cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Tristeza sin comentarios
Varios |
22.03.05
  • 3
  • 4
  • 1520
Sinopsis

"Yo nací un día que Dios estuvo gravemente enfermo." CESAR VALLEJO.

Era menos que una lombriz pequeña que se retuerce de frío y miedo, menos que una gota de sangre en la acera, menos que cualquier rastro de huella en mitad del desierto. Era un nada, un nadie con nombre y apellidos que no gemía por respeto y no lloraba porque no tenía ni lágrimas. Treinta y siete años llenos de barro y dolor le cortaban la piel y los ojos, y en los últimos diez años no tuvo derecho ni a la vista.
Así vivía, (que verbo más cruel), el vagabundo de la esquina. Su verdadero nombre era Daniel Paz Reyerte, pero eso lo sabía sólo yo, que en una noche de melancolía y llanto me lo comentó. Yo trabajaba en frente de su esquina, en una farmacia que a veces le servía de dormitorio. Cuando las noches eran más duras y el frío se instalaba en los huesos, lo hacía pasar dentro. No era fácil arrancarlo de su lugar, se resistía a dejarse ayudar con el miedo de ser un estorbo, de causar molestias. Al final lo convencía con dos voces de cariño y allí entraba Daniel , apoyado en mi brazo y tanteando todo lo que encontraba a su paso con torpes manos. Yo le hacía también la compra. Al llegar la tarde, me pasaba por su esquina y le recogía las monedas que le tiraban a una vieja caja de zapatos. Le preguntaba si quería algo en especial, a lo que siempre negaba con la cabez, y me acercaba hasta la tienda. A decir verdad pocos eran los días que no tenía para comer, casi siempre le llegaba su "fortuna" para la barra de pan y queso, o algunas latas de conservas. Comía de noche, cuando la calle quedaba desierta.
Por encima de Daniel, muy por encima de su esquina, de los tejados y las antenas. Mucho más arriba de las nubes y los aviones, un tarde de verano, nuestro Dios descansaba feliz en su antro de paz y bienestar. Dormía en una amplia cama de algodón, abanicado por cientos de ángeles y ángelas de poca ropa. Y no se sabe bien porqué, después de muchos años y siglos de quietud, acercándose a un lado de la cama, decidío mirar hacía abajo, mirar su reino. Y no se sabe bien porqué, tropezo con la mirada, con la triste figura de Daniel, que tumbado en la acera, debajo de un sombrero ya muy roto, tarareaba una canción entre dientes mientras esperaba que llegara la noche para comer. Dios, al ver al pobre ciego, mandó a sus ángeles y a sus ángelas que parasen de abanicar y de un breve salto salió de la cama.Comenzo a descender y se le vio por debajo de las nubes, de los tejados y las antenas, hasta llegar a la esquina donde Daniel seguía tarareando aquella vieja canción. Yo lo estaba viendo todo desde mi farmacia. Al cabo de un rato Daniel dejó de cantar y siguio tumbado y ahora mudo, sin percatarse que delante de él estaba el Creador, el mismísimo Señor. Pasados unos minutos de silencio y quietud total, el Maestro se agachó , recogió la vieja caja de zapatos donde había unas pocas monedas y las volcó sobre la palma de su mano. Acto seguido, vi como las metia en el bolsillo de su túnica y andaba calle arriba hasta perderse al final de la última esquina. Daniel no se dio cuenta de nada, seguía allí tumbado, quizá pensando en una vida mejor que llegaría después de la muerte. Al llegar la noche me fui hasta él e hizé el gesto de coger las monedas de su caja de zapatos ya vacía.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta