cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Tal vez otro maldito purgatorio
Varios |
19.04.07
  • 4
  • 8
  • 2390
Sinopsis

Alan observó al abismo y pudo sentir como este le devolvía la mirada
- ¡¿Quién eres?! – Gritó al infinito agujero que atravesaba la materia como una flecha de ausencia.
- Quien eres. Quien eres. Quien eres – Repitieron ladridos de eco, arropados de tiniebla.
Él volvió a mirar hacia la inmensidad de la nada, impertérrito El silencio se empecinaba en ser la única respuesta, pero estaba decidido a persistir en su cometido más allá de cualquier contingencia.
Esperó y esperó y una vez sus ojos se adaptaron a la oscuridad, pudo oír a esa voz invisible, esas letras mudas que fluían desde lo más profundo de algún lugar indefinido. Su aroma era plenamente onírico.
- Yo soy tu muerte – replicó entonces el ente, cansado de esa tozudez tan propia de los mortales.
Alan sonrió
- Y que es lo que hay más allá de este pozo de desdicha, de esta masa de ausencia que amenaza con engullirme y que ríe cuando huyo despavorido como una gacela temiendo las fauces de un depredador al que siempre consigue dar esquinazo.
- La nada es el infinito – contestó el invisible interlocutor
- No puede serlo. Yo no soy la nada.
- Entonces dímelo tú ¿Qué soy? ¿Quién eres?
- Una frontera
- ¿Cuál de los dos?
- Ambos. No existe diferencia
Mil carcajadas estallaron en derredor, convirtiendo a Alan en el improvisado protagonista de una comedia, o de una broma de mal gusto.
- Al final está lo que puedo ser ¿No es eso? - Gritó el humano sobreponiendo su voz por encima de las risotadas sin sentido. Estas cesaron al mismo instante en el que palparon su determinación.
- No lo intentes - rogó ahora una sola cadencia que a duras penas conseguía enfrentar la turbación – Podrías sucumbir – concluyó tratando de recuperar su influjo.
- Es cierto pero ¿Conseguiría estar realmente vivo sin haberlo intentado?
No hubo respuesta esta vez. Sólo la duda de adivinar si aquel que calla otorga o en verdad no dice nada.
- Ya no te tengo miedo – proclamó Alan justo en ese instante en que cerraba los ojos para entregarse a la gravedad del precipicio.

Debajo de él estaba el infierno, el cielo u otro maldito purgatorio. El camino era la aventura.
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Me gustó mucho, pero note creas que acabo de entenderlo. ¿Alan es la nada? porque si él es la nada no puede serlo el tunel. Salvo que sean lo mismo. ¿Quien dice:" no lo intentes"? es otro personaje nuevo o es el tiunel. Supongo que Alan es el humano que quiere intentarlo pero no estoy segura. Tampoco se quien es que se calla. No te sientas aludido,siempre me pasa con los relatos muy simbólicos. Gracias por tu valoración.
    Un manatial de preguntas y en el centro estamos nosotros. el relato se sostiene en una perfecta armonia. Un saludo
    Me ha gustado bastante, la verdad. Va bien un poco de filosofía en medio de esa tensión que creas. Me lo imagino dentro de algo más elaborado, como un pasaje dentro de un túnel que lleva a otra realidad, a otra luz, a más matices, a algo más abstracto. El experimento te ha quedado bien pero le falta algo que no sabría definir...¿o simplemente me habré quedado con ganas de algo más? (Es verdad que te has dejado alguna tildes :P)
    está genial, ambientado y de contenido, hay una idea que me encanta, “¿conseguiría estar realmente vivo sin haberlo intentado?”, estoy de acuerdo en que vida y muerte se enfrentan y se confunden para definirse la una a la otra, no habría vida en sí sin muerte ni muerte sin vida, y, “el camino la aventura”, está genial, de verdad
    el secreto de lo que hay más allá de la vida del cuerpo es tan atrayente como insondable
    Volviendo a los superpoderes, si realmente Alan pudiera volar... tal vez no tendría la duda de estar vivo sin haberlo intentado... Gracias ;)
    ¿Conseguiría realmente estar vivo sin haberlo intentado? He soñado un millón de veces que hacía eso mismo, que me lanzaba al vacío sin más. Muy trascendental y metafórico, despertando a tu otro yo, dile que se ha comido algunos acentos ¬¬
    ¿Ensayando nuevas historias infernales?
  • El capitán y único pasajero de una nave, abrumado por una muerte que se aproxima, reflexiona sobre qué es en realidad la vida y cómo sigue su curso imparable.

    Un relato corto de ciencia-ficción en clave de humor.

  • 93
  • 4.35
  • 537

Ingeniero de universos Cetrero de sueños Domador de quimeras

Tienda

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta