cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

5 min
Toro salvaje
Infantiles |
05.01.17
  • 4
  • 5
  • 467
Sinopsis

Resulta ser, que en veinticuatro horas, darían la señal de largada de la gran carrera, ésta carrera era el evento especial que se corría cada tres años, y el favorito por años fue el Toro salvaje. Orgulloso, el Toro poseía casi todas las victorias, el anterior no pudo participar por unos problemas de salud.
Toda la granja pensaba con seguridad de que este año tampoco participaría ya que es bastante mayor de edad, y en esta carrera especial estar en muy buena forma es primordial.
El evento anterior lo ganó, un engreído, fanfarrón y egocéntrico Zorro, muy joven muy atlético y muy fuerte, pero nadie lo quería, lo detestaban por egocéntrico. Y los atletas de la granja sabían que ni la liebre podía ganarle al engreído zorro, y pensaban…
No hay nada peor que un necio con talento.
Aunque este año participaría el legendario Toro salvaje, todos sabían que era imposible que el avejentado Toro le pudiera ganar al poco querido Zorrito.
Los hijos y la esposa del Toro, no querían que participe este año, no veían la necesidad de arriesgar su buen concepto como triunfador, hasta temían por su vida.
Pero Toro salvaje, necesitaba hacerlo, no quería admitir que el tiempo y la vejez le quiten una de su mas grande alegría, ganar.
Lo especial que tenia esta carrera era, se correrían en dos grupos, y el ganador del primero correría la final con el ganador del segundo, pero eso no tiene nada de especial, la carrera se corre en dos patas, y el que pierda el equilibrio queda descalificado.
Por eso los participantes tenían que estar en muy buen estado. Estando todos los animales concursantes practicando el equilibrio en dos patas, el Zorro se paseaba sin ningún problema dando saltitos y diciendo cosas a los participantes para bajarle el ánimo, como era su costumbre.

    —Los veo cansados y todavía no empezó la carrera jaja, no tiene oportunidad,
los voy a humillar y mas a vos Toro anciano.

El Toro nada le respondía, ni le dirigía la mirada. Y el Zorro seguía hablando…

    —El que dijo que lo importante es participar, es un tonto, lo mas seguro es que haya sido un perdedor, lo importante es ganar, solo de los números uno se acuerdan, nadie recuerda al segundo, así que métanse en la cabecita que lo mas importante es ¡ganar! Como lo voy a hacer yo ¡obvio!
Ya nadie lo soportaba, en el primer grupo que correría estaba el Toro y en el segundo estaba el Zorro y la liebre que era la esperanza de la granja. Y largó el primer grupo
Todos los animales en dos patas, y muchos caían a los poco metros, el Toro hizo un esfuerzo impresionante para no caer y seguir corriendo, y ganó, ganó por muy poco pero ganó.
Todos aplaudían al legendario lo abrazaban lo palmeaban, pero la verdad es que quedó muy cansado.
Y largó el segundo grupo, y el Zorro inmediatamente saca una ventaja descomunal a la liebre y a todos y ganó sin ningún problema, nadie lo aplaudió, todo se agarraban la cabeza.
Los amigos y familiares del Toro no querían que corra la final, estaba muy cansado, temían mucho, no por la humillación sino por su salud. Pero el Toro era terco y no cedía, la hija que era a la que mas le hacia caso, le rogaba que no corra, pero el Toro le dijo...

  —No temas hija mía, y no le hagas caso al Zorro, lo verdaderamente importante es participar.

El atleta fanfarrón listo para largar lo mira al legendario y se ríe al tiempo que le pregunta

   — ¿Estás seguro de lo que haces? ¿Por qué quieres arruinar tu reputación?

A lo que el Toro salvaje responde

    —Nada tengo en contra tuyo Zorro, esta carrera no es con vos, es contra mí mismo, contra el tiempo, contra la vida, contra mi vejez, no puedo rendirme, si es necesario dejare mi vida en la pista, pero correré, correré como lo sé hacer, tal vez algún día lo entiendas, hasta quizás te pase lo mismo.

Esas palabras realmente conmovieron al engreído Zorro, y Largaron….

El Toro ponía todo su esfuerzo, era impresionante como corría, el Zorro iba a la par sin ningún problema, pero algo en su interior cambió, no era el mismo, no era ese Zorro fanfarrón. Miraba al público que gritaban y lloraban vivando al Toro, no pudo contra eso, el mismo comenzó a llorar por la valentía de esa leyenda viva. Y ganó el Toro ganó con lo justo, y el Zorro lo abraza entre llanto mientras le dice —gracias Toro Gracias…

Un rato después, viene la hija del Toro empapada en lagrimas y abraza al Zorro mientras le pregunta…

— ¿Por qué lo hiciste?

Yo no hice nada, el corazón de tu papa me ganó, y no solo me ganó sino que también me enseñó, lo importante realmente es participar, y hoy perdí contra mi mismo, y contra el mejor. Eso si, en las próximas carreras que ni se presente.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta