cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Tu amanecer
Amor |
05.10.19
  • 4
  • 5
  • 257
Sinopsis

Levanto los párpados y en la penumbra de la habitación me tienes abrazado. Atrapado en tu cálido cuerpo. Tu mejilla descansa sobre la piel de mi pecho y tu pierna abriga las mías. Mi brazo sujeta tu espalda. Respiras relajada y dormida. Te beso en la frente sigilosamente, para no importunar tu sueño.

Luego mi mano libre acaricia tímida tu pelo. Mis dedos casi temblorosos juegan con tus cabellos y los peinan. Me invade una sensación de bienestar al saber que me notas, que me ves dentro en tu pequeño universo.

Bajo caminando despacio por tu cuello, tu hombro, tu costado, por tu pronunciada cintura hasta llegar a tu cadera.

Te acurrucas en un escalofrío junto a mi excitación y la percibes al pasar de improviso tu pierna por encima. La palma de mi mano recorre con caricias tu aterciopelado muslo de este a oeste varias veces. Abres los ojos y me miras agradecida y somnolienta. Sonríes e inspiras con profundidad dándome los buenos días. Sabes que te adoro pero aún así te lo recuerdo; te lo hago saber en un susurro.

Me besas delicada en el cuello y deslizas tus decoradas uñas por mi anverso dibujando círculos cuya espiral me atraviesa de gozo y finaliza en mi espalda.

Acercamos nuestras bocas y nos besamos con dulzura. Tus besos me encandilan el alma, hierven en mi sangre, acaloran mis mejillas, encienden mi libinidad. Tu belleza me desborda. Tu pasión me enloquece.

Compruebas con tus hábiles dedos como late mi corazón en la península de mis deseos. Me recuerdas egoistamente que ese pedacito de mí es tuyo, que sólo tú eres dueña de mi excitación y te muerdes el labio inferior, ronroneando felina.

Sabes que me tienes embrujado con tus encantos, con tus caricias, con tus labios, y lo mejor de todo: sabes que te pertenezco, por más que el destino se interponga.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 57
  • 4.58
  • 72

No penseis que mis dedos valen más que cualquiera de los vuestros. Grito a los vientos que si por vos pierdo la razón mis dedos dejarán de ser eso, dedos. Porque aunque haya nacido con dedos en la mano derecha y en la izquierda, entre todos no sumarán más.

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta