cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

8 min
UN CURSO MUY ESPECIAL 2
Reales |
09.01.20
  • 4
  • 6
  • 102
Sinopsis

Sigue la aventura de Jordi Oliveras

Jordi se fijó que quien era más ovacionado por estas historias tristes, luctuosas era un fabricante de unas conocidas pinturas que paradógicamente a pesar de ser uno de los hombres más ricos de la ciudad por lo que recibía el apodo de "el Onasis catalán", y que a su vez era propietario de un pequeño museo de recipientes de cerámica incluso de la lejana época precristiana, y de que a su mansión particular también la había convertido en otro museo de todos los enseres exóticos que había podido recoger de distintas civilizaciones del mundo, él vivía ensombrecido por la amargura a causa de serios problemas familiares.

- Mi hermano hubiera sido un poeta mucho mejor que Federico García Lorca, si no hubiese muerto tan joven ahogado en el estanque de nuestra torre - contó el "Onasis catalán" con un énfasis muy dramático en una sesión del curso-. Recuerdo que cuando lo sacaron del agua yo lo agarré por los hombros caídos y le grité con desesperación: ¡Javier, Javier...! Pero ya no había nada qué hacer.

Y por supuesto todos los allí presentes se conmovieron a más no poder, y casi que al millonario lo sacan a hombros de la sala como si de una figura del toreo se tratara después de hacer una buena faena en el ruedo.

De súbito a Jordi el malestar anímico de aquel ambiente que se pretendía esconder bajo un barniz de una estética elitista le hizo pensar que éste se debía a una rígida educación político religiosa que constreñía como un corsé la natural manera de ser de aquella sociedad. Y así había sido a lo largo de la Historia.

Debido a este convencimiento Jordi se sintió vitalmente estafado, he ahí el origen de su timidez, por lo que quiso trasngredir aquella postiza moralina.

De pronto sucedió algo inesperado. Cada vez que él hablaba en aquel pequeño escenario una de las alumnas llamada  Lolita, que era una bella mujer de mediana edad muy alegre; morena, de cabello largo; y con con una tan cristalina como chispeante mirada, cuyo marido siempre estaba de viaje sea en los demás países europeos, o en el Nuevo Continente por asuntos de trabajo, ella se había convertido en una incondicional admiradora de Jordi contara éste lo que contara, y Lolita no dejaba de aplaudirle con entusiasmo.

Al principio el joven timorato se sintió halagado, pero en días sucesivos empezó a tener un vivo interés por aquella mujer.

En efecto, cuando terminaba la sesión Jordi la abordaba sin demasiado miramiento y descubrió que Lolita además de ser muy atractiva estaba en perfecta sintonía con él. Resultaba que tenían afinidades; a ambos les gustaban las mismas cosas, y Jordi se sentía por primera vez en su vida comprendido por una fémina, y por tando se sentía plenamente feliz. De modo que cuando se hallaba ante ella todo el entorno le parecía que se desdibujaba al estar envuelto en una espesa niebla, Para aquel joven nada tenía tanta importancia como aquella simpática y radiante alumna.

De hecho, digámoslo de una vez, Jordi se había enamorado sin remedio de Lolita. En consecuencia las demás mujeres que conocía de su generción se le antojaban que eran vacías e ignorantes. ¡Por Dios! ¿Cómo podía ser que cuando él iba al cine con alguna chica, ésta no supiese decirle si la película le había gustado o no? Y llegó a la conclusión que las mujeres casadas de cierta edad eran más interesantes que las solteras, quizás porque sabían tratar mejor a los hombres.

En aquellos encuentros de Jordi con Lolita sólo había una nube. Cada vez que ella mencionaba por alguna razón a su ausente marido,Jordi se sentía acometido por unos feroces celos que él trataba de disimular no sin un gran esfuerzo.

Cuando el joven llegaba a su hogar se preguntaba el por qué de aquel enamoramiento tan punzante, y llegó  a la  conclusión que a pesar de que todo el mundo le había dicho una y mil veces que el amor no atiende a razones, él veía que ese dicho era falso;era una simple creencia popular similar a la que tienen los niños por los Reyes Magos, porque sí que había una poderosa razón; o por lo menos un motivo. el cual tenía que ver con la comunicación sensitiva, y hasta cultural. Una persona excursionista que es amante de la Naturaleza irá siempre con un grupo que comparta su misma afición, y al final se liará con alguien con quien poder hablar de lo que les gusta; de lo que les une, porque en el fondo lo que todos anhelamos es poder reconocernos en el otro.

En una de aquellas reuniones que se celebró en la casa de Elena, aquella carismática mujer con un gran don de gentes, acudió tanto Jordi como Lolita. Y en un momento determinado el joven que sufría lo indecible al ver que la mujer de sus sueños que con su impronta le había avivado su autoestima, pero que ahora la notaba distante puesto que de hecho no era suya, decidió arriesgarse, y le dijo con elegancia pero muy claramente lo que sentía por ella.

- No sé si sabes que yo siento que la riqueza humana que hay en ti se ha apoderado irremediablemente de mi ser. Por tanto puedes hacer conmigo lo que quieras - le dijo Jordi.

-¡Oooh que galante...! - respondió ella un tanto frivolamente.

- No te lo tomes a broma que hablo en serio - insistió él.

Lolita lo miró con fijeza a los ojos durante unos largos segundos como midiendo sus palabras hasta que por fin ella con un tono de voz desconocido hasta entonces, invitó a su ferviente admirador a que fuera a visitarla a su casa, que estaba muy cerca de aquella misma calle.

Así que Jordi a la tarde del día siguiente se personó en el amplio piso de Lolita, y después de hablar un poco de nimiedades, él se echó de cabez a la piscina. Osó tomarle una mano, y la mujer no se resistió. Entonces Jordi envalentonado la agarró por la cintura y se besaron con pasión en la boca.

- Suerte que mi marido no está aquí. Está en otro país - dijo ella retirándose con un rápido gesto con la mano los cabellos que le curían la frente-. Me siento muy sola .¿Sabes? - confesó.

- Lo comprendo.

Posteriormente Lolita en compañía del visitante se dirigió a su dormitorio y la pareja vivió una de las mejores sesiones de amor, ya que Jordi una vez que la hubo penetrado procuró retardar la eyaculación para que ella pudiese disfrutar más como así fue. Aquel era un truco efectivo que le había enseñado una prostituta de altos vuelos que no solía fallar.

- Prométeme que este encuentro no se lo explicarás a nadie - le pidió ella a Jordi cuando hubieron acabado.

- Claro. Puedes confiar en mí. Te prometo por mi salud que ésto no saldrá de aquí - respondió él besándole cariñosamente los párpados de los ojos.

Cuando Jordi salió de aquella casa como es de imaginar se sintió muy ufano. Sin embargo él ignoraba que a mediados de aquella misma semana Lolita al salir de una de las sesiones del curso le expusiera muy seria:

- Mira Jordi. Contigo me lo he pasado muy bien. Pero mi marido ha vuelto a casa, y quiere que yo le acompañe en sus viajes, y yo debo de seguirle allá adonde vaya. ¿Lo comprendes verdad? Lo nuestro no tiene ningún futuro.

Pero a pesar de que Lolita parecía que había utilizado a Jordi para aliviar su soledad, desde aquella experiencia éste prefería ir con mujeres algo maduras, y con una coinsistente prsonalidad, tal vez recordando aquella mujer que conoció en aquel curso tan especial.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Ha sido todo un placer leer ésta historia Francesc, tu forma de escribir es tan fluida y poética que logra enamorar.
    A veces la distancia entre la obsesión y el amor es dicho de ver un saludo
    Lo encontré y envié comentario; aunque deberás seguir intentando convencerme, con todos los respetos... De nuevo, otro fuerte abrazo.
    kerman fdez mlez No hallo tu relato; no obstante, yo te veo más bien caballeroso que machista feroz y si al serlo alguna se molesta, problema de ella, porque se entiende que tampoco eres un gallo de corral con tus semejantes, los hombres. Un excepcional ejemplo: Arturo Fdez, fina estampa caballero, que no molestaba a nadie y que descanse en paz. Ya seguiremos...
    Curiosos encuentros y encontronazos entre sexos en dichas relaciones heterosexuales, más, creo, fruto de la socialización y de la cultura, que de genes intrínsecos en el tándem de los dos géneros sexuales que, en tus relatos, no me parece que lleguen a ser "guerra de sexos". Más de una querrá llevarte al huerto por todo lo que llevas dentro (otro pareado sin haberlo preparado) Felicidades, amigo francesc...
    Me encantan estas historias que me suenan a realidad. Un abrazo, Francesc
  • Sigue la aventura de Jordi Oliveras

    Un joven algo tímido va a un curso de Relaciones Humanas donde hay un ambiente muy señorial, pero queda atrapado por los encantos de una mujer. Es un relato que publiqué en su momento, pero que lo he arreglado de su mala composición.

    Una reflexión sobre la actualudad, tras pasar una mala situación personal y haber practicado la MEDITACIÓN TRASCEDENTAL. Dedico este texto a los amigos de esta página, y en especial a la estupenda THAS.

    La versión transgresora de una bienpensante y tradicional obra teatral que solivianta al público.

    SIGUE EL RELATO

    Un hombre, pretende ir en busca de una mujer que vivió en el pasado por medio de un extraño fenómeno en la Naturaleza, y ve que las cosas no eran como él se las imaginaba.

    La historia de una excursión, que probablemente a muchos jóvenes les parecerá que es de otra galaxia.

    Sigue la historia del abogado Rubén.

    Un hombre contacta con una mujer a través de las Redes Sociales y se lleva una sorpresa. El protagonista no soy yo; aunque esta historia está basada en una situación real.

He realizado estudios de psicologgía profunda y metapsíquica:; he publicado relastod en algunas revistas; y hace años que colboro y llevo tertulias literarias.

Tienda

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta