cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Vitae VI moriras por nada
Reflexiones |
10.11.09
  • 4
  • 2
  • 1282
Sinopsis


El imberbe espiritual sofoca con ademanes de perro el picor de una mugre estilizada, el injerto de un estertor matutino que desencaja la mandíbula del que ríe entre dientes.

La adolescencia carnal. Vicio de un terremoto sin montañas ni ríos. Cuentas de vieja que pululan a horcajadas como rubias desvirgadas y señaladas con la pincelada frenética de un obsesionado con la libertad de una rueda de ejercicio bien adherida al cemento.

Patéticos intentos por alzar la barbilla entre tanta tormenta. Solo os queda marfil para intercambiar por oro negro. Que burdo final para una pesadilla tan elaborada. Os sale un diente y ya creéis poseer la espuma de un mar de tierra.

Vendidos locos ignorantes, solo os queda la repetitiva proeza de dedicar adjetivos sin prudencia.

Escarcha marchitada sobre tallo enfermo…VIRUS!!! La clemencia os sobra, igual que el titulo de señores del mundo. No es el mundo el que se pone en vuestra contra, es el escorbuto que lo manipula como basura prensada bajo el escombro que llamáis casa.

El rocío insignificante casi me convence entre esos alaridos descuidados que desperdigáis… vuestras sobras… la suplica del que finge de reojo. Arrepentimientos de santos que celebran el veintiocho de Diciembre. Bromistas sin compasión. El universo os pisa bajo la sombra y creéis clavar banderas de amenaza en los rincones de vuestra conciencia.

Casi me infecta la idea de permitirme el lujo de parir arcadas, quizás por temor a que se reproduzcan o quizás por ansias de dar la razón a aquel que no existe para mi y por tanto, merece el mayor de los respetos por su leyenda milenaria.

Miráis al cielo buscando lunas de sangre entre nubes de esfuerzo machacadas con manos sudadas. ¿Qué luz esperáis encontrar entre esta maleza de hierbajos cortados a fuego?

….

A veces busco en mis llagas el perdón que os redima y me incinere. Por eso os amo. Porque encolerizáis al maestro encendiendo petardos antes de la edad permitida.
Aun la ley del talión no se ha legalizado en las alturas para los jóvenes perversos que siembran la burbuja. Eso os permite caminar a vuestras anchas … y me permite castigaros sin cenar cuando subís el tono en la mesa.

Casi os quiero hasta la muerte. Tanto que preferiría llegar a ella antes de ver como os partís las rodillas contra la gravilla al patear vuestra alma contra la portería de vuestra lógica matemática.

El instante en el que os quedéis sin medidas sexagesimales deseareis haber permanecido en el banquillo para poder consultar cual es el siguiente sendero a tomar.

Los números se acabaran, dejando surcos en el mundo que conquistasteis con aires de grandeza, con la pasión del bárbaro, con la piedad del sacerdote corrompido por la sed de harapos vendidos, hambrientos, sucios… tanto tesón desperdiciado bajo cometas de mareas que se mecen sin sacrificios, con el respeto de la inocencia perpetua… tanto heroicismo de masas bizcas ¿para qué? Si al final, la historia, no la marcan vuestras huellas de ganso, sino el golpe de mar que las borra.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Muy buen texto para ponerle música. Me gustó mucho la gracia de la prosa. Muy buen manejo.
    Puede tomarse por el exabrupto de un dios enojado, o por la reprimenda de un viejo profesor. Pese a la innegable belleza de la prosa, no deja de percibirse la acidez que encierra.
  • Este es un giño a toda esa literatura femenina dedicada a hombres y escrita por hombres. Siempre se ha dicho que la mujer es complicada. Está bien. Pero ¿Cuánto de complejos podéis llegar a ser los hombres? Sin ánimo de ofender, ofrezco abiertamente lo que la mujer siente y no dice con respecto a ese tema. En este texto se habla generalizando. Evidentemente hay hombres maravillosos que no pecan de ninguno de mis argumentos. Mi relato es un “intento de literatura” masculina, dedicada a mujeres y escrita por una mujer.

    Somos así de ilogicos. No le encontramos sentido a un encuentro "fortuito" que rompe esquemas y pretendemos encontrarselo al deseo de ocultarlo entre los recuerdos carentes de sentido, porque nos llega al alma.

    El título, como habréis notado, es la clásica contestación que se ofrece ante la impotencia de no poder o no saber cómo dar más de sí mismo a alguien que lo da todo. Es mí toque irónico a un tema serio. Solo es un título.

    Cuando la muerte llega, lo hace sin avisar. Si alguna vez teneís dudas sobre el por qué o el para qué estais aqui, preguntadle a alguien que conozca su fecha de caducidad. Quizás os sorprenda averiguar que no es precisamente esa persona a la que preguntais la que se muere.

    Formas parte de él y él de ti, pero la mayoría de las veces, no lo ves... ya sea porque me descubres o porque te despides de mí.

    Mucho que decir y poco con lo que contar para expresarlo... Lo intenté... pero... prefiere seguir siendo anónimo... y yo... respeto su voluntad. (Dedicado a unos amigos que saben ver más allá de sus narices) F-L para vosotros, porque veis donde todo lo es y nada lo parece.

    Es lo que debe ser y en ello encuentro el camino para decidir no ser ejemplo. No pienso permitirme ser de acero y fuego. He encontrado la salida a este infierno y aun sin piernas, arrastraría mi esperpento olvidando mi sangre sobre tu alfombra, con tal de demostrar que en mi debilidad soy fuerte e innegable como el viento. Porque la duda no atiende a razones. Somos tu víspera, tu llegada y tu espera, síntomas de un complejo engaño que nos zarandea… pero también somos tu aliento… y en su aroma despierto, encuentro la fortaleza para luchar por ser aguja en un pajar lleno de escamas.

    Es verídico, el sol no sale todo el año por el este y se pone por el oeste. Reconozco que resulta ser una hermosa visión metafórica, pero es más que eso, es una realidad, una peculiaridad de nuestro continuo movimiento en el espacio... un espacio que no dominamos, un movimiento al que estamos sometidos :-)

    Cree lo que necesites creer. Si supone un esfuerzo olvidar es que vives tu presente en un recuerdo.

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta