cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

5 min
Todo el mundo se pregunta...
Reflexiones |
11.08.17
  • 0
  • 0
  • 61
Sinopsis

No necesita sinopsis.

Todo el mundo se pregunta “¿Para qué estoy en este mundo?”. Yo también lo hago, pero no me siento seguro de estar vivo tampoco. Es como si quisiera entender que es la vida antes de vivirla. Soy joven, suelo hacer estupideces y no arrepentirme de ello, pero ser joven no significa eso, ser joven significa “descubrir las fronteras que nos rodean”, “inventar excusas increíbles para realizar algo”, “llorar de alegría y rabiar de tristeza”, eso significa ser joven, según mi criterio…

“¿Para qué estoy en este mundo?” Es lo que todos nos preguntamos, pero porque no nos preguntamos “¿Esta bien lo que hago para vivir?” Si uno se pone a pensar en lo que hace diariamente y si es correcto o no, la vida ya no tendría un sentido, por que solemos hacer las cosas sin pensarlas, y eso es genial… se llama instinto, somos animales con una comunicación, que se dice ser “inteligente”. Claro está sin ocultar ciertas palabras: mierda, carajo, huevon, maricon, gay, puta, etc. El ser humano dice ser inteligente, porque no tiene nada mejor que decir. No podemos decir públicamente que tenemos deseos sexuales con la persona que hablamos, no podemos expresarnos abiertamente. Porque tenemos miedo al qué dirán y eso siempre nos va perseguir. No hay que ser un sabio para entender que nuestra vida se basa en lo que dicen de nosotros. Conforme a eso nos movemos, avanzamos y nunca hacemos lo que realmente queremos sin consultar a alguien con un “¿Qué te parece?”. Siempre necesitaremos una opinión… Sobre lo que hacemos.

Pensar en que tenemos escrito nuestro destino resulta cobarde, porque si te va mal en la vida la gente suele decir “es parte de mi destino” o “es lo que me tocaba en la vida”. Pensar en el “destino hecho” es pensar en dios, yo no creo que exista, pero la gente lo suele mencionar para dar explicación a ciertas cosas, como el destino… Hasta a dios le piden una pista de si están haciendo bien las cosas. Por medio de rezos las personas dicen comunicarse con él. Yo pienso que una conversación se forma cuando dos personas hablan, no solo cuando uno pregunta y no tiene respuestas. Como digo solo hacen preguntas o pedidos, dios es como Papa Noel, porque la gente solo lo busca para pedir, nunca da nada. Piensan que ir a misa es hacer todo lo que como católico o cristiano les enseñaron, con eso basta para que te den lo que pides. Son como niños que hacen la tarea y esperan el regalo de lujo a fin de año… Humanos.
 

Ya que dios no es una opción del “Porque estamos aquí”. Una buena forma de pensar seria, estamos acá porque queremos estar, nos reproducimos para existir. La reproducción humana nace del amor de dos personas y el resultado final son los hijos, los próximos en este mundo, la nueva generación que se preguntara lo mismo que nosotros porque no existe una respuesta sino solo un pensamiento… Al final la única respuesta a la pregunta “¿Para qué estoy en este mundo?” seria… Estas acá para vivir porque tus padres lo quisieron así, porque del fruto de su amor naciste. ¿Y qué es el amor? Eso ya es otro tema… No me puedo poner a pensar en ello, ya que el amor es una palabra con un significado que cada persona le pone. Como “coger”. Para muchos es tener sexo y para otros es agarrar algo.

El amor de nuestros padres podría ser una buena respuesta a la pregunta de este título. Crecí con esa idea, ellos me crearon y sus padres a ellos. Y todos por fruto del bendito amor. Cada uno pensó diferente de su significado, pero todos los casos terminaron igual, con hijos. Deseados y no deseados. Así que somos y seremos de nuestros padres.

La pregunta “¿para qué estoy en este mundo?” empieza a tener más sentido cuando los humanizamos más, porque ponerle un fin religioso, aparte de que no es de mi agrado, es una forma muy fácil de resolver el tema. ¿Porque quiero que sea difícil? Pues, porque no tendría nada de divertido preguntarme tantas cosas y responder todas las preguntas con una sola palabra “dios”.

Todo tiene su final, nada dura para siempre. Es una frase muy cierta, la saque de una canción. Se dice que nuestro planeta está muriendo, pero lo más cierto es que nosotros lo estamos matando. Aparte de tener dudas somos egoístas porque la Tierra, también tiene vida y debe estar preguntándose lo mismo que nosotros. Creo que su respuesta sería otra pregunta “¿Por qué me destruyen?”.

Cuando la Tierra se destruya, nos extinguiremos, nuestra raza morirá con ella. Lo único bueno será que ya nadie se preguntara “que hace aquí”. Ya no habrá un “aquí”, ya no habrá persona con dudas, solo quedará los residuos de un simple planeta.

Lo importante que fueron “algunos países”, “algunas personas”, “algunas ideas” morirán. Como todos nosotros los “habitantes de la tierra” o mejor dicho los “normales”. Ya muertos nadie vale nada, ya sin Tierra, el dinero, la fama, las dudas, no tendrán sentido.

Así como no tiene sentido una vida sin preguntas… Lo más seguro es que la muerte responda todas las dudas… Pronto llegara el día de mi muerte… de eso no tengo dudas.

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Me gusta escribir.

Tienda

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta