cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Una cita muy particular.
Varios |
13.04.20
  • 3
  • 2
  • 322
Sinopsis

A veces no es suficiente una persona para escribir y leer.

Un nuevo día de un nuevo año, solo que como hace tiempo este día es especial.

Fue una buena inversión comprar este todoterreno, miro por el espejo retrovisor y veo a mi Pastor Alemán como saca la cabeza por la ventanilla trasera que dejo abierta para que disfrute.

La música suena en el reproductor mp3 mientras el coche va devorando los kilómetros.

Bajo el retrovisor, me miro y no me reconozco, eso es por lo que puedo hacer esto.

El olor lo dice todo, me paro un momento en el arcén y abro la ventanilla, aspiro fuerte, puf, este olor es como un marcador de un libro electrónico que te hace volver a un momento que quedo marcado sin pensarlo.

Arranco, cojo en desvió y me dirijo hacia la ciudad; aparco un poco lejos para pasear mientras mi perro disfruta con olores nuevos allí en la ciudad, ya que no solemos pisar muchas, la soledad a veces es necesaria, pero llego un momento en mi vida en que simplemente era tan necesaria como el oxígeno para sobrevivir, y entre las montañas ese era un elemento del que nunca me cansaba.

A veces somos animales de costumbres y algunas personas por mucho que pase el tiempo hay ciertos hábitos que son imposibles de cambiar.

Las cinco, solo hay que esperar un rato y ella aparece para ocupar la mesa en la terraza que según decía era su preferida; como pensaba en el coche, el pelo largo, la pérdida de cabello, la indumentaria totalmente opuesta a la que solía vestir, una gorra, unas gafas de sol y la barba hace totalmente imposible que llegue a reconocerme como otros tantos años de ese mismo día.

Simplemente necesitaba saber un año más que estaba bien, algunas personas nos conformamos con poco.

Se toma el café, se levanta y tras pagar hago lo mismo, paseo con mi perro hacia el coche, pongo la radio y bajo un poco la ventana para que el disfrute pese a que hace algo de frio; el olor vuelve de nuevo al pasar por aquel lugar, todo queda atrás y tras un par de horas de viaje las montañas vuelven a aparecer, abro la cancela de la finca y meto el coche, doy de comer al perro y me ducho, cojo una cerveza y me siento en el sillón del porche, mi perro se hecha junto a mí para que le acaricie la barriga un poco mientras miro las estrellas y huelo la lluvia que se acerca.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 1119
  • 4.58
  • 13

180 caracteres son pocos para intentarlo

Tienda

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.06.20
10.03.20
13.08.19
Encuesta
Rellena nuestra encuesta