cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Vérsela más grande.
Humor |
06.10.14
  • 3
  • 3
  • 1113
Sinopsis

Breve interpretación del ego masculino. Finalista del 1er. Premio de microrelatos Manuel J. Peláez.

Ando con el ego hinchado. No es la primera vez que me pasa, de vez en cuando sufro esta inflamación exagerada de la autoestima. Me doy cuenta cuando voy al baño y de repente noto que mi miembro está más pesado.

Me sucede desde niño, desde los tiempos en que marcaba un gol para mi equipo de fútbol infantil; o ya de adolescente, cuando eventualmente lograba besar los labios de una chica. Ahora de grande me vuelve a ocurrir, luego de que por fin me encamé con la vecina. Once meses persiguiéndola, tratando de llamar su atención y suplicándole una oportunidad en medio de comparaciones odiosas y dudas transcendentales, hasta que por fin dejó a su novio de toda la vida y me eligió a mí.

Está tirada en la cama, sonríe entre sueños y de vez cuando suspira. Tiene la piel blanca como la leche, salpicada por una infinidad de lunares. No sé si me gusta eso. Hubiese preferido una tonalidad más neutra, menos vulnerable a los ojos. Sus carnes diáfanas por momentos me dan impresión. Quizás el hecho de que no estén del todo firmes agrave esta percepción adversa. Tendría que haber imaginado que sus curvas estaban contenidas por costuras herméticas; que apenas se quitara la ropa la fuerza gravitatoria alteraría más de lo conveniente su figura desnuda.

Seré sincero: no me gusta tanto. Es muy blanca, muy blanda y muy puta; se entregó por completo la primera noche. No creo que vaya a funcionar, al menos no en este momento de mi vida en que necesito espacio. No vaya a ser que justo ahora, que la tengo más grande que nunca, me intenten enjaular.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Me ha gustado! Una interpretación del ego bastante canalla y que nos podría describir a muchos de nosotros. Un saludo.
    Muy buen planteamiento sobre la vanidad del hombre y muy gracioso además. Saludos
    Muy, muy divertido. Enhorabuena
  • Relato policial que narra las intrincadas peripecias de un agente encubierto de narcóticos, quien tras caer preso de las adicciones, regresa a la escena en muy extrañas circunstancias.

    Relato policial que narra las intrincadas peripecias de un agente encubierto de narcóticos, quien tras caer preso de las adicciones, regresa a la escena en muy extrañas circunstancias.

    Relato policial que narra las intrincadas peripecias de un agente encubierto de narcóticos, quien tras caer preso de las adicciones, regresa a la escena en muy extrañas circunstancias.

    Relato policial que narra las intrincadas peripecias de un agente encubierto de narcóticos, quien tras caer preso de las adicciones, regresa a la escena en muy extrañas circunstancias.

    Relato policial que narra las intrincadas peripecias de un agente encubierto de narcóticos, quien tras caer preso de las adicciones, regresa a la escena en muy extrañas circunstancias.

    Relato policial que narra las intrincadas peripecias de un agente encubierto de narcóticos, quien tras caer preso de las adicciones, regresa a la escena en muy extrañas circunstancias.

    Relato policial que narra las intrincadas peripecias de un agente encubierto de narcóticos, quien tras caer preso de las adicciones, regresa a la escena en muy extrañas circunstancias.

    Relato policial que narra las intrincadas peripecias de un agente encubierto de narcóticos, quien tras caer preso de las adicciones, regresa a la escena en muy extrañas circunstancias.

    Reflexión exagerada acerca de cómo el morbo del ser humano conspira con la fama.

    Un doloroso recorrido por los anales del recuerdo llevará al protagonista a descubrir lo que ha hecho la noche anterior.

En el fallido intento de escribir para vivir, he terminado viviendo para escribir.

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta