cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Un te quiero y un adiós.
Reales |
15.02.14
  • 4
  • 28
  • 11741
Sinopsis

En memoria de un ser querido que dejó este mundo hace algún tiempo... Porque es verdad aquello de que siempre se van los buenos.

Duele darse cuenta a estas alturas de la vida, que nos he olvidado. Y lo digo en primera persona del singular, y no en plural, porque aun no sé si tú nos sigues recordando tal cuál éramos  antes, cuando estábamos juntos, o viéndome ahora, sola, descarriada en un mundo de adultos. A decir verdad, no fui yo la que decidió borrar tu presencia de mi atolondrada vida, fuiste tú el que decidió marcharse antes de tiempo, antes de dejarme reaccionar. He de admitir que te odié. Te odié mucho por huir de mí. Sentí miedo al verte cruzar por el umbral de esa puerta y saber que no ibas a volver jamás a estar conmigo. Me abandonaste; tú que siempre quisiste protegerme de las injusticias del mundo, del desencanto de la realidad, regalándome ilusiones bañadas en azúcar.

Contigo se fue una parte muy importante de mi vida, quizá la mejor, y con el paso de los años, mi mente egoísta ha ido relegando tus recuerdos al rinconcito más profundo de mi subconsciente. Lo poco que me queda de ti viene iluminado con la luz del flash de mi vieja canon. Eras muy guapo y esbelto. Un hombre de tez morena, bajito para la media, con los rizos blanqueados por las experiencias, los ojos verdosos y la mirada alicaída. Nunca fuiste un revolucionario optimista, ni un visionario emprendedor. Eras sencillo y humilde, seguramente por haber nacido en un pequeño pueblo con habitantes limitados. Un militar forzado por las circunstancias de una guerra que nadie quiso comenzar. Un padre orgulloso de mantener a sus hijos en la debacle de la postguerra. Un amante entregado y risueño. Fuiste un referente de superación para mi generación, pero te rendiste. Te ganaron la batalla y abandonaste el juego resignado. Y yo me hundí en la más absoluta de las miserias al verte marchar.

Duele darse cuenta a estas alturas de la vida, que nos he olvidado, pero duele aún más saber que nunca volverás a agarrar mi mano, a besar mis mejillas, a abrazar mis penas… Los años me han hecho madurar lo suficiente para poder perdonarte y pedirte perdón por mi comportamiento. Sé que te hubiera gustado verme reír una vez más mientras acariciabas mis manos con dulzura. Siento haberme obcecado en culparte, cuando todos sabemos que nadie tuvo la culpa de tu partida.

He vuelto al lugar donde nos escondí en mi mente y tristemente encontré retazos inconexos de lo que fuimos. Piezas de un puzle que diariamente intento encajar, para recordarte como te mereces. Espero que tú no me hayas olvidado, que sigas mis pasos y no juzgues mi desazón. Pude borrar las imágenes, los gestos, los olores que entrañaban tu existencia, pero nunca podré borrar los sentimientos que me provocabas al tenerte, que aún siguen ahí, por siempre. Un te quiero y un adiós.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Lamentablemente no tuve que inventar nada del protagonista de mi historia, pues era un familiar muy querido con el que compartí muchas horas... Gracias por comentar. Un saludo!
    Me gustó como en pocas líneas describes tan bien al personaje. Enhorabuena.
    Gracias por los elogios y comentarios, este homenaje es válido para cualquiera que haya perdido a un ser querido. Estoy segura de que todos admirabais tanto a vuestro amigo, familiar, pareja o mascota tanto como yo a mi abuelo. Y por eso para mi este relato representa una pequeña parte mi alma y mi amor hacia él. Un saludo a todos!
    Me gustó. Gracias por escribirlo. Saludos
    Realmente bonito, Shiva. A todos nos ha pasado. A unos primero, a otros después... Pero todo el mundo ha pasado por ello. ¿Y cuándo te preguntas "por qué? ¿Por qué has tenido que haberte ido tan pronto? ¿Por qué ya no podré volver a escuchar tu voz al otro lado del teléfono? ¿Y cuándo algo va mal y desearías volver a tener a tu lado a esa persona, porque sabes que él o ella sería capaz de ayudarte y darte todo su apoyo? Ante tan bello y emotivo relato me he quedado sin palabras. Un saludo, compañera
    bueno a estas alturas yo creo que lo han dicho todo me queda unirme a los elogios nada mas
    Que mágica so las palabras, como las de tu relato. Podemos arrancarle al olvido, al pasado con solo nombrarlas, personas y situaciones. Y hacer de que vuelvan a vivir por un instante. Saludos
    Respondiendo a tu pregunta, Alejandría, sí, hay una cierta referencia entre la canción de Nino Bravo y el relato. Es una juego de palabras que le da una mayor musicalidad. A parte de la clara relación entre la despedida a la que alude la canción y la que aparece en este pequeño homenaje a mi abuelo. Un saludo!
    ¿El título viene de la canción de Nino Bravo "Un beso y una flor"? Me ha gustado mucho, pero en algunos momentos puedo decir que me he perdido Mucha suerte y saludos compañera
    ¿El título viene de la canción de Nino Bravo "Un beso y una flor"? Me ha gustado mucho, pero en algunos momentos puedo decir que me he perdido Mucha suerte y saludos compañera
  • Remonto después del veranito... espero estar más activa con el frío =).

    "Su piel posee un característica llamada dermografismo, que consiste en que cualquier contacto le deja una marca que tarda un rato en borrarse [...] Si la piel es sensible, ¿qué no dejará marca en el alma?" -Marwan-

    Amapolas.

    "Cando penso que te fuches, negra sombra que me asombras, ó pé dos meus cabezales tornas facéndome mofa." -Rosalia de Castro-

    Unas zapatillas, voluntad y ganas de olvidar.

    Micropoesía en colaboración con el paisano BLUESS. Gracias por todo =).

    Vuelvo a las andadas tras una temporada perdida por la realidad del trajín diario, pido perdón por la ausencia, aunque esté justificada... Os deseo feliz año a todos!

    "Entre la hojarasca / el pecho de la ardilla / se llena de luz." -Haiku de Otoño-

    “El espectáculo es imponente. Todas aquellas negras murallas de la gran caldera, con sus crestas, que parecen almenas, con sus roques enhiestos, ofrecen el aspecto de una visión dantesca. No otra cosa pueden ser las calderas del Infierno que visitó el florentino. Es una tremenda conmoción de las entrañas de la tierra; parece todo una tempestad petrificada, pero una tempestad de fuego, de lava, más que de agua." - Miguel de Unamuno-

  • 105
  • 4.57
  • 60

Lectora compulsiva. Aprendiz de escritora en mis ratos libres. Enamorada de la naturaleza. Desencantada con el egolatrismo de la sociedad. No conozco mejor forma de organizar mis pensamientos que plasmarlos en papel.

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.06.20
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta