cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Un juego sin final.
Varios |
26.07.21
  • 5
  • 6
  • 479
Sinopsis

J escribió estos relatos, yo los publico y comentos otros cumpliendo la promesa que le hice

Odiaba la violencia, pero por un juego macabro del destino era algo que se le daba muy bien.

No creía en Dios alguno, pero curiosamente era uno de los paladines de uno de esos seres que marcaron la violencia en que se vio envuelta su vida.

Nunca quiso viajar y curiosamente esa era una gran parte de su día a día; amaba el mar y el destino volvió a tirar los dados en su contra logrando que  este le matara una vez, al menos durante 2 minutos que fue el tiempo que estuvo su corazón sin latir una vez que su embarcación se fue a pique debido a la tempestad.

La amo sin límite olvidando la violencia que le rodeaba, rezando dando gracias a un Dios en quien seguía sin creer, viajando agarrado de su mano disfrutando del mundo, y cuando ella le dejo el mar volvió a reclamarlo matándolo una segunda vez, esta vez su corazón estuvo falto de latido alguno algo menos de un minuto, aunque él cree que desde ese día lo que se escuchaba eran “latidos fantasmas” como a él le gustaba definirlos.

Entonces se abandonó por completo en los brazos de la violencia; el destino debió de divertirse con las controversias que envolvía su vida, haciendo que la muerte se olvidara de él extendiendo su tortura en el tiempo.

Una jarra de vino más pidió al tabernero dejando su último sueldo de soldado en el conocimiento de que las murallas de aquella ciudad santa caería aquella noche y todos sus habitantes pasados a cuchillo, como ellos hicieron anteriormente a los que estaban en su misma situación.

Pero un runrún dentro de sí le decía que el seria uno de los pocos que podrán salir con vida de allí para seguir con su condena.

Un largo sorbo fue suficiente para tener el valor de cerciorarse de aquello que tanto temía; se diario a la muralla más alta y tras relevar al soldado que le predecía en la guarda y una vez desaparecido este, salto de la muralla envalentonada con el vino consumido durante todo el día.

Una vez su cuerpo tomo contacto con la arena del desierto pudo observar el tablero universal, un solo instante antes de volver a encontrarse lanza en mano vigilando la muralla desde la que se tiro.

Sí que existen dioses y para desgracia nuestra somos piezas de su ajedrez, y erróneamente sí que morimos, pero una vez el juego comienza de nuevo nos posicionan sobre el tablero según sea el juego planteado, o si nos caemos de vez en cuando como es mi caso me vuelven a poner de nuevo en pie para seguir con este juego sin fin.

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Si se toma el camino inadecuado y la persona se abandona nunca sabrá si ha ganado o perdido la partida en el ajedrez de la vida que se encargará de mostrar las jugadas. Muy bueno Cometa. Un saludo.
    Un relato tremendo, pero muy cierto. Sí a veces da la ssensación de que la vid es un tablero de ajedrez jugado por alguien sádico. Los gnósticos decían que el mundo había sido creado por un dios menor que se complacía con la imperfección del mismo. Pero siempre hay que seguir adelante para poder vivir.
    Valorar la vida, estimar las caídas y revaluar las vueltas de volvernos a levantar. Es el camino de la experiencia y del crecimiento personal. Saludos Cometa.
    Trágico y brutal. Un mundo sin salidas, sin esperanzas.
    Para algunos es un juego, para otros una carrera de obstáculos. Un abrazo
    Me gusta la idea de ser peones en manos de algo grande, sea el destino u otra cosa, pues a veces no se entiende lo que ocurre alrededor y vamos hacia delante por pura inercia. Un abrazo a los dos.
  • J escribió estos relatos, yo los publico y comentos otros cumpliendo la promesa que le hice.

    J escribió estos relatos, yo los publico y comentos otros cumpliendo la promesa que le hice.

    J escribió estos relatos, yo los publico y comentos otros cumpliendo la promesa que le hice.

    J escribió estos relatos, yo los publico y comentos otros cumpliendo la promesa que le hice.

    J escribió estos relatos, yo los publico y comentos otros cumpliendo la promesa que le hice.

    J escribió estos relatos, yo los publico y comentos otros cumpliendo la promesa que le hice.

    J escribió estos relatos, yo los publico y comentos otros cumpliendo la promesa que le hice.

    J escribió estos relatos, yo los publico y comentos otros cumpliendo la promesa que le hice

    J escribió estos relatos, yo los publico y comentos otros cumpliendo la promesa que le hice.

    J escribió estos relatos, yo los publico y comentos otros cumpliendo la promesa que le hice.

  • 1158
  • 4.54
  • 177

180 caracteres son pocos para intentarlo

Tienda

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta