cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

5 min
Tengo SIDA
Amor |
08.12.18
  • 4
  • 1
  • 86
Sinopsis

Como esta página. Un año fuera y se ha vuelto SIDA. Lee, pero ojo es largo, a ver si tus neuronas son capaces. SIDA SIDA SIDA

Me duele la cabeza. Parece que me va a estallar. El dolor es como si me hubiesen pegado un puñetazo, pero no me han dado ningún golpe: los yonkis de la felicidad sabréis a qué se debe. Por cierto, también me duele la nariz.

Hoy no os aburriré con deliberaciones ‘snobs’, ni con metáforas con las que pretendo distinguirme. Lo voy a intentar, aunque puede que no sea capaz de evitarlo -por cierto, abuso de la ‘q’ y es antiestética, denota simpleza intelectual, algo de lo que un escritor no puede permitirse pecar. Entonces, solo soy un ‘red neck’ español con delirios de grandeza, a los hechos me ciño-.

Lo que más me duele de estar a las 04.00 de la mañana escribiendo es que lo estoy haciendo. Confuso, ¿no?. ¿Quién escribe un viernes a estas horas? Un colgado, como yo, pero tengo mis razones y algunas de ellas me están infringiendo demasiado dolor. Y eso que creía no sentir nada. Uno de mis ‘dones’ era la indiferencia por los sentimientos, ajenos o propios. Todo da igual, todo está podrido, o puede que no… Aunque hoy, seguramente, si me comporto como el hombre que debí ser y no como la escoria que soy mientras estoy pulsando las teclas para dar esta abominable forma a mis pensamientos, puede ocurrir algo extraordinariamente bello y maravillosamente triste. Otra vez la contradicción impera la pantalla.Echo de menos a mi abuelo.

Os explico. Mañana puedo seguir siento un mentiroso, una rata incapaz de enfrentarse a los problemas que ella misma se ha forjado. Una rata protegida por una jaula fabricada con el amor inventado de los amos del barro. Una rata que en cualquier momento puede disfrutar de la libertad, pero que anhela el colmillo del felino destrozando su motor. Poniendo fin a su universo.

Aunque, también puedo ser el lamento de aquel que reconoce sus defectos, su imperfección, sus limitaciones mentales ante el mundo que no entiende, pero que ha comprendido algo. Soy alguien que hoy se ha dado cuenta que ha fallado a la única persona que ha confiado en él: su padre.

Esto puede parecer una justificación, una excusa a las que estoy tan acostumbrado a recurrir, pero no lo es, de verdad, aunque, ¿cúal es el valor de mi palabra? Seguramente sea un número menor que cero.

Pero mi padre es el único que ha estado ahí, todos estos meses en los que mi familia me ha dado la espalda, con la mejor intención, no lo dudo, pero que me han abandonado. Mis abuelos han sucumbido a la furia del titán de la ‘verdad absoluta’, mi prima, mi tia… Echo de menos a todos, pero en esto se están equivocando, no es un problema de ludopatía -todo lo malo que alguien puede ser, yo lo soy, soy un infraser, lo reconozco- es otro el problema, pero no me escuchan y jamás lo harán. Tiempo al tiempo. Pero esto ha roto cualquier motivo de conciliación y lo más importante, he vuelto a fallar a mi padre.

A mi hermano le doy asco, me odia y se siente superior a mi. Me mira por encima del hombro, soy la plaga, la oveja negra de la familia a la que hay que sacrificar, porque aceptarla -en cierto modo, ya que sé que debo mejorar muchos aspectos de mi ‘yo’- es ahora impensable. No deseo ni a mi peor enemigo la sensación de portar ‘la verdad’ y que los demás te traten como enfermo justificador. Mi padre no hizo eso y en el juego no le fallé. He encauzado mi vida, por lo menos en muchísimos aspectos, pero me doy cuenta que sin ayuda jamás seré alguien al que se le pueda señalar usando el adjetivo ‘normal’.

Pero aunque me sienta así, creo que hay algo inusual dentro de mí, algo que ha causado perplejidad y extrañeza en muchos de mis contemporáneos. Soy así de gilipollas, pero sea bueno o malo, en algo me distingo, ¿y vosotros?. Si no tuviese este complejo de inferioridad, cuyas causas creo conocer -pero que no me atrevo ni a escribir en privado y menos si tengo la intención de mostrar este texto- seríais mis esclavos. Mis súbditos….No, creo que podría ser diferente. Espero.

Saltos mentales, es la modalidad que usaré hoy como deporte, que no te sorprenda el cambio de tema o de ideas. Durante mi vida en manos de la que se señala como dueña, maestra y, básicamente diosa creadora de mi existencia y arquitecta de mi porvenir, me enseñaron a tener una concepción de ti un tanto confusa. “Yo nunca me meto con tu padre, pero me debe…”, ya sabes el resto. En parte, y si fuera verdad te comprendo. Hemos sido unos auténticos cabrones contigo, pero no por no quererte, sino por miedo a las represalias del Zeus femenino, aunque ahora, fuera del rango de sus relámpagos, no me da tanto miedo.

Mañana prosigo…

 

No lo olvides, SIDA,SIDA,SIDA,SIDA,

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 80
  • 4.61
  • 180

Una hoja a la que el viento mueve a su antojo.

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
19.09.18
25.05.18
Encuesta
Rellena nuestra encuesta