cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

7 min
Susana, una ninfomana enamorada CAP2
Amor |
22.05.13
  • 4
  • 0
  • 1931
Sinopsis

    

  CAPITULO 2    

 

  Comió una ensalada de queso fresco y se cambió, se puso un vestido blanco y corto, con botones grandes negros, recordaba a los años 80. Cogió su carpeta de apuntes y la metió en el bolso. Al salir de casa en el portal estaba Carlos, que al verla dijo: _menudo vestidito se nos ha puesto hoy la cosas mas preciosa del portal_ sonriendo, Susana respondió: _ no te cansas ¡eh!_a lo que él dijo: _ como me voy a cansar de esas pecas que parecen estrellas, y de esos ojos como soles_ ¡madre mía! me voy a clase contesto Susana mientras hacia un movimiento de negación con su cabeza.

 

  La academia donde estudiaba el master quedaba a un par de paradas de metro, no tardaba mucho aunque ese día iba un poco tarde. Cuando llego a clase estaban todos sentados, el profesor terminaba de preparar el ordenador y el proyector para dar la clase. Susana se sentaba entre Santiago y laura, los cuales eran parte de su grupo y preparaban trabajos y presentaciones juntos. Santiago era alto y gordo, pelirrojo y dicharachero, ojos marrones, tenia una nariz que sobresalía de su cara, tipo “Adrien Brody”. Siempre llevaba camisetas o sudaderas con lemas graciosos, hoy llevaba una que ponía: “no soy friky, si no paladín de nivel 14”, todo un elemento. Laura su otra compañera era alta, de pelo castaño y rizado, no muy largo,algo rellenita pero muy guapa. Inteligente y tremendamente metódica, daba al grupo la parte de sensatez y inteligencia enciclopédica que necesitaba. _Que tal todo chicos _dijo Susana mientras se sentaba_ bien- contesto Laura_ a lo que Santiago dijo:_ ¿Sabéis por que las mujeres tienen poderes telequineticos?_ Sorpréndenos Santiago con tu gran sabiduría _ dijo Laura._Porque pueden levantarla sin tocártela _ dijo Santiago._Susana sonrío y Laura puso cara de asco, justo en ese momento el profesor comenzó a dar clase, un tremendo silencio se apodero de la estancia. Renouard era el profesor, venía de Francia pero había crecido en España, era rubio, ojos azules, con el pelo engominado para un lado y gafas de pasta, tenia un cuerpo cultivado en el gimnasio, vamos que hacia las delicias de sus alumnas. Tenía unos 37 años más o menos y era un portento de la publicidad. Ese día llevaba unos vaqueros claros con camisa a rayas azules, encima una americana azul marino de botones claros. Tras un par de horas de exposición propuso a los distintos grupos de clase un trabajo sobre la campaña de marketing de un nuevo calzoncillo.   _ Bien chicos, podríamos enfocar nuestra campaña a un segmento de hombres entre los 20 y 30 años de edad con un nivel económico alto, también podríamos utilizar la imagen de un famoso que llevara nuestro producto…_comentaba Laura rápidamente a Santiago y Susana._Lo que también podríamos hacer es meterle un palo por el culo a nuestro profesor, y poner un calzoncillo hondeando en la punta, para terminar un eslogan del tipo “Nuestros calzoncillos le llegaran bien adentro” dijo Santiago ._ Susana soltó una carcajada, mientras laura con cara de pocos amigos reprocho a santiago diciéndole que si se podía tomar un poco enserio las cosas.   Tras esta breve conversación sonó el timbre, Susana propuso que hicieran el trabajo en su casa, a lo que todos estuvieron de acuerdo. En esto Laura pregunto que en que formato había dicho Renouard que había que hacer el trabajo, sus compañeros respondieron con negativas respuestas, Renouard ya se había marchado de clase por lo que Susana se ofreció a ir a su despacho a preguntárselo antes de marcharse a casa.

 

El grupo se despidió y Susana se dirigió al despacho; llamo a la puerta y el profesor dio permiso a la llamada, al verla Renouard dijo: _ hola Susana en que puedo ayudarte, siéntate _ vale._respondió ella mientras cerraba la puerta y se dirigía hacia la silla. El despacho era amplio, tenía moqueta verde oscura y una gran mesa en el centro donde estaba sentado el profesor, de la pared colgaban numerosas láminas con imágenes de campañas publicitarias antiguas. Susana al ver la cara de su profesor recordó la imagen de él de rodillas con un palo por el culo que previamente había comentado Santiago, por lo que esbozo una tímida sonrisa que el profesor ni percató. _Bueno, cuéntame Susana. _simplemente venía a que me dijera en que formato teníamos que hacer el trabajo. _ Lo tenéis que presentar en un powerpoint. _Muchas gracias profesor, sabe que habíamos pensado en usted como imagen de nuestra marca._El profesor sonrío y dijo que el estaba ya muy mayor para ser la imagen de unos calzoncillos._A lo que Susana contesto:_a mi me parece que usted esta muy bien, seguro que su mujer es preciosa._Ajajá sonrió el contestando:_ Ahora mismo estoy sin compromiso, no he tenido mucha suerte con las mujeres, pero bueno no creo que eso le sirva de mucho para su trabajo señorita._Susana haciendo oídos sordos le contesto con una voz suave y picaresca:_ sabe lo que creo yo señor Renouard , que las mujeres no le supieron dar lo que usted necesitaba ¿sabe? _Ah, vaya, vaya, y se supone que usted señorita ¿lo sabe? _No lo se, pero podría intentarlo, ¿Por qué no se levanta y me deja intentarlo?_ veamos dijo Renouard mientras se levanta de su gran silla de cuero negro. Susana se acerco a él y deslizo su dedo índice desde los labios del profesor hasta el primer botón de su pantalón, proseguidamente ella se agacho delicadamente y se puso de rodillas en la moqueta. Con delicadeza desabrocho cada uno de los botones del baquero del profesor y empezó a acariciar el paquete de esté por encima del calzoncillo blanco. Pronto el prominente miembro del profesor quedo al descubierto y Susana comenzó a acariciarlo suavemente con su lengua; Renouard agarro la cabeza de la muchacha por el pelo, pero sin fuerza, dejándola a ella llevar el ritmo, a los pocos minutos Susana se levanto y lo empujo encima de la mesa del despacho, saco un preservativo de su bolso y se lo puso. Ella se quito las bragas y se subió un poco el vestido, a continuación cabalgaba de rodillas encima de Renouard sobre la mesa, él agarraba fuertemente los mofletes de su culo, lo hicieron fuerte e intenso, llegando los dos al orgasmo. Susana se quito de encima y se puso depie, se coloco el pelo un espejo que había colgado, mientras el profesor tiraba el condón usado en la papelera y ataba los botones de su pantalón. Sentado y sin mirarla a la cara él dijo: _ Bueno por el bien de la nota de tus exámenes y de trabajos posteriores la recomiendo que esto no salga de estas cuatro paredes. _Claro profe, puede estar usted tranquilo _ respondió Susana con voz seductora. En ese instante alguien golpeo la puerta del despacho, Renouard mando pasar, era la secretaria del centro, acto seguido él despidió a Susana diciendo:_ seguro que usted hace un gran trabajo señorita, no se preocupe y no se olvide que el formato es powerpoint, ya puede marcharse gracias. Susana se despidió de ambos y se marcho a casa, por el camino recordaba el olor del despacho y las manos de su profesor apretándola fuertemente el culo, esto hizo que un tremendo cosquilleo la volviera a entrar en su parte mas intima…

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 32
  • 4.47
  • 416

" Algunos dicen que debemos eliminar del poema los remordimientos personales, permanecer abstractos, hay cierta razón en esto, pero ¡POR DIOS! ¡Doce poemas perdidos y no tengo copias! ¡Y también te llevaste mis cuadros, los mejores! ¡Es intolerable! ¿Tratas de joderme como a los demás? ¿Por qué no te llevaste mejor mi dinero? Usualmente lo sacan de los dormitorios y de los pantalones borrachos y enfermos en el rincón. La próxima vez llévate mi brazo izquierdo o un billete de 50, pero no mis poemas. No soy Shakespeare pero puede ser que algún día ya no escriba más, abstractos o de los otros. Siempre habrá dinero y putas y borrachos hasta que caiga la última bomba, pero como dijo Dios, cruzándose de piernas: veo que he creado muchos poetas pero no mucha poesía. "

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta