cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

7 min
VIDA LÍQUIDA 2
Amor |
17.08.21
  • 5
  • 6
  • 408
Sinopsis

Me llamó la atención el frenesí con que María Teresa se entregaba al amor. Daba la impresión de que debido a la puritana educación que había recibido se hubiese estado repimiendo durante mucho tiempo hasta estos especiales momentos y ahora quisera resarcirse de su necesidad sexual. Por lo demás nuestra vida conyugal se deslizaba por unos cauces de supuesta normalidad como las de muchas otras parejas de nuestro entorno, y tuvimos dos hijas preciosas que alegraban nuestra existencia.

Sin embargo un día al llegar yo a mi hogar después de una engorrosa jornada laboral, me encontré a María Teresa sentada en un sillón del comedor con una dura expresión de circunstanias como si  estuviese dispuesta a darme una mala noticia, o una reprimenda. "¿Qué está sucediendo aquí?" - me pregunté con inquietud.

- Siéntate, que tengo que hablar contigo Guillermo - me dijo ella con resolución.

El asunto en cuestión era que mi santa esposa deseaba que nos separásemos porque se daba el caso que ella había reencontrado a una vieja amiga del colegio llamada Matilde en la estación del Metro en Plaza Cataluña y ambas habían congeniado de mil maravillas. Tanto era así que María Teresa otro día fue a su casa y la amiga Matilde que era lesbiana se había acostado con ella y la había iniciado en un sutil juego erótico, por lo que ahora mi mujer se había enamorado perdidamente de su anfitriona y en consecuencia habían decidido hacer una vida en común.

- ¡Pero esto es inaudito! - le dije yo sin dar crédito a lo que acababa de escuchar; pues era como si se me hubiese caído un rayo encima.

- Sí Guillermo. Matilde me ha hecho descubrir una parte sensual de mi persona que yo desconocía por completo hasta ahora; además me lo paso muy bien con ella y me hace reir. Esto me ha abierto los ojos y me ha hecho compender que nuestro matrimonio es una farsa  surgido de un sistema tradicional que está muerto desde hace mucho tiempo - respondió con convicción María Teresa-. Y ahora que hay libertad quiero dar un nuevo giro a mi vida. Por eso es conveniente que nos separemos - insistió tozuda.

- O sea: Que la comedia de la boda, así como el bienestar que te he proporcionado todos estos años; todo esto ya no cuenta para nada - le dije yo con un temblor de piernas.

- Ah. Tú eres un buen hombre; demasiado bueno diría yo. Pero no me haces vibrar. Además te he visto unos detalles que no me han gustado nada; ¡pero nada, nada...! - enfatizó.

-. ¿Ah si? ¿Y de qué detalles hablas?

- Ay, no sé... Detalles en los que se refleja tu egoísmo - expresó con ambigüedad para justificar aquella ruptura.

- Vaya. Mira que cosas. ¿Y qué va a ser  de las niñas?

- Nada. Yo soy su madre. Las quiero con locura y estarán conmigo. No te preocupes que ya hablaré yo con ellas.

- Oh, que buena y sacrificada eres - dije yo en un tono sarcástico-. Y bueno. ¿Cómo debo de reaccionar yo ahora? ¿Te debo de apoyar así por las buenas con una sonrisa de gilipollas porque de lo contrario soy un energúmeno anticuado; un opresor machista y posesivo que no te deja vivir tu vida?

- No seas cínico, Guillermo.

- ¡Soy como me da la realísima gana! -estallé al fin dando una patada a una silla que había en la estancia.

María Teresa, aquella virginal mujer se fue a vivir con su íntima amiga tal como lo había planeado, por lo que tuvimos que separarnos por la vía legal. Aquella burbuja en la que se movía aquella autocomplaciente sociedad había reventado y ya nada volvería a ser como antes.

Pocos días después de aquella traumática separación fui a Pueblo Nuevo a ver a mis padres y en el portal de aquel inmueble me crucé con Gregorio Fullat que era el hijo del doctor que en su día me curó las anginas y quise saludarlo. Se trataba de un hombre de edad indefinida; alto y delgado con el cabello blanco.

- Usted es el hijo del doctor Fullat que vivía aquí.

- Sí. ¿Y usted es...? - quiso saber él.

- Me llamo Guillermo Pellicer. De pequeño también vivía en un piso de esta escalera y su padre me visitaba cuando estaba enfermo.

- Ah...

- ¿Es usted sacerdote como dijo su padre? - inquirí.

- No, que va. Lo dejé hace ya unos años. Ahora soy profesor de Filosofía y doy conferencias en medio mundo. La Teología, al amparo de Platón y de Aristóteles es un montaje eclesiástico heredado de la Edad Media, que nada tiene que ver con la mentalidad del hombre actual- dijo el señor Fullat-. Pero como aquí dicho montaje del que se derivaban unos principios morales ha formado parte del Poder político, de la autoridad durante muchos años y como la gente siempre se deja influir a ciegas por las doctrinas que vienen de arriba, tan pronto como esta vieja autoridad se ha desmoronado y con ella sus principios  morales cada cual hace lo que le apetece esté bien o esté mal. La cuestión es que no existe ningún Dios que nos premiará o nos castigará en el Más Allá.

- Entiendo.

- De hecho este desmoramiento de la incuestionable autoridad empezó cuando en el año 1889 el filósofo alemán Nietzsche anunció la muerte de Dios - continuó el señor Fullat-.Pero él no se refirió a un Dios místico, sino al dios de la razón suficiente que venía de la Ilustración. Se terminó el concepto de la Verdad absoluta que se consideraba que era una emanación de Dios. Y esto ha propiciado una fuerte crisis de valores que ha derivado en la VIDA LÍQUIDA  que es lo que rige hoy en día en Europa. Un líquido se amolda a cualquier recipiente sin ningún problema, de un modo similar al ánimo humano que se adapta en cualquier circunstancia con suma frivolidad. Todo da igual. En la actualidad cada sujeto tiene "su verdad" que siempre es subjetiva y discutible, porque a la verdad objtiva aunque ésta exista ya no se la contempla, ya no está de moda. En el presente no hay nada perdurable, consistente porque todo está supeditado a un relativismo tan emotivo como hedonista que es momentáneo, y lo que hoy es blanco, mañana es negro. Ya el mismo Einstein era relativista; así como también lo es la Teoría de la Incertidumbre Cuántica. No se sabe adónde irá a parar una partícula elemental de un átomo  en la sinuisidad de su recorrido.

- Ya. Dígamelo a mí que mi mujer que se ha educado en un colegio de monjas me ha abandonado para irse a vivir con una lesbiana. - le confesé con pesar-. ¿Y ahora qué? ¿Ya no hay unos valores en los que confiar? ¿Estamos a la intemperie?

- Siento lo de su mujer. Pero sí que hay dos valores éticos que se mantienen en pie. El primero es la dignidad personal; y el segundo es la eficacia. Usted sea eficaz en su profesión y todo el mundo le respetará.

- Muy bien.¿Y el amor?

-¡ Huy! Esto sí que es más complicado en función de la VIDA LÍQUIDA, fantasmagórica de la que le he hablado. Usted procure encontrar a una buena mujer que le comprenda, pero no se duerma en los laureles porque como ve todo puede volverse del revés.

Di las gracias a Gregorio Fullat por haberme dado aquellas explicaciones y regesé nuevamente a mi hogar.
 

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • No puedo añadir más a los comentarios que ya te han hecho. La satisfacción personal parece ser lo primero hoy en día. Un buen relato, Francesc. Abrazo!
    Esa vida líquida de la que habla tu relato es hoy en día la más habitual en las relaciones de pareja, donde el acomodamiento actúa como frecuente moneda de cambio. No queda, además, otra, es eso o romper con todo, y esto último puede ser una solución o a veces un error, dependiendo siempre de cada caso concreto. Un fuerte abrazo, amigo Francesc
    Un relato excelentemente bien narrado, como de costumbre, que nos muestra otra historia de los resultados en las relaciones de parejas...Cada quien con cada cual...Conozco historias similares, tanto de féminas como de caballeros. En mí humilde opinión, el ser humano, en oportunidades, llega a encontrarse con su verdadera esencia, fuera de las estructuras sociales impuestas y descubre su verdadero "Yo" y de allí, surge una decisión final: continuar con su mundo estereotipado, hipócritamente concebido , o rompe el molde de la falsa vida. Que realice lo que lo haga plenamente feliz...Nadie tiene la vara mágica de la felicidad del otro, solo uno tiene su propio control. Saludos !!
    Francesc, Esta vida líquida de la que hablas, es hoy en día muy habitual, cada quien hace lo que le parece correcto, lo que le agrada sin importar las consecuencias o el daño moral y afectivo, que pudiesen ocasionar. Cuando las emociones asumen el control de tu vida, el chimpancé hace de las suyas. Hay que prepararse para nuevos los cambios o esperar que llegen los talibanes e impongan el código de Hammurabi.
    C'est la vie. Interesante texto, adaptarse o casi morir. Salud
    C'est la vie. Interesante texto, adaptarse o casi morir. Salud
  • Hay personas más sensibles que otras, que pueden ser soprendidas por la magia de su mente.

    Existe un colectivo que parece ser un enemigo del comercio. Mi intención es la de defender a la libertad personal del individuo frente a cualquier imposición ideológica que se le pueda presentar.

    Un hombre vive subyugado por la figura glamurosa de una presentadora de televisión, y cuando un día va de excursión conoce a una mujer similar a ella, pero pronto descubre que la cosas no son como él desearía que fuesen.

    Un paseo por la Barcelona histórica a tavés de un personaje que existió. Un relato dedicado a mi amiga Serena, a la estupenda Ana Pirela, que aunque no es de esta ciudad, sí que la visitó una vez, y a los buenos autores de esta página.

    Es un relato que ha nacido a raíz del conocimiento que he tenido un padre que ha roto con sus descendientes.

    La mala situación de las mujeres de Afganistán, aunque ahora haya empeorado, no es de ahora sino que viene de lejos.

    Un hombre común se casa con una convencional mujer, pero ésta le hace dar un insospechado vuelco en su vida. Esta es una historia basada en hechos reales; pero aviso para que no hayan confusiones que el protagonista de la misma no soy yo.

  • 170
  • 4.53
  • 216

He realizado estudios de psicologgía profunda y metapsíquica:; he publicado relastod en algunas revistas; y hace años que colboro y llevo tertulias literarias.

Tienda

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta