cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Una mordida a la manzana de la discordia.
Amor |
29.04.17
  • 4
  • 0
  • 1487
Sinopsis

Abriéndome pasó por tus caminos. Sediento de tu placer.

Tu piel erizada y risas conjuntas al proceso.

Tan próximos que no podíamos vernos.

Ambos absortos en ese rito urgente.

Envueltos en el calor y olor que juntos hacíamos.

-

Abriéndome pasó por tus caminos.

Sediento de tu placer.                                                              

Queriendo ceder.

Temiendo perecer..

Deseando renacer.

-

Un caos desatado al encontrar tus labios con los míos.

Un atisbo de completa soledad.

Cada uno perdido en su quemante abismo.

Despertar al otro lado del fuego para descubrirnos sumergidos en el desorden de las almohadas.

En el desorden de nuestras almas enredadas.

En el enredo de nuestras mentes desahuciadas.

-

Te recuerdo como el silencio de la noche que apenas comenzaba.

En calma.

Recuerdos minuciosos y perfectos, de volúmenes suaves y colores cálidos.

Como una intención captada sobre un papel granulado o una tela.

-

Todo lo vivido y lo por vivir, las épocas simultaneas sin principio ni fin.

Mantengo en mi mente un dibujo de aquella noche en la que hicimos el amor.

En la que mordimos la manzana de la discordia.

Donde decidimos colocarle puntos a la historia.

.

Soy espectador y protagonista.

Estoy en la penumbra, velado por la bruma de un cortinaje traslucido.

Aquel lienzo pintado sobre aquella cama revuelta.

Estoy allí contigo y también aquí, solo, en otro tiempo de la conciencia.

.

La piel brilla húmeda.

Intimida complicidad.

Una visión recurrente e inmutable.

Nada cambia.

.-

Los pliegues de las sabanas y rincones sombríos del cuarto.

La luz de la lámpara rozando tus senos y pómulos en el mismo ángulo.

Tus cabellos oscuros cayendo sobre tu rostro.

Tu mirada reflejando un infierno.

Y tus piernas encadenándome para convertirme en un esclavo de tu sed.

-

Invulnerables al deterioro de la mala memoria.

Un interminable trayecto en un accidentado viaje.

Un estado de alivio y decepción.

Bienaventurados sean los que pueden contener al amor.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 23
  • 4.48
  • 348

Ermitaño. /Acompañante de la luna.

Tienda

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta