cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Turismo existencial
Varios |
29.11.07
  • 4
  • 3
  • 2178
Sinopsis

Un día alguien -ya no se sabe bien quién- cuadra números y crea una máquina del tiempo, y para cuando se te ocurre viajar al Pleistoceno, allí ya hay colillas por todas partes. De repente McDonald’s tiene territorio por conquistar en todas las épocas. Sin límite temporal, abarcando todo un pasado desierto, el capitalismo acaba por zombificar a toda esa gente que aún consideraba el trabajo una cuestión de nobleza y orgullo. Los dinosaurios acaban encerrados o muertos una y otra vez antes de que llegue el meteorito. Se acabaron los misterios. Todos, un día u otro, vamos a comprobar la resurrección de Jesucristo, a echar un vistazo al Jerusalén de la época, para volver al presente comentando que aquello no fue para tanto, difundiendo la verdad. Hay nuevos modos de mezquindad, cinismo, nihilismo; las instituciones religiosas intentan mantener a sus fieles quietecitos en el presente. Y al principio dudas, y te vienen a la mente esas camisetas en las que pone: “DIOS EXISTE, pero tan sólo en tu imaginación”

Tengo la pistola en la mano y estoy sudando. Aquí aún no se han acostumbrado a ellas. Si una máquina te puede llevar al año que quieras, antes debes tener en cuenta que la tecnología tan sólo es una prolongación del ser humano, y claro, falla a menudo. No preguntes, pero estoy sentado en el barro, apoyado en uno de los muros del castillo de Edimburgo. Mucho antes de que algún turista le hiciera una foto, o grabara con su novia por aquí los nombres en alguna piedra con las llaves de casa. A unos diez metros, los vigías armados que flanquean el gran portón de entrada no me hacen ni caso, ni miran el cadáver que hay a mi lado. Uno de ellos ojea un National geographic, y el otro utiliza un Walkman. No muy lejos, entre arbustos, hay un condón usado. Los adolescentes ya tienen un montón de terreno físico y temporal para follar tranquilos. De todos modos, las recomendaciones relacionadas con el sexo seguro o la prevención de la violencia doméstica, ya apenas se difunden en los medios. Ahora la prioridad es no cagarla utilizando tu cabina personal del tiempo. Microsoft comercializó el primer modelo. Eso que los católicos llaman el limbo, ahora casi es una certeza científica. Físicamente sólo se puede viajar desnudo. Tus cosas tienen que ir en un viaje aparte. Los que se metieron en su flamante máquina nueva con piercings o alguna prenda, sencillamente desaparecieron. O esa es la versión oficial. Lo único que debes llevar puesto es la pulsera parecida a un reloj que te devuelve a tu época, y lo imprescindible es leer las instrucciones antes de hacer nada. Con todo, ya somos como robots sin ubicación. Mírame, me llevo la pistola a la boca y no soy capaz de apretar el gatillo de una vez. Ahora ya duda todo el mundo. Si se puede viajar en el tiempo, quizá la muerte tan sólo te lleve a otro sitio en el que tener que afrontar tu cuadro de depresión. La muerte es tema de debate candente, y se ha disparado la venta de libros de autoayuda. Hace diez años que se puede viajar en el tiempo, y desde que sabemos que Dios no existe en ninguna de sus formas, la comunidad científica ya casi piensa que posee el control de todo.

Ahora cuando los dirigentes de los países se reúnen, todo es un caos. Un caos no organizado. Se agrupan cogiendo a representantes de todas las épocas, y cada vez en un año distinto. Tradiciones, lenguas muertas, todo tipo de trabas para llegar a ningún acuerdo. Siempre hay un montón de temas fundamentales que tratar. Ahora el racismo funciona en todas las direcciones; negros contra blancos y contra cualquiera que no sea de la misma época; y
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta