cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

5 min
Una vida negra
Terror |
23.09.08
  • 3
  • 5
  • 1120
Sinopsis

Una historia basada en un personaje real

-Revisión del caso B-1157.Sujeto: Ed Kemper, santa Mónica, California. Fecha de nacimiento 25 de abril de 1968. Condena: Cadena perpetua por Asesinato en serie con agravantes de tortura y alevosía.
Esta presentación fue hecha por Alex dinner, jefe de psiquiatría de la penitenciaría de california en el año 1999. Tenían que decidir y revisar uno de los casos más extravagantes que habían vivido nunca en su comunidad. El de Ed Kemper.

-El sujeto lleva en prisión más de veinticinco años, sin muestras de mejoría, arrepentimiento o sanación.-Dijo Alex.
-Normal, es un psicópata que no busca el perdón divino.-se jactó Michael, alcaide de la prisión.
-Si no le damos opción a reformarse, si tan solo le dejamos ver la luz, aunque sea en el patio una vez por semana, pocos esfuerzos podemos realizar. Es más, no tengo bases para mi estudio y su consiguiente informe.-quién hacía estas declaraciones era Robert shutle, médico encargado de llevar el caso Kemper de cerca.
-Por favor Robert, refrésquenos la memoria.-dijo Alex
El doctor Robert abrió la carpeta del informe y comenzó a resumir la vida del paciente…

Ed Kemper parecía un niño normal. Jugaba e iba al colegio como otro cualquiera. No sabemos que pasó, que es lo que falló. Tampoco si llegó a fallar algo…

A los siete años su padre los abandonó y poco después surgieron las primeras alarmas. Mutilaba las muñecas de su hermana, les arrancaba los brazos, la cabeza o simplemente les introducía lápices entre las piernas. Una vez llegó incluso a enterrar vivo al gato de la familia. Fue entonces cuando su madre nos lo trajo por primera vez. El diagnóstico fue trastorno bipolar severo. Pasó el resto de la infancia y parte de su juventud ingresado en el centro psiquiátrico Mc Avoy. Aquí cometimos el primer error. Nada más salir, después de nuestra evaluación positiva, fue a casa de sus abuelos y; según declaraciones posteriores de él mismo, mató y descuartizó a su abuela delante mismo de su esposo y abuelo, sólo para saber ¨que se sentía matando a tu abuela¨. Esta vez ingresó por un periodo de diez años en la penitenciaría de California. Hace tan solo quince años volvió a la calle. Cometimos el segundo y último error. Mató, torturó y violó después de muertas a ocho mujeres con especial intensidad y crueldad.
Como demuestran los restos de una de sus víctimas, Mary Dickens de Minnesota. Le cortó las manos y los pies cuando todavía era consciente. Rapó y cortó su cabello y parte de la piel de su cabeza con un cuchillo oxidado. Grabó su nombre treinta y siete veces a fuego en su cuerpo y la dejó agonizar durante, creemos, cuarenta y ocho horas. Una vez muerta la violó durante una semana, ya que se hallaron numerosos restos de semen en la víctima. Su última y definitiva víctima fue su madre, la que según el mismo, ¨era el mismísimo diablo¨ y ¨es la única manera de curarme¨. La mató con sus propias manos, hundiéndole en la garganta su puño hasta atravesar el tórax y el pulmón derecho. Estudios posteriores indican que llegó a culpar a su madre de todo lo que le pasaba. Nunca conseguimos atraparle, sino que fue él mismo quién se entregó a la policía declarando ¨ya he terminado¨ y ¨estoy totalmente curado¨. Eso fue el 27 de junio de 1989. Condenado a cadena perpetua por el estado de California.

-Bien, supongo que se le hubiera condenado a muerte si hubiéramos tenido la opción.-este comentario surgió de Michael, nada dado a tener elementos como aquel en su cárcel.
-¿qué hacemos con este sujeto?¿cuáles son las conclusiones?-Alex tenía ganas de acabar con este informe e irse a comer.
-¡Que se pudra en la cárcel! Mi conclusión es esta. No podemos condenarle a muerte y tampoco dejarlo ir. Ya sabemos lo que hace cuando esta libre.-Michael lo tenía claro. Era escoria y se le debía tratar como tal.
-Sintiéndolo mucho y después de tratar de comunicarme en incontables ocasiones con el sujeto, he llegado a la conclusión que, y por primera vez en mi carrera, no tengo armas para asegurar o creer en la rehabilitación de el señor Ed Kemper. Nunca habla, no da señales de entender o escuchar, da la impresión de importarle un comino todo. En definitiva, esta persona es incurable e intratable por cauces normales.-A Robert le costó media vida intentar entender y ayudar a Ed, pero todos sus intentos fueron frustrados.
-En virtud del poder que me otorga el estado de California y el gobierno de los Estados Unidos de América, declaro y afirmo que el sujeto a pasar revisión, Ed Kemper es aquejado de una enfermedad psicológica grave y terminal de la cual, no existen ni se conocen métodos para su cura o reinserción a la sociedad…. ¡Y vámonos ya que tengo hambre!-Con esta última parrafada y estampando su firma, se cerró el caso más reseñable en la historia de aquella comunidad.


Este relato tiene una base real, pues el señor Ed Kemper existió. Todas las cosas de las que se le acusaron son ciertas. El estado de California, en el momento de su captura no tenía pena de muerte. Todavía se está pudriendo en la cárcel…..
Fue el primer caso en ese estado, en el que los expertos al mando declararon verse impotentes y la primera vez en la que se dijo que alguien no tiene cura de su enfermedad mental, dudando incluso que tuviera alguna.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

leeer leer leer y leer!!!y un poco de rock para amenizar....

Tienda

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta