cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Un mundo de sonidos
Drama |
17.10.20
  • 5
  • 1
  • 144
Sinopsis

Nuestro protagonista ve como su vida se desmorona, imbuido en un mundo de sonidos que lo rodea, hasta el final.

Un mundo de sonidos El goteo de la canilla lo desesperaba. Parecía recordarle, una y otra vez, no sólo que no tenía dinero para repararla -de hecho, muchas veces no tenía dinero para comer- sino que todo su ser, desparramado sobre la cama, ya no tenía energía ni para desplazarse. Su juventud había estado colmada de sonidos: el ruido de sus alpargatas al desplazarse por el piso de madera, el grito de su madre anunciando que la cena estaba pronta, la música que le encantaba, las conversaciones de fondo que lo perturbaban, el aullido del viento, el sonido de su lápiz rasqueteando el papel, el deleite de acariciar su querido sombrero de paja y escucharlo crujir bajo sus dedos, los pasos de sus seres queridos aproximándose, las plantas agitándose en el viento. Siempre había disfrutado las conversaciones con su hermano, el titilar de la caldera cuando el agua hervía para el té, el sonido de la brasa desplomándose bajo el tronco, y hasta las acaloradas y a veces violentas discusiones con su amigo Paul. El colapso fue llegando, agazapado y silencioso. El mundo de ruidos fue desapareciendo gradualmente; no más golpes en la puerta, no más discusiones, no más té, no más fuego, ni más pasos acercándose; cada vez menos lápices. La violenta pelea con Paul había sido un punto crucial en su desbarajuste; el abandono del lienzo, y también la oreja. Algo dentro de sí le decía que deshacerse de una parte de ella había sido un mensaje muy claro: los sonidos del mundo -interior y exterior- ya no le interesaban. El ayuno, el sueño y el desgano lo fueron sumiendo cada vez más en el silencio. Ahora solamente escuchaba la gotera, sus tripas, alguna cucaracha desconcertada, los crujidos de la cama y los gritos de su alma. Sin embargo, antes del final, Vincent escuchó otros sonidos. Primero el lápiz contra el papel que contenía su última carta a Theo, luego el contacto de ese papel doblándose dentro de su bolsillo, el contacto breve con un lienzo, y, antes del disparo en el pecho… su mano jalando del gatillo.
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Soy Virginia; profesora de lenguas, traductora y actriz. Me encanta escribir. Un gusto compartir por aquí.

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta