordenaba su ropa, sus zapatos y sus libros, las cartas en un cajón del armario con llave, y la cama hecha como si tuviera la intención de volver para descansar..

Esa noche mientras tomó una ducha, se dio el tiempo de tallar su piel como si estuviera adherida a ella una suciedad pegajosa, lavo sus cabellos como si de un ritual se tratará, y dejó caer sus lágrimas con el agua.. Sentía que el dolor de su pecho le quebrantaba las costillas y le sofocaba la respiración, allí hechada en el piso de un baño compartido y sucio, se dejó abrazar por la oscuridad de los sucesos que habían cambiado su vida para siempre.

Minutos antes se la escuchó cantando aquella canción que solía ser de los dos, y que ahora le producía una nausea en el estómago que se acompañaba de recuerdos.. Masoquista quizá, pero necesitaba cargarse como una mochila de piedras para hundirse lo más rápido y profundo.

Se vistió como si fuera a encontrarse con algún amante, resaltando su belleza, perfumada para el destino, que no perdiera rastro, cualquiera que fuese, o quien fuese.. la aplastara desde el cielo, desde algun alto edificio, pero que acabara con ella.

Caminó al encuentro desde la Canadá por Aviacion hasta la Av. Javier Prado.

Avenida que tantas veces fue testigo de sus tránsitos y encuentros, de besos, de abrazos, de sueños.. de idas y venidas que alimentaban sus esperanzas y deseos en medio del tráfico, del calor del verano o del frío en invierno..

Recuerdos de juventud y decisiones que se tomaron ligeras y como niños un juego..

Un par de días antes, Ellie había decidido dejarlo. Una mañana se levantó como siempre al trabajo, hizo una llamada para planificar entre lágrimas y muchas dudas no volver a verlo jamás. Las peleas se habían vuelto recurrentes y violentas, y la noche anterior había sido como un ultimátum, no saldría con vida si decidia quedarse en el nombre del Amor.

¿Qué amor? ¿El que le había querido matar con sus manos al cuello? .. eso no era Amor, y aunque no podía entender, si sentía el peligro en cada dirección en donde posara sus ojos..

El dolor, el miedo, y la violencia se habían mezclado con el antiguo amor que se profesaron y tomo la forma de un pequeño grano en el útero de Ellie...

Un dia después de haber escapado, y hallarse a salvo en el mismo baño que la vio derrumbarse por última vez, aquella prueba dio positiva.

No imaginó que sería de esa forma y en esas circunstancias. Soñaba con hijos, con amor y la alegría de sentirse afortunada, pero esta vez, su primera vez.. estaba muerta.. no sentía miedo, no sentía alegría, no sintió nada.

No hubo lágrimas de felicidad o tristeza, no hubo celebraciones, no había a quien abrazar o con quien llorar. El mismo piso sucio del baño de una residencial.

Lo llamó, "estoy embarazada" .. parecía feliz, incrédulo, feliz. Ella no sentía nada. Todo desapareció.

Llegando a Javier Prado se detuvo en el distribuidor, miró hacia abajo.. pasaban los carros a toda velocidad.. hacia frío y las luces eran intensas, todo se empezaba a poner borroso y empezaron a crecer todos los puntos luminescentes como manchas gigantes a causa de las lágrimas..

Su rostro pálido y nariz roja, sus manitos pequeñas y delgadas sujetaban el barandal, la gente pasaba y nadie reparó en ella.. ya es costumbre ver tanto loco de aquí para allá en estos días..

Pensó en él y en todas las mentiras, en sus ojos inyectados de sangre por la ira empujandola, ahorcandola y lanzandola al suelo, pensó en el amor negado y roto, en los desprecios, los gritos, la desvalorización, pensó en la vida que crecía en su vientre.. en la muerte, en no volver a sufrir nunca más, no tener que pensar..

Estaba sola, tan sola como siempre, como nunca.. sola

Tomó aire, cerró los ojos.. y cayó

Un golpe sórdido, seco, veloz.

Nadie se detuvo, no hubo asombro, no hubo gritos, un par de claxon, una llamada a urgencias.

Silencio.

El mundo sigue. 

Ellie fue otra víctima de la ignorancia y la depresión. Del descuido y la falta de compresión. De un monstruo en el hombre que amó y de sus propios pensamientos, de esos que no se callan y te susurran al oido lo miserable que es seguir respirando.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • buena escritura, continua
    Me ha encantado! Buena narración !! El mensaje muy triste pero de alguna manera necesario para que la sociedad despierte y vea que hay gente (en este caso una mujer) que sufre mucho y a veces eso conlleva a tomar una decision de suicidio...
    Muy triste, pero llegado al punto de no querer sufrir mas,. No hay nadie que nos pueda hacer felices o infelices, son vínculos que vamos construyendo, Muy buen relato.Saludos
    Es una terrible lacra. Hay que gritar, manifestar el dolor y sus consecuencias, las secuelas irreparables para las víctimas. Cuánto queda desde la cuna, en escuelas, en la sociedad, en el entorno. Un relato hermoso en sentimientos, terrible en contenido y una verdad como un templo. Daniela, nunca dejes de escribir.Un saludo comprensivo que se sensibiliza con el dolor y la vulnerabilidad.
    Un relato muy bien narrado, en el que se pone de manifiesto lo que siente una persona presa de la depresión, a causa del maltrato. Yo he conocido a alguna mujer que se había echo iilusiones con un tipo, salió mal, y ella como ya no estabaa psíquicamente bien, acabó suicidándose.
    Gracias por sus comentarios y comprensión, aun siendo sólo un relato.. con la carga de la realidad de muchos y con un poco de experiencia propia (como muchos escribimos de lo que conocemos, sentimos o vivimos).. No se olviden de compartirla a quienes lo necesiten, afortunadamente estoy viva para contarlo y feliz de que mis letras toquen mentes y corazones. Cuiden a los suyos! ♡
    Realmente triste, pero verídico. Trabajo en un tribunal penal, y veo, a diario, la locura que es la violencia de género. Lamentablemente, las víctimas quedan encerrados en un círculo del cual no pueden salir, obviamente, la visibilizacion de la violencia es necesaria. Muchas personas se suicidan, y muchas otras son asesinadas. Un relato que ayuda a ver una dura realidad.
    lo mas triste es que el suicida no quiere morir..... solo quiere dejar de sufrir....
    Un triste y desolador relato que refleja ese profundo dolor que el desamor origina en ocasiones. Las estadísticas dicen que es precisamente el desamor la mayor causa de suicidios en el mundo. Qué triste.
    realidad, somos nosotros mismos quienes tenemos que encontrar la fuerza el valor y la inteligencia para sobreponernos a esos golpes que recibimos inmerecidamente. Pensemos que todo son experiencias que debemos aprender a digerir. Un abrazo Daniela
  • La belleza de la vida que se ve abrumada..

    A veces creemos que el Dinero es importante, en mi experiencia personal.. acaba por alejarnos de las persona que amamos

    El resumen de una historia demasiado larga que deja entrever sutilmente como resultó para mí encontrar la felicidad y el amor, después de todo. De antemano, gracias por leer.

    Dolores es una extranjera, nueva y sola en un país donde aun carga con su pasado. Una noche decide ser libre.

    Mora y Aleid, sus ardores y sus aromas.

    Fantasías de una joven que usaba el tiempo libre para ver pasar a la misma hora a un joven en bici ignorante de su existencia.

Tienda

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta