cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

6 min
Un Viaje Especial
Varios |
19.09.19
  • 5
  • 1
  • 93
Sinopsis

Bienvenido a un viaje especial, dónde te encontraras; en un magico lugar

Hace muchos años he escuchado, que los humanos han estado cambiando, se han dejado vencer por el estrés y todo lo han hecho al revés. Son egoístas y sin pensar, le hacen daño a los demás.

Cierro los ojos por completo y con mi mente me conecto, yo me empiezo a transportar y solo veo oscuridad, escucho mucha tranquilidad y una voz que empieza a hablar: El primer humano acaba de cruzar, la barrera del más allá, se acaba de transportar al portal de un mágico lugar, aquel que los colores nunca pierden la tonalidad y se respira felicidad.

Yo me comienzo a preguntar, ¿quién me puede hablar, en medio de esta oscuridad?, no veo ni una criatura y esto a mí me asusta, confundido me encuentro y por eso yo contesto: Podrías explicarme por favor, ¿dónde me encuentro yo? No sé qué hago aquí y tampoco que quieres de mí, tu voz  me es familiar y eso me pone a pensar.. Quiero ir a aquel mágico lugar del que me acabas de hablar.

Esta criatura me respondió y aterrado quede yo: Elliot es mi nombre, estás aquí por una razón y es tu simple conexión. Caminas fresco y sin temor, brindando respeto y amor.  Por los bosques y montanas te gusta suspirar, solo recuerda el bosque de la felicidad, allí es donde sueles pasar.

Sorprendido y feliz quedé, pues con un viejo amigo me encontré. Su voz me fue guiando y una puerta fui cruzando…Al otro lado todo cambió, mi cuerpo comenzó a cambiar y también la gravedad, podía alto saltar y muy duro amortiguar, había arboles enormes, algunos de colores. Animales se veían volando por doquier, yo estaba a punto de enloquecer.

Elliot se desapareció, sólo estaba yo; tenía que descubrir el lugar en el que me encontraba y sacar muchas enseñanzas. Lo primero que pude apreciar, fue un aire de positividad.

Lo más asombroso que pude ver, fue que los animales te podían entender, ellos se podían comunicar y todo lo lograban escuchar. De  los aires un ser apareció , es llamado Don Volón, con alas de cóndor que le permitían alcanzar, una altura sin igual. ¡Es un ser ancestral!

Don Volón se presenta con mucho respeto, me dice que es el hermano del viento, le gusta surcar por los aires sin parar y los atardeceres disfrutar. Se dedica a meditar mientras se dedica a volar y desde las alturas observar. Me cuenta sobre un lugar que no había visto jamás.. Hace pocos días mientras Don Volon viajaba, sintió una energía extraña; noto cómo una zona no tenía color. Ahí se preocupó, un aroma rancio se podía apreciar, El se preguntaba: ¿que podría pasar? Con este mágico lugar, algo así no veía desde cientos de años atrás y eso no era normal.

Yo aterrado sin entender, me comienzo a preguntar. Porque Elliot me trajo a este lugar. Que les puedo aportar a estos seres fantasiosos, o acaso yo estaba loco?. Con mucho respeto le respondo a Don Volón: Que debemos hacer señor, para que vuelva el color..

Una sonrisa se puede apreciar y Don Volón con sus alas, hace el viento soplar, una corriente de aire me alzo por completo y yo me sentí pleno, lleno de energía y vitalidad, para grandes cosas poder lograr.

 

Don Volón con voz fuerte y de autoridad, me invita a intentar volar; Yo sin pensarlo me arriesgo y lo logro en el primer intento.

Unos metros sobre la tierra me encontraba y cada vez más alto volaba. ¡Por los aires me encontraba! Adrenalina corrió por mi cuerpo y yo gozaba del momento.

Don Volón me indica el lugar, el cual debíamos observar, sacar una conclusión para pensar en una solución, resolver aquel problema del cual yo no tenía idea…

Pasando entre nubes de sabores y olores yo decido preguntar a lo que estábamos por enfrentar…Un silencio de preocupación se escuchó y luego responde Don Volón:

Hace millones de años atrás, una historia se solía escuchar…Que, desde las profundidades de las cuevas misteriosas, se escondían extrañas cosas, olor a muerte dejaban al pasar y los colores perdían vitalidad. Se hacía más fuerte gracias al estrés y el miedo. Era complicado vencerlos.

Yo convencido me encontraba, sabía que con algo podía ayudar y era brindando tranquilidad. Por fin había comprendido porque Elliot me había traído.

Arboles gigantes mostraban una selva de colores, era algo hermoso de ver y sentir, pues energía había allí. Finalmente logramos observar, algo fuera de lo normal. Don Volón me señala el lugar y nos dedicamos a investigar..

Ya en tierra todo era diferente, el frio te hacia doler los huesos, ¡me temblaba el esqueleto! Paso tras paso yo me cuestionaba y prefería estar en mi casa, anhelaba unas galletas calientes y a la vez estar viendo series.

Sentía que me observaban y que de mí se burlaban. Yo llamaba a Don Volón, pero el hombre no respondió; sólo me encontraba y no podía ver nada. Quiero ver a mis seres queridos y a todos mis amigos, esto me lo repetía una y otra vez, hasta que miedo deje de tener.

Sentí una sensación de positividad, pronto mejoro la respiración, mi mente logro controlar y en la oscuridad me animo a cantar: Yo no puedo comprender como pueden vivir alimentándose de estrés y temor; cuando todos tenemos un corazón… No olviden que los colores de la vida están allí, para dibujar la forma en que queremos vivir, si sonríen y ven todo con propósito, ¡no querrán vivir solos…Ustedes podrán ayudar a los demás y así de seguro sus vidas  cambiaran!                                                                                                         

Palabra tras palabra sentía como la oscuridad se dispersaba, seres extraños salían corriendo por mi y yo luchaba hasta el fin. De un momento a otro Don Volón entra en acción, el con sus alas los espanto y me ayudo a acabar la misión. Tras horas de meditación y sabias palabras , en normalidad todo se encontraba.

Un fuerte sacudón sentí en mi interior. Elliot había vuelto a aparecer, el me felicito y a un buen jugo me invito. Como moraleja les puedo decir:

¡Si algo quieres lograr, acude a la positividad, el amor te guiara y así todo lo lograras!

 

 

Sebastián Gómez Arango

 

 

 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Manizaleño, disfruto de la escritura, lectura y pensamiento libre; positivo, critico constructivo..

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta