cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Última Navidad
Drama |
28.12.09
  • 5
  • 1
  • 800
Sinopsis

¡Navidad, Navidad, dulce Navidad…! Se escuchaban villancicos tras la ventana, mientras en el nº 5 de la calle Pastor, dos niños miraban embobados cómo su madre repartía una tortillita de un huevo con patatas fritas y kétchup.
En la tele, una pareja de guapos presentadores proclamaba las bondades de los productos de la Teletienda (¡¡¡No se olviden, estamos abiertos las 24 horas!!!)
El viejo reloj de cuerda colgado en el salón marcaba las 10 de la noche. La madre hurgaba inconscientemente en su pequeño monedero. Nada, no había nada que buscar…
Lamentaba que la cena de Navidad hubiera sido tan escasa, incluso el huevo lo pidió prestado a una vecina… Bueno, todo estaba llegando al final.
Miró a sus pequeños, mientras comían con ansia cada uno su mitad de la tortilla. Uno de ellos le devolvió la mirada y le sonrió, mientras por la comisura de los labios corría juguetona una mancha de tomate.
Autómata, la madre sacó dos pastillas de su raída bata y se las dio a sus hijos. Estrepcinina, suficiente para calmar a un caballo y poderosa para lograr el sueño eterno de sus preciosos y queridos hijos.
Con sus diminutas manos, tomaron la pastilla y la engulleron junto al último trozo de tortilla. Sonrieron a su madre, a la vez, con la sonrisa más bella y pura que jamás nadie podrá imaginar, y, poco a poco, un dulce sopor les fue invadiendo. Sus cabecitas reposaron sobre el gastado sofá, mechones de pelo rebeldes tapaban sus bellos ojos, y un suave beso de su madre se posó en sus frentes.
Descansaban. Para siempre. Ella se sentó entre los dos, colocando sus cabecitas sobre sus rodillas, acariciándoles el pelo, rozando con sus dedos aquellos rostros aún calientes… Con el pequeño pero afilado cuchillo cortó las venas que apenas se intuían en sus secos y enjutos brazos. Un reguero de sangre comenzó a manchar el sofá, y un tranquilo sueño se fue apoderando de ella.
A lo lejos, el susurro de la tele seguía invadiendo el salón: ¡Haga sus compras… FELIZ NAVIDAD!!!
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta