cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

7 min
Un Mal Paso - Parte 2
Humor |
01.04.18
  • 0
  • 0
  • 656
Sinopsis

La lamentable situación de una secundaria y la rivalidad se fortalece a pasos agigantados.

"Queridos alumnos y alumnas del Colegio:
Hoy por estar a punto de terminar este ciclo escolar, propusimos al Consejo Estudiantil preparar una fiesta en honor a ustedes. El evento está programado para mañana a las 5 de la tarde en éste plantel...".

- El director es un idiota - se mofó Javier.
- No deberías ofenderlo - intervino Edgar - Nuestro plantel es el primer lugar estatal en matemáticas y ciencias naturales.

Javier imitó a un somnoliento cuando escuchaba hablar a Edgar. De Edgar puedo contarles lo inteligente que es. Utilizaba anteojos y, a diferencia de los "prototipos nerds", su rostro no tenía demasiado acné. Digo, el acné forma parte de nuestra juventud. Qué prefieres, ¿acné o canas? La respuesta sólo la tienes tú.

Gael, el bravucón de la escuela, me miraba con desdén y me hacía mímicas sobre cómo me mandaría al Hospital. Éste tipo había sido expulsado de tres escuelas diferentes. Las razones: de la primera fue expulsado por vender revistas de pornografía (o XXX, cómo se le conocen); la segunda ocasión fue por ser encontrado teniendo sexo con una chica de su salón ( que por lo visto, no fue con preservativo). Por último, trató de bajarle la falda a la directora y fue obviamente expulsado. Aún conservaba su actitud.

En el patio del plantel, los profesores charlaban mientras el director exponía al alumnado los objetivos que debíamos tener para la Preparatoria. Era un nivel importante y decidiría el camino de nuestras vidas. Una mentira. La mayoría de quienes terminan el Bachillerato terminan dejándolo. Ya sea por dinero o porque no va con ellos el ser profesionista. Los entiendo; yo quisiera ser un cantante de una banda de rock. De hecho, Javier me ha invitado a una banda que tiene con su hermano.

Era una propuesta muy interesante.

Después del homenaje, Belén se me acercó. Me tomó del hombro y me susurró:

- ¿Te enteraste del chisme?
- ¿De cuál hablas? - le cuestioné.
- El de Gael.
- Ese imbécil. Nunca sabe cuando detenerse.
- Deberías acusarlo con el director - me aconsejo mientras abrazaba sus libros.
- No es necesario. Ya le ganado en varias peleas. Es un mal perdedor.
- Hombre tenías que ser - me respondió - Oye... ¿Crees que a Javier le interese salir conmigo?
- Mira, Javier es un gran amigo. Pero siéndote sincero, a él no le gustaría salir contigo. Ya sabes, pura chica guapa y con un esbelto cuerpo.
-... - le noté a Belén un poco cabizbaja. En verdad amaba a Javier.
- Lo siento, Belén. Estos golpes no me agradan en lo absoluto. Preferiría una golpiza de Gael a verte así.
- Gracias, Raúl. Eres un amigo fantástico.

Cuando estaba a punto de voltear, Gael había tratado de agarrarle uno de los pechos de Belén.

- ¡Miren! - gritó Gael - ¡Esta gorda al menos tiene algo! O, ¿acaso será algo de la grasa acumulada?

Pensarás que todos se reirían de Belén. Pero no fue así. La mayoría lo reprendió y le llegaron a llamar "un pedazo de mierda caminante". Yo tomé cartas en el asunto.

-¡Oye, Gael! - le llamé.
-¡¿QUÉ?!

En cuánto el imbécil me miró, le di un golpe con todas mis fuerzas en el rostro. El bravucón se quedó en el suelo chillando de dolor. Le había roto la nariz.

- ¡Miren! - exclame - Al menos este "hombre" tiene fuerza. O, ¿tal vez es que no te has tomado un "respiro"?

Todos, al unísono, se rieron y se burlaron de Gael. El llorón corrió y se fue a su salón.

- Ya verás, Raúl. Tendrás lo que mereces.
- Después de ese golpe, ¿todavía piensas darme una medalla?
- ¡IMBÉCIL! ¡No sabes con quién te estás metiendo!

Yo solo lo arremede haciéndome el idiota.

Las clases estuvieron tranquilas y casi sin ningún problema. ¿Por qué "casi ningún problema"? Fácil. Tenía examen de matemáticas. El profesor no parecía ser nada flexible; Javier trató de sobornarlo y le descontó tres puntos a su examen, dependiendo de cuánto fuese su calificación. A Javier nunca le fue bien en Matemáticas. Él se animaba más en deportes y en Música. Yo me consideraba intermedio en Matemáticas; claro si es que el 6 se consideraba intermedio.

El plantel estaba constituido por tres edificios que albergaban los salones. Al entrar al plantel, se notaba el patio y el primer edificio que era el de los primeros. Al lado derecho, estaba un salón de mantenimiento. Aquel salón era el lugar donde más embarazos se registraban.

El conserje era corrupto. Por unos quinientos pesos te dejaba tener sexo en su salón. Tuve curiosidad y le dije a Javier que se vistiera de mujer. No pensé que se atreviera. Al día siguiente, llegamos al salón de mantenimiento para toparnos con el conserje asomándose por la ventana trasera de su salón ( masturbándose). Después de todo, también le gustaba la pornografía infantil (teniendo en cuenta que los alumnos y alumnas rondamos la edad de 12 a 15 años) "en vivo y a color", como decía él

- Disculpe... - le llamé.

El conserje dio un respingo y se subió el cierre.

- ¿Qué hacen aquí? - nos cuestionó.
- Solo quería saber si me dejaría estar con mi novia  en su salón.
- Oh, ya veo. ¿Cuántos años tienes, muñeca?
- 14 años - respondió Javier, imitando casi a la perfección la voz de una mujer.
- Tú ya sabes la cuota, Raúl.
- Claro.

Le di un billete de quinientos (falso) y trate de no tocarle la mano. Seguramente la tendría húmeda y no exactamente de sudor.

- ¿Quiénes están adentro? - le pregunté
- Está un chavo de tercero y esa Tania de segundo. Tiene un cuerpazo para solo tener 14 - el hombre ponía sus ojos blancos de la excitación que le daba ver a Tania.
- ¿Cuánto les falta?
- Pues ese pendejo parece durar mucho. Llevan ahí 2 horas.
- ¿No cree que lo están haciendo de nuevo? Eso ya sería una doble cuota, ¿no?

El conserje se quedó meditabundo y se asomó a la ventana:

- ¡Oye! Si lo están haciendo de nuevo, ya son 500 más.
- Espérate, maestro. ¿No ves que está zorra es difícil de saciar?
- Ya veo. Pero va siendo hora que te guardes tu pene y ella se guarde los senos porque ya hay otros "clientes" esperando.
- Pues que se metan. Les damos espacio.
- ¡Fuera!

La pareja lujuriosa salió todo sudada del salón mientras se acomodaban sus uniformes. Javier y yo entramos. Era evidente que el lugar apestaba a excremento, semén y a orina femenina. En ese momento, toqué la puerta para que Belén fuera con el director. Javier trajo su grabadora y ahí puso un audio de un video para adultos. El conserje se quedo en la puerta escuchando.
Cuando se dejó de escuchar, el conserje volteó para toparse cara a cara con el director. Se imaginarán el final. Un despido y un arresto. Y muchas expulsiones.

El lugar de Gael se encontraba vacío. Eso me preocupaba un poco. Tal vez fue grave el golpe que le di. Él se lo buscó.

Gael, fuera del plantel, buscó un teléfono y llamó.

- Hola, papá - saludó Gael.
- ¿Qué quieres? - preguntó sin rodeos.
- Necesito que me ayudes. Hay un imbécil que necesita un escarmiento.
- ¿Te dices ser un hombre? ¿Y te dices llamar mi hijo? Tu madre después de todo era una cualquiera como para cuidarte y educarte bien.
- ¿Me ayudarás?
- Claro. Pero esta vez, será a mi modo.
- ¿Qué quieres que haga?
- Trata de buscar el lugar donde trabaja su padre. Iré a visitarlo.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta