cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Una música para una época
Varios |
19.01.12
  • 5
  • 2
  • 1318
Sinopsis

.

UNA MÚSICA

Hay música preciosista que deleita a los oídos; hay música dura que desinhibe de las exigencias sociales; hay música romántica que empuja a los amantes al abismo; hay música elegante que nos vuelve elegantes; hay música de vicio que desata las bajas pasiones;... y entre todas ellas encontramos otra, que cuando nos captura nos extravía en el laberinto más profundo, en el nuestro, para encontrar al final de las murallas algo que transciende a la ferocidad del hombre y a todas sus mentiras.
Esta última no sirve para las fiestas.

PARA UNA ÉPOCA
    
Aquellos chicos se retorcían como gusanos: querían culminar su crisálida, y volver a nacer mariposa. La incomprensión de su naturaleza los hundía en una desierta melancolía. Entonces, aprendieron a amar la música.
El diablo dio sus primeros avisos. Algunas chicas sólo querían volar alto. Se guarreaban en el tocador, pero sólo para caer en el vacío: un concepto de altura.
Voces aquí y allá. El universo era todo una voz. Así llegaron a hacerse la idea del mundo. Mientras tanto, sin rumbo, descubrían que en la noche todos los gatos son pardos. Otra forma de vivir el día a día.
Día a día, hora a hora, saltando de tren en tren, buscando el origen de todo, buscando el origen de la música.
En un tugurio cavernario alguien se movía al ritmo del fuego. Nuevos amigos, nuevos oropeles.
Algunos locos caían por los barrancos. Hay quien nace una y otra vez con un instintivo impulso al suicidio.
Y luego los días de entretanto, como gatos en la noche, a veces capturaban algo de valor.  Mil horas malgastadas, para luego siempre de nuevo lo mismo. Las imágenes pululaban sobre sus cabezas, y en los oídos siempre una banda sonora. Haciendo el ganso llegaron a lo más alto y a lo más intenso: los viernes del amor, el ridículo vampiro de los ojos rosas. Imágenes destiladas por el alcohol.

Y llegó el frío de repente. Demasiado tarde para recomponer todo lo pasado. Tomaron aliento y emprendieron el largo camino hacia el hombre feliz.  Anclados quedaron algunos en aquel puerto: la infelicidad del recuerdo. Esperaron y esperaron: la misma calle, el mismo portal, el mismo coche iniciático, el mismo bar, las mismas borracheras... pero todo fue una trampa para los sentidos. El barco ya había partido.

El último día de otoño se apagaron las ilusiones y empezaron a odiar la estúpida realidad:  idealizaron todo lo pasado. Agachando la cabeza, comenzaron a  vagar sin rumbo, hacia ningún lado.
Y entonces, comenzaron los días perfectos.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 118
  • 4.58
  • 42

Tienda

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta