cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

7 min
TEMA TABÚ
Reflexiones |
29.03.19
  • 4
  • 10
  • 341
Sinopsis

Una mirada sobre un instinto inconfesable del ser humano.

Recuerdo que hace un tiempo que fui al cine a ver la oscarizada película musical LA, LA, LAND puesto que yo siempre he sido un amante de este género.

Y a pesar de que a mucha gente el film le haya decepcionado ya que el final no acaba demasiado bien porque el guapo y simpático galán no se casaba con la pizpireta protagonista como está mandado; pues ellos sacrifican su amor en aras de seguir su sueño profesional según la idiosincrasia del pueblo norteamericano, en virtud esto viene a significar que en la vida todo tiene un precio, a mi los números musicales de la cinta en cuestión con sus bailes y sus canciones, y sobre todo el gran vitalismo que transmiten al espectador que es en definitiva el verdadero motor que impulsa al ser humano a dar de sí, la historia me encantó grandemente.

Pero a la vez percibí que aquella ducha de optimismo en el ánimo del público que le estimulaba el deseo de luchar por lo que más anhelaba y que estaba relacionado con un renovado deseo de pasarlo bien, de vivir con plenitud, le apartaba ostensiblemente del halo negativo, pesimista y catrastofista en el que éste está inmerso desde hace demasiado tiempo.

No hay ninguna duda que este malestar en la sociedad está auspiciado por los medios de comunicación que se recrean insistentemente en las malas noticias tales como en la agresiva confrontación de los políticos, en los sucesos violentos de todas clases, en las desgracias ajenas, y en los groseros programas mal llamados del "corazón", todo ello para satisfacer una sobrevalorada emotividad popular, una pasionalidad del espectador que deja mucho que desear en perjuicio de la sensatez.

Claro que a esta subliminación de la emotividad a cualquier precio empieza a ser criticada con dureza por algunos neurólogos; por los especialistas de la mente humana, ya que la realidad es que los dos hemisferios del cerebro; el derecho que es el sensitivo, y el izquierdo que es el racional se complementan; deben de ir de la mano. Y para mi esto de subir en un altar a dicha emotividad no deja de parecerme un signo de inmadurez anímica que apunta hacia el final de una era, de un estilo de vida que ha perdurado hasta ahora.

Pues es sabido que la televisión es un medio de hipnósis cuyo enfermizo mensaje tiene un efecto subliminal en el inconsciente del sujeto.

Pero esto es sólo en parte.

No hay que olvidar que los medios de comunicación son en esencia un  negocio que saben que para ganar audiencia tienen que retroalimentar día tras día el bajo instinto; la fiera que todos llevamos dentro del espectador, el cual se considera que es tema tabú porque no queda bien reconocerlo ni en público ni en privado; no es políticamente correcto, pero que sin embargo está ahí y ejerce un poder incuestionable en el espíritu del ser humano. Se trata de un peculiar morbo que a su vez es hijo de un subyacente masoquismo, como ya ha señalado en un libro el famoso psiquiatra andalúz Luis Rojas Marcos.

- ¿Que dice usted?  ¿Que yo soy masoquista? Pues no me había dado cuenta.

-Ya se nota, ya.

Confieso que yo hace ya bastantes años que también había llegado a la misma conclusión que la del psiquiatra andalúz.

Sin embargo a pesar de que hay personas razonables, esta emoción masoquista ha existido siempre y se ha manifestado a lo largo de la Historia enmarcándose en la misma Religión.

Yo recuerdo que cuando era un niño iba con mi familia a un pueblo de la provincia de Barcelona que estaba cerca de la emblemática montaña de Montserrat donde había un teatro en el que se representaba - y aún se sigue haciendo- en Semana Santa LA PASIÓN de Cristo.

De hecho, la Crucifixión tiene un simbolismo de muerte y resurección. Por ejemplo el amigo lector o la amiga lectora una noche tal vez sueñen con una cruz en un monte, que es una forma indirecta, sugerida de decir que están pasando por una penosa circunstancia en su existencia, pero que también pronto pasará y se volverá a ver la luz del sol.

Mas lejos de darle una interpretación psicológica a la Crucifixión, a esta se la ha enfatizado de un modo patológico, nefasto; se la ha literalmente magnificado con toda suerte de los detalles de la tortura que conlleva. Y otro tanto hay que decir dentro de la vertiente religiosa con el libro de LAS LEYENDAS DORADAS. Estas consisten en una serie de relatos acerca de los Apóstoles de jesús que van a distintos países de Oriente haciendo proselitismo de la Nueva Religión, y que acaban siempre maltratados, torturados y decapitados; sobre todo si predicaban la abstención sexual. Pues a nadie le gusta que le prohiban ligar con las mejores mujeres de la ciudad, para purificarse de un absurdo sentimiento de culpa.

En la actualidad el pueril mito religioso que es en realidad una dimensión de la mente humana con todo lo bueno y malo que pueda tener, se ha desinflado como un globo. Y el pomposo sermón que el clérigo impartía los domingos al mediodía casi a la hora del aperitivo en la parroquia del pueblo a sus feligreses ha pasado de moda -al final todo son modas, tendencias pasajeras como la vida misma-; ha enmudecido considerablemente al menos en la región en la que yo vivo.

Pero la fijación en un gran número de sujetos en el sufrimiento, en el dolor tanto físico como psíquico sigue latente. Si antes este victimismo masoquista estaba situado en el marco religioso, ahora se ha trasladado al marco profano. Es decir, en el ámbito doméstico y cotidiano.

Es cierto que no hay rosa sin espinas. Y como decía asimismo el pensador presocrático Heráclito los opuestos se atraen. Por ejemplo si se valora la paz es porque hay la devastadora guerra; si se valora la salud es porque nos amenaza la enfermedad. Pues no hay una cosa sin la otra; su opuesto.

Pero el hecho de reconocer que somos vulnerables; que andamos en la cuerda floja; y de que el dolor existe, no significa que nos instalemos obsesivamente en él.

Esta es una de las razones por la que yo siento un crónico mal sabor de boca respecto a esta tendencia masoquista, que es tabú pero que está más o menos extendida como una plaga en la sociedad, y con diferentes grados y matices. Por eso yo prefiero sin pensarlo dos veces decantarme por el vitalismo creativo de la película musical  LA, LA, LAND, pero que en nuestro caso se encarrila en el trabajo literario.

A mi juicio este es el sano camino a seguir, y que todo el mundo debería de practicar.

¿No opina igual el amigo lector?

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • La verdad tu escrito me pareció muy interesante, tu forma de escribir logra excitar a mi cerebro. Ya extrañaba leerte. un saludo especial para ti.
    Muy interesante tu relato Francesc. En Occidente la gente se queja por todo, hasta de cuando llueve, sin pensar luego en los pantanos que se llenan y lo privilegiados que somos por tener agua potable solo abriendo un grifo. La gente lo tiene todo y está infeliz. Por eso se refugian en programas basura y el materialismo. Pero creo que el mundo está cambiando, Muy lentamente pero por primera vez en mucho tiempo, hay una luz al final del túnel. Saludos
    Muy buen escrito amigo Francesc, vivimos en una era de modelo a seguir, un modelo impuesto, por la sociedad o por complicadas tradiciones, ser uno mismo no esta de moda, es como nadar en contra la corriente. Un abrazo!!!!
    Lecciones sutiles y persuasivas que falta nos hacen. Soy " ñoñostiarra", por la cercanía de mi San Sebastián con Francia. Gracias y felicidades. kf
    Interesante tu punto de vista, yo estoy de acuerdo con Gustavo...que exista un pensamiento filosófico acerca de los opuestos no significa que sea aplicable en la vida práctica. Saludos Francesc y gracias por comentar mis poemas.
    Es interesante el punto de vista de la resurrección. Un paralelismo novedoso. Me gusta las disertación... Sobre mi opinión... Bueno, no hagas que me descubra. Prefiero esconderme detrás del blanco del papel. Un abrazo.
    Excelente para mi tu analizes y si es cierto como dices la vida es una moda hasta la forma de vivir se convierte en una moda pero lom peor es cuando el vicio y el mazoquismo llegan a ser los reyes de la moda entonces todo se vuelve una mentira y como decia alguien dijimos que si a todo lo malo ahora debemos aceptar lo malo como bueno y lo bueno como algo pasado de moda, felicitaciones las refelexiones y analises son para mi una forma de escrutinio de la sociedad.
    Excelente relato! Saludos, Francesc!
    Hola Francesc, sobre la peli te diré que para mí, la gracia de La La Land es justo que no renuncien a sus sueños por la promesa del amor. Sobre los polos opuestos, creo que no es muy práctico en la vida real. Yo que soy muy pragmática, no lo veo viable. Saludos
    Interesante me gustò, mira eso de lo opuesto de atrae es solo para los imanes, en cuanto a las personas es una leyenda urbana que de tanto escucharla algunos se las creen, yo y para mi, estoy totalmente convencido que que las personas que vibran al mismo nivel son las que realmente se atraen y perduran a lo largo del tiempo. abrazo de gol
  • La historia de un supuesto contactado con un habitante de otro planeta.

    Esta historia está inspirada en hechos reales como dicen los títulos de crédito de algunas películas; y está escrita a partir de los fundamentalismos intolerantes de algunos partidos políticos que resucitan hoy en día.

    Un hombre escéptico sobre la relación de pareja entre dos sexos, se ve atrapado en un inusitado sentimiento amoroso con una mujer singular.

    Continuación del anterior relato sobre los sueños, que me lo solicitó un amigo argentino psiquiatra.

    Los sueños son un reflejo de nuestro pálpito vital que tienen su significado.

    Es una apuesta sobre la libertad persoal del ser humano, al margen de cualquier influencia sectaria n la que se puede ver involucrado.

    Una pincelada histórica de la sociedad en la que he vivido.

    Un retrato de un grupo socia determinado en una celebración nupcial.

    Un análisis sobre esta estupenda obra literaria, que ha pasado desapercibida en su segundo centenario de su publicación, menos en las Bibliotecas públicas que es más sustanciosa de lo que cabe imaginar.

    Aunque este relato está en la sección TERROR, se debería de encuadrar en FANTASÍA o MISTERIO. Pues en él no hay ningún párrafo gore, o morboso. Un hombre va de vacaciones a un pueblo de la Costa y tiene una insólita experiencia.

He realizado estudios de psicologgía profunda y metapsíquica:; he publicado relastod en algunas revistas; y hace años que colboro y llevo tertulias literarias.

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta