cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Un día Maravilloso
Reales |
11.05.10
  • 4
  • 19
  • 3308
Sinopsis

UN BUEN DÍA PARA CONTEMPLAR
Acostado pero despierto, cálido, pues las plumas caen sobre mi cuerpo desnudo, dándome una plácida calidez. Duermo a todas mis anchas por la amplitud de la cama. Escuchando de madrugada esa melodía desprendida por los riegos por aspersión que al contacto con el césped del jardín hace una sinfonía suavemente melodiosa; aunque sólo son tres veces por semana cuando me despertar ese ruido hechicero.
Me levanto, el agua de la ducha que al paso por mi cuerpo va despejándome, y a su vez relajándome para el día de trabajo que me acontece; ya preparado como se suele decir de punto en blanco me hago el café, como de costumbre salgo al porche, me asomo tímidamente por una de sus cristaleras, la suave brisa matinal se desliza por mi cabello aun mojado por la ducha, y siento esa sensación fresca que me hace sentir vivo, ¡ah!, ya han florecidos los árboles de flores amarilla, es el color más luminoso de todos, que pena que tan sólo duren dos meses con ese color tan radiante. Las tengo tan cerca que casi podría cogerlas.
Que sensación tan seductora es sentir ese olor a tierra mojada, el sonido del agua y el colorido que percibo desde mi ventana, sigo advirtiendo y diviso que también han florecido los árboles violeta con su templanza que los caracteriza a éstos, sus hijos le perduran mucho mas tiempo, aunque su color nos hace recordar al descanso eterno (debe de ser por la semana santa), los penitentes llevan cubierta su cabeza de éste color para rememorar la muerte.
Son muchos los árboles que están en el bosque junto a mi morada.
Avisto como las cotorras enanas con su bello plumaje verde esmeralda revolotean animadamente sobre los árboles, han regresado debido al cambio de estación, son hermosas y siempre van en pareja, (como los civiles) si haces cuentas siempre dará par.
Que hermoso despertar tengo; pero como todo lo bueno tengo que dejarlo.
La obligación me llama; es la tripa y la hipoteca los que no me dejan estar con tan vistoso vislumbrar.
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 19
  • 4.24
  • 613

Tienda

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta