cerrar

Esta web utiliza cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

2 min
Verloren 22
Amor |
06.12.17
  • 0
  • 0
  • 38
Sinopsis

Jhon respiró aliviado colocando en su hombro el martillo. Parecía sin duda alegre de salir de aquel sitio a lo que avanzo adentrándose en la arena donde sus pies se hundieron en un fango que le detuvo. Verloren por su parte admiró un poco de aquella arquitectura grotesca y gótica formada por estatuas de lo que parecía dioses en ruinas. Muros de pinchos y columnas retorcidas en espirales que parecían garras en búsqueda de arrancar almas.

La palabra que vino a su cabeza fue incomodidad, más allá del augurio de peligro que no le abandonaba. Cuando su pie se sumergió en aquel fango sintió trepar algo desagradable haciéndole retroceder para descubrir que aquella sustancia parecía viva. Se movía como una serpiente en un volumen de grumos que se inflaban y desinflaban como si respirara.

—¿Qué es esto?—. Jhon con sus dos pies en aquel fango señaló.

—Cuacha de energía oscura, la principal fuente de poder en las esferas inferiores. Aquí lo conocido como oscuridad no es lo mismo que la oscuridad del mundo humano…— Jhon reflexionó: —Así mismo como una celda solar absorbe los rayos del sol y le brinda energía, los habitantes de las profundidades absorben esta oscuridad provocando un residuo de vapor llamado miasma que puede volverse materia.

—Sabes mucho sobre esto—.Dijo sorprendida mirando como aquella materia se torcía. Parecía un mar vivo de oscuridad.

—Un poco, no soy mi madre—.Aquello extraño a Verloren.

—Tu…—.Miraron ambos como en el centro de aquel lugar dos ojos se asomaban del fango. Eran rojos con una raya oscura semejante a la de un lagarto.

—Oh uh—.Jhon retrocedió mirando como surgía del fango en primera estancia fauces como las de piraña en un cuerpo de lagarto.  Inflo su garganta como una rana y procuro un croar opaco que golpeó en ambos como una brisa pútrida. Escamas moras y aletas formaban aquella criatura cuyos ojos reptilianos reflejaron a sus dos presas.

— ¿Qué es eso? —. Preguntó con un rostro lleno de miedo Verloren.

—Tal vez el martillo se nos quedé corto—. La apatía de Jhon comenzaba a serle preocupante teniendo en cuenta lo que estaba frente a ellos. 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 36
  • 4.66
  • 197

Un soñador con la visión de un mundo que conoce sus escritos y disfruta de ellos añadiendo el valor para seguir escribiendo… un soñador el cual sus libros dejan de ser cadáveres incompletos y se vuelven gigantes para los pies cansados de sus lectores… un soñador que escribe (un escritor)

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta