cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

6 min
Un día más para el resto
Drama |
31.10.08
  • 3
  • 1
  • 835
Sinopsis

Camino sobre un terreno mullido, no sé exactamente que és, está humedo ya que roza mi piel por encima de mis zapatos negros, -debe ser cesped- pienso.
El día es gris, un gris azulado casi apocalíptico, miro el cielo y su color abriendo lo que
mis doloridos ojos me permiten y vuelvo a mirar mis zapatos negros de charol, esos que yo no recuerdo haberme decidido poner - ¿por qué llevo estos zapatos?-
Siento que el paso es pausado casi rítmico.
Tambien siento manos que me tocan, y otras que me agarran los brazos con suavidad pero a su vez con cierta firmeza, como si pensasen que fuese a caer de un momento para otro. -no entiedo nada- pienso.

Puedo escuchar como canturrean los pájaros nítidamente, no sé dónde están pero siento como si sobrevolasen mi cabeza para que sus cánticos me hipnoticen. Cuando dejo de escucharlos, lo que oigo son murmullos, gente hablando en un tono muy bajo, no puedo descifrar lo que dicen, y escucho algún que otro llanto ahogado, y sigo sin entender una palabra de todo esa procesión rítmica que camina a mi alrededor. Sólo oigo el canturrear de los pájaros. - ¿que dice esa gente, por qué está aqui?

Consigo mirar un leve momento a mi alrededor y veo caras que recuerdo, y veo cabezas bajas que andan a la par que yo me muevo, alguna de esas personas las he visto tan sólo una vez y a muchas otras no las conozco. Cruzan su mirada con la mía y hacen gestos extraños, tienen la cara triste y cuando voy a dirigirme a ellos, a preguntar quienes son, esas manos que siguen sujetándome por los brazos me
paran, todo se ha parado, esa procesión se ha parado y el murmullo constante ha cesado.
Tampoco escucho a los pajarillos que hace tan sólo unos segundos oía con tanta nitidez.

- Será porque ha comenzado a llover-. Sí, las gotas caen pero sin mucha fuerza, veo como desaparecen formando brillos en mis zapatos y seguimos estando parados. Yo como una más de toda esa gente que desconozco sigo parada, en aquel suelo, con las gotas cayendo, el silencio a mi alrededor y como sigo sin comprender me paro a analizarme a mí misma. El estómago me duele, como cuando tengo hambre pero
no tengo la necesidad de saciarlo, los ojos me queman al contacto con algo brillante y me duelen, miro mis manos, están temblando pero no siento frío y sujeto con una de ellas un clinex que no he utilizado...

¿Dónde estoy? Ahora sí puedo reconocer a familiares, miro a mi derecha y una de esas manos que me sujetaba con firmeza pertenecen a mi madre, tiene la cara descompuesta, está pálida y no cesa de llorar en silencioentonces extiendo mi mano limpiándola las lágrimas y la pregunto -¿por qué lloras mami?-. Sólo se ha escuchado mi pregunta ante el cortante silencio que tras mis palabras se rompe, de nuevo murmullos que no comprendo, llantos y maldiciones.
Ella sólo me sujeta con más fuerza cojiendo la mano con la que he secado sus lágrimas apretándomela y dandome un beso en la mejilla a la par que me contesta, ay mi niña... ay mi niña... -

Consigo ver a todos mis familiares, amigos, gente cercana y no tan cercana y me sigo preguntando que hacemos todos aquí, en este lugar lleno de flores, es cuando me asalta, sale dentro mis entrañas una pregunta-¿Dónde está?, ¿Donde está el...?, ¿Por qué no le veo?- Y le busco entre toda la multitud, pero no le veo. entonces
recuerdo que la noche anterior estuvimos juntos, sí. Estábamos en casa y tras bañar a las niñas y acostarlas, nos hundimos en el sofá y nos fundimos en un cálido y tierno abrazo que culminó tras decirnos lo mucho que nos queríamos después de hacer el amor. Mi amor y yo, cómplices como siempre. La noche es nuestra. -¿Dónde estás?-

La lluvia ha aumentado en intesidad, cae con más fuerza y sácandome del letargo de la nostalgia de la noche anterior, caigo de rodillas en el suelo, y como si de un fuerte bofetón se tratase, sé dónde estoy y sé que no estás.
El dólor se hace más agudo, no sé decir dónde me duele exactamente pero es horrible es indescriptible.
Por que veo como remueven y escucho una tierra, un hueco que sepulta a una oscuridad eterna, un caja al lado de de ese agujero que lleva al vacío , y él está dentro de ella.
Le miro y no se mueve, y sé, al fin sé, que no se va a mover más...., la sangre de mis rodillas tras la caida, se funde con el agua de la lluvia y el mar que sale de mis ojos arrasados, sólo puedo pensar que estoy sola.
-¿Quién me dará un abrazo de amor? ¿Quien jugará con mis hijas? ¿Quien paseará conmigo por el campo? ¿Quién me arropará en el sofá cuando dormito? ¿Con quién hablaré de las cosas del día? ¿A quién voy a esperar a que llegue a nuestro hogar? ¿Quien me dirá que ama, que soy la niña de su vida?
Estoy sola, petrificada, no quiero moverme, quiero despertar de este maldito sueño.

Sólo sale una palabra de mi boca. No. No. No.

Yo tambien he muerto, aunque no esté debajo de la tierra que han puesto encima la de caja oscura que te acogía, yo tambien he muerto, aquí en este cementerio contigo. Yo tambien me he sumergido en la oscuridad.

Es él día de nuestra muerte, de mi muerte en vida. Y es un día más para el resto del mundo.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 15
  • 4.11
  • 669

lahadanada@live.com

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta