cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Tres poemas de mierda. I
Poesía |
12.08.19
  • 4
  • 2
  • 162
Sinopsis

No estoy seguro de que sean poemas, pero me da igual.

Venus

No me explico el por qué
Pero no lo necesito
Tan solo sé que una simple línea
de la silueta de una mujer es algo
tan estimulante
que podría encontrar el nirvana
entre las curvas de sus senos.
Y seguramente eso si sólo me
pongo a observar y a meditar
sobre lo grandioso que es que una
simple figura, moldeada de tal
forma, pueda llegar a enloquecer a cualquiera.
Es tan bello al ojo del hombre
tan magnético, que sólo podemos dejarnos llevar por el río del deseo y sensaciones.
Flotar allí hasta llegar a remojar la costa de la vulgaridad.
Vulgaridad para gente hipócrita que reniega de su humanidad
posiblemente, pues es casi imposible resistirse
a la excitante figura de unas caderas anchas y formadas
junto con un par de piernas a juego con la curva que se
desprende desde debajo de sus
pechos hasta sus tobillos.
La personalidad de una mujer lo es todo
y hay muchos poemas sobre eso
pero es imposible negar la
naturalidad con la que cada
pliegue de su sexo nos hace unos animales deseosos de disfrutar
lentamente de tal escultural belleza.
Todo en conjunto, su cabello, sus ojos, su cuello, su cintura, sus pezones, su lengua, sus piernas...
En especial su forma de moverse
cuando ellas también son presa de
ese mismo deseo natural
y es allí cuando sientes cada cosa que ves.
Pruebas el sabor de sus senos
de su cintura, la dulzura de sus gemidos, el placer de ir y venir
dentro de su cuerpo, sintiendo cada cálido roce de su sexo
sus pezones en tu pecho, su cabello, sus nalgas y sus piernas.
Todo eso que en su conjunto la formaban
se vuelve un vehículo para los dos y los traslada a un instante fugaz
lejos de la agonía de existir sin más propósito que ese.

----------

Un silbido inaudible

Sin el sonido del agua en el lavamanos.
Sin el ruido del ventilador ni el crujir de una galleta en la boca.
Sin ningún sonido más que el pálpito incansable del corazon y la jadeante voluntad de mi respiración.
Aquí estoy, sintiendo un pitido imperceptible entre la densa niebla de ruido del día.
Es el sonido de mi cuerpo rozando el aire de un abismal agujero.
Mis manos, delgadas, cortan el aire como el papel, chillando como la boquilla de una flauta dulce.
Es tan rápida la caida como lo es de larga
pero nunca ves que nada se quede atrás.
En todo momento siento que floto sobre él, sobre el abismo.
Todo alrededor, todo gravita alrededor de mí, o viceversa.
No hay vértigo hasta que te detienes a escuchar; cuando no tienes nada más que escuchar.
No hay silencio, jamás, sino hasta cuando llegue al fondo del abismo
donde me espera una dulce paz y un amargo dolor de huesos.

----------

Mírame

Mírame despacio
La memoria es lo único
Lo único
Que nos podrá salvar de la soledad
Mírame pensando en mí
No distraigas tu atención
No en sentimientos de culpa
O de rencor
O de lujuria
O de cariño
No en eso
Mira como yo te miro
Veo tus ojos
No me entretengo con tus senos
No ésta vez
Intenta, como yo
Ver más allá
Adivina, si te atreves a adivinar
El motivo de una mirada
No un gesto, no una sonrrisa
Mírame buscando el sentimiento
En su estado más puro
Sin máscaras y sin miedos
Desnudo y a merced de ti
Justo en un instante, justo en ese instante, cierra los ojos
Cuando sepas lo que irradia mi mirada, y no simplemente veas el color de mis pupilas
Deja que ese brillo se marque como la luz del sol y, aunque cierres los ojos, permanezca allí, en medio de la oscuridad.

 

 

 

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 7
  • 4.56
  • -

KronuusszZ

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta