cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Un hombre normal. Relato de un despertar.
Suspense |
01.08.13
  • 4
  • 7
  • 1019
Sinopsis

Era una persona "normal"...

De pequeño le gustaban esas cosas. Sin embargo cuando expresaba aquella inclinación, los adultos decían que no debía gustarle eso si quería ser un niño bueno.

Así que enterró en lo profundo de su sótano interior estos deseos, y dibujó soles y flores de colores en el papel, como el resto de los niños normales.

Cuando creció eligió el oficio de su padre, y al tener por primera vez en sus manos la gran cuchilla de acero inoxidable con su afilada hoja, vio su rostro reflejado en ella como si de un espejo se tratara.

Por fin.

Toneladas de «aquello» pasaban por sus manos todos los días: colores, texturas, tamaños, formas; aspiraba su olor particular: en ocasiones algo dulce con un toque ácido; en otras, un aroma denso y opaco que anunciaba el inicio de la putrefacción.

Solía disfrutar con el sonido de los huesos al romperse limpiamente, debido al golpe certero de su hábil muñeca; con el tacto frío y escurridizo de la materia lista para que también otros la gozasen casi tanto como él.

En aquel contexto a nadie le resultaba extraño verlo cubierto de sangre, con una sonrisa de entusiasmo y lleno de energía mientras trabajaba doce horas al día sin rechistar.

Allí era normal, aunque su sótano rebosaba de deseos reprimidos. Quería más. Necesitaba más. No podía evitar las fantasías.

Una madrugada se abrió la puerta prohibida y lo que estaba bajo llave tomó el control.

Cuando la gente supo lo que había ocurrido, el espanto se apoderó de la ciudad.

Al ser interrogados por la policía, los vecinos del barrio meneaban la cabeza con incredulidad: « Era un chico respetuoso, no se metía con nadie.»

«Muy trabajador; quizás un poco reservado, aunque siempre amable.»

«Normal, muy normal…» Repetían todos azorados.

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • "Muy normal, a mí mientras no me den fiambre por filete no me meto"; esos son los vecinos del barrio, y son tan normales como el carnicero entusiasta, porque todos tienen un sótano que tratan de mantener bien cerrado. Me ha gustado mucho el leve vuelo sobre los antecedentes de un niño bueno que se reprimió de dibujar la casquería que tanto le gustaba ver en la tele y en los video-juegos que le regalaban los adultos. Saludos.
    Ja, ja. No hay que fiarse de los hombres completamente normales. Muy bueno.
    Me gusta mucho la fluidez con la que escribes; esto, junto con la tensión que creas, hace que no se pueda parar de leer. Es el segundo relato en el que me dejas totalmente intrigado, sin saber muy bien que creer. Seguiré leyéndote. Un saludo.
    Vale, nos deja con la incógnita y mantiene el suspense.
    Muchas gracias Paco, me alegra que te haya gustado, un saludo!
    Un muy buen relato en el que en pocas palabras dibujas con precisión la reprimida naturaleza del asesino sicópata que sacia su sed de sangre oficiando de carnicero hasta que harto de practicar imitaciones decide recurrir al original y abrirle al monstruo del sótano. Enhorabuena. Saludos.
  • Esta historia está inspirada en las numerosas guardias nocturnas de los trabajadores del 061...

    Este relato está inspirado en una experiencia personal, cuando salía de trabajar y cogía el metro para ir a mi casa.

    Era una persona "normal"...

    En el quinto círculo del infierno alguien escribe las historias de los condenados...

    Vecinos problemáticos: he ahí la cuestión.

    Una tormenta en medio del mar. Son las tres de la mañana. Miedo y frío. La pesadilla acaba de empezar...

    Es peligroso salir con desconocidos...

    Una mujer sola, de noche, cruza la calle. No hay nadie más. O eso cree ella.

    La noche de San Juan una pareja se reúne con sus amigos para festejarlo en la playa, junto a las tradicionales hogueras de esa noche. Pero no saben que a la medianoche los umbrales que separan los mundos se abren y cualquier cosa puede ocurrir...

    Una joven que corría por el paseo marítimo de su ciudad, se encuentra con una pareja que ha sufrido un accidente. Ella se ofrece para ayudar, sin saber que no todo es lo que parece en aquella tragedia...

Disfruto leyendo y escribiendo historias. Me gustan los gatos y el mar. He publicado en Amazon tres novelas de suspense romántico, un libro de relatos, y varios cuentos infantiles.

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta