cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Un don llamado Benedicto XVI se ha esparcido por EEUU
Varios |
18.04.08
  • 2
  • 3
  • 2744
Sinopsis

Tras la muerte de Juan Pablo II ‘el Magno’ un 2 de abril de 2005, la cristiandad católica retuvo la respiración durante unos días de luto, agradecimiento, oración y esperanza. Finalmente, ese 19 de abril el Espíritu Santo soplaba en la dirección de un ser sencillo, inteligente y de apariencia débil. Joseph Ratzinger era ya y para siempre Benedicto XVI. Él, a quien muchos tachaban de “panzer”, “integrista” e “inquisidor”, enseguida se mostró como un prodigioso Papa cuya primera encíclica resumía en una frase la esencia de la fe cristiana: Dios es Amor.

Hoy se cumplen tres años desde aquella inolvidable tarde en la que te apareciste al mundo vestido de blanco impoluto, con las mangas de la camisa aún teñidas del negro del cardenalato. Tu sonrisa tímida ya hacía ver a los que no te conocían que no podías ser un ortodoxo censor. Tu presentación como “humilde trabajador en la viña del Señor” mostró la falsedad de aquellos que te situaban en el altar de los inaccesibles.

Eres culto, inteligente, cariñoso, tímido. No, no eres como Juan Pablo II. Pero eres nada más y nada menos que Benedicto XVI. A él le quisimos por ser el Papa y por ser como era. A ti te queremos por ser el Papa y por ser como eres. Gracias a Dios todos sois diferentes y todos sois el Papa necesario para cada momento.

Para los que te achacan que vives en tu propia realidad, irreal a lo que es el mundo que pasa frío y hambre por estar tras los gruesos muros vaticanos, has demostrado de sobra que no es así en el viaje que estás desarrollando en EEUU. Allí te has remangado las mangas de la camisa y has metido tus frágiles manos de pianista en la mierda de la pederastia que azotó a nuestra Iglesia hace algunos años. Podías haberte limitado a pedir una oración por las víctimas, pero te reuniste directamente con ellas y escuchaste cara a cara sus padecimientos, sufriendo a la vez con ellos. Podía haber pedido genéricamente “por la Iglesia americana”, pero te has metido en su seno y has hecho autocrítica de la de verdad, reconociendo que los problemas no se solucionan pagando indemnizaciones, cambiando a los sacerdotes de diócesis y pidiendo silencio y olvido. No, algo tan dramático como lo que hicieron algunos de nuestros representantes se soluciona así, pidiendo perdón a la cara a las víctimas, sufriendo con ellas y garantizando que jamás volverá a suceder un horror de ese tipo.

Dios mío, gracias por este don en forma de extraordinario Santo Padre. ¿Qué más podemos pedir que un Papa teólogo, intelectual, cercano al alma humana, comprometido con la Verdad y con los que sufren la injusticia? Que nos los guardes por muchos años más.

MIGUEL ÁNGEL MALAVIA
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Si, esas loas y alabanzas me las imagino yo también en bocas de los zapotecas, venerando a su chamán mientras realiza una gira de sacrificios humanos, igualmente respetables, claro... son sólo ritos diferentes.
    Sí, claro, Beny es un buenazo, sabe que los escándalos de pederastia no se solucionan con indemnizaciones ni cambiando a los pederastas de diócesis, por eso lo que hace respecto al escándalo es indemnizar y cambiar a los pederastas de diócesis, ¿para qué va a entregar a los culpables a la justicia ordinaria? ¿para qué se va a presentar el Vaticano como acusación particular? O, más sencillo, ¿expulsarlos de su organización? Claro, igual es que así los criminales consiguen la catadura moral digna de la oligarquía de la Iglesia macihista y anti ser humano. Reflexionemos un poco, según esta actitud y la de el considerar a la mujer indigna del sacerdocio (y por tanto, se maquille como se maquille, inferior al hombre) la iglesia católica considera que las manos de una mujer son menos dignas de tocar vuestro Santo Sacremento de la Eucaristia que esas manos de curas pederastas que han restregado por los genitales de menores de edad (y ésta afirmación es un hecho probado por la ley, catoliquillos míos) ya que siguen dando la comunión todos los días. Beny es ese buenazo que se planta en Valencia a los pocos días del accidente de Metro de Valencia y no se le ocurre nada mejor que soltar que el hombre no es quien para cuestionarse los designios de dios. Hay que ser cruel, negarle ese derecho que hasta todo niño tiene, todo chaval le pregunta a su padre la razón de por qué le ha dado una hostia. La iglesia no es quien para dar a nadie lecciones de humanidad, de hecho ha sido la principal rémora en su evolución y toda conquista ciéntifica y social se ha logrado ya no a pesar suya, sino que me atrevería a afirmar que incluso en contra suya. Es una organización que merecería ser juzgada por crímenes contra la humanidad. Aunque claro, siempre dispuesta a amparar o justificar (sólo hay que consultar las pastorales y políticas oficiales) a asesinos y actuar en contra de los débiles. En fin "Ecrasez L´ Infame", que dijo el gran Voltaire.
    Es verdad, Benedicto XVI entiende que la fe no debe resquebrajarse, que la pederastia de aquellos farsantes debe ser denunciada, y asume como culpa propia, lo cual hace grande el mensaje de Cristo, o al menos lo salva de contaminaciones. Por otro lado, yo soy el primer sorprendido con este Papa, el cual cuando era sólo Joseph Ratzinger me parecía un hombre excesivamente intelectual, una especie de nuevo escolástico, un teólogo de primera línea mundial, sí, pero alejado quizá de la realidad; lo cierto es que la tiara vaticana desdice ese prejuicio: parece mucho más cercano y sincero, no tan frío, incluso muy sonriente, cuando de Cardenal no sonreía nunca.
  • Mi primer homenaje a Unamuno en 2016...

    Todo día es bueno para homenajear al más grande de todos los poetas: el loco Don Quijote, custodio de la fraterna utopía.

    Con los héroes de Charlie Hebdo. Aunque no compartiera muchos de sus postulados ni la forma de expresarlos, ¡siempre con la libertad de expresión!

    Como cada año, mi homenaje a las ánimas de rostro global...

    Evidentemente, no manejo eso de juntar versos. Pero, desde el cariño, vaya desde aquí mi homenaje por Don Alfredo.

    Hay quien no le gusta que aquí el deporte sea un tema de inspiración... Pero yo insisto, pues además va en clave de humor. O eso pretendo.

    Unos días después, pero aquí llega mi particular homenaje a Gabriel García Márquez. Una parte de este relato es muy real, ¿eh?

    Mi homenaje al maestro Paco de Lucía, que hoy nos ha dejado muy huérfanos.

    Perdón por el tono...

    Aquí, tratando de pegar un bocado a la dura corteza que cubre este mundo nuestro para vislumbrar qué hay realmente dentro... Advierto: es una impresión muy personal.

Conquense y madrileño, licenciado en Historia y Periodismo, ejerzo este último. Libertario y comunitarista, voto al @Partido_Decente. Mi pasión es escribir.

Tienda

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta