cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
Verde Intenso Cap5
Suspense |
19.11.06
  • 4
  • 8
  • 1586
Sinopsis

Los acontecimientos se estaban precipitando, y no le gustaba nada de lo que había ocurrido en la última semana. De hecho ya hacía tiempo que su vida se estaba marchando por el retrete, desde que se cayó el nuevo y flamante edificio que habían inaugurado a bombo y platillo. Hubo suerte. No se registraron victimas mortales porque no eran viviendas sino oficinas de empresas y algún que otro organismo oficial, así que aún estaba vacío, pero el escándalo fue mayúsculo. El perito del ayuntamiento, que por una de esas casualidades de la vida era alumno y sobrino de Enrique supo desde el primer momento lo que había pasado. Por suerte un freno roto (que mala suerte) hizo que hubiese un accidente mortal antes que pudiese compartir sus sospechas con alguien.

Por desgracia Lucía también lo supo. Por más que lo pensaba no podía entender como llegó a enterarse, pero se enteró y se dedicó a husmear. Eso podría suponer el adiós a su carrera de arquitecto y, aún peor, cárcel, pero no pudo persuadirla de que el desplome del edificio realmente había sido un accidente. Es lo malo de tratar con una alumna aventajada. Enrique y López hicieron un gran trabajo con esa chica, y desde el primer momento se dio cuenta de que había un grave error de diseño, que él no supo ver y que tenía que haber descubierto con facilidad. Que narices, es un arquitecto de gran y merecida fama, ¿como pudo cometer ese error? Ese fallo y que el constructor sisó por su cuenta en los materiales de la obra para que le saliese más rentable, hizo que el desplome fuese inevitable. Entonces se le ocurrió la idea genial. Esa semana tenía una coartada perfecta, así que iría a verla, le daría una última oportunidad, porque no quería acabar haciendo lo que al final tuvo que hacer. Lo malo es que vio a Enrique gravando, pero eso ya lo sabéis…

También sabéis que la cinta no estaba en su casa, o al menos él no la pudo encontrar. Por supuesto, entrar en el despacho de Enrique en su ausencia requería del uso de la llave maestra, pero lograrla no fue nada complicado. La llave maestra está en poder del conserje, para casos de necesidad, como perdida de alguna llave o que se te olvide en casa… y esa es la treta que usó, le pidió la llave el viernes a primera hora de la tarde, porque la suya estaba en casa. Pero no subió al despacho, esperó en el rellano de la escalera a que entrase una llamada, cosa que ocurre con frecuencia por lo que la espera no fue muy larga, y salió a hacer una copia. A esas horas no había clientes, y solo tardaron un minuto en hacer la copia, así que cuando el conserje acabó de hablar, él ya estaba con la llave esperándole para devolverla. Le dijo que tenía que hacer unas cosas, y que cuando acabase se la volvería a pedir para cerrar cosa que también hizo para no levantar sospechas. Para desgracia suya tampoco la encontró. Pensó que seguramente tendría espacio en blanco y se la habría llevado a Londres para acabar de completar la grabación, por lo que tendría que intentarlo el martes, mientras estaba en clase, aprovechando que esa hora él la tiene libre, y rezar para que no la hubiese dejado en casa.

Esperó a ver salir al profesor y entró a buscar la cinta. Lo que no contaba era con que saldría a su clase, como siempre, pero se olvidaría unos papeles de algo que había preparado para la clase de ese día, así que regresó al despacho y le sorprendió husmeando. Le dijo que no encontraría lo que buscaba. Eso le hizo entender que Enrique sab&iacu
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 13
  • 4.22
  • 636

el cine, la lectura (no importa el género) y practicar todo tipo de deportes, sobre todo ciclismo y futbol sala

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Ranking Relatos (ver más)
+ Valorados
+ Leídos
Encuesta
Rellena nuestra encuesta