cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

4 min
VIVIENDO LO NUESTRO XIII (Vs Serendipity y Gamusino)
Amor |
19.12.19
  • 4
  • 7
  • 329
Sinopsis

Han pasado varias horas. Han pasado algunas cosas, ninguna relevante. ¿Qué es al fin y al cabo un orgasmo a mordiscos con las muñecas atadas... qué es una ninfa asustada que reclama a gritos cariño y comprensión y solo recibe desprecio y soberbia.. qué es un desengaño tras la completa derrota en la batalla de conquistar un cuerpo que te obsesiona? Todo viene a mi mente en su dimensión correcta tras abandonar el nido común donde reposan él y ella... ella y él... el bálsamo de mi fracaso y el fracaso de mi intención. La vanidad herida. Ya lo decía Conrad en ese soliloquio de “Los duelistas”... <<Ningún hombre (o mujer, se sobrentiende) triunfa en todo lo que emprende. En ese sentido somos todos unos fracasados...  lo que nos impulsa hacia delante es la vanidad. Nos precipita a situaciones de las cuales resultamos perjudicados, y sólo el orgullo es nuestra salvaguardia, tanto por la reserva que impone sobre la elección de nuestra conducta, como por la capacidad de su poder de resistencia>> 

 

Me considero una persona inteligente. Tengo una formación que me capacita para analizar la conducta humana, pero... ¿me sirve para examinar la propia? ¿acaso podía considerar que tenía posibilidades de éxito seducir fácilmente a una mujer que no conocía mujer? Ciertamente, muchas damas o plebeyas tienen fantasías con otras mujeres, pero... pasar de la fantasía a la realidad es a veces difícil. A mi favor tenía ese episodio a tres, tan explosivo como inesperado, pero no debí dejarme engañar por el espejismo: el sexo que hubo entre nosotras no fue algo directo y concebido en su propia salsa, sino diluido en un cóctel con demasiados componentes. Tampoco debí dejarme engañar por un escarceo sadomasoquista que no pasó de débil incursión a su mundo desconocido. 

 

Caso cerrado.

 

Busqué una bata entre las pertenencias de mi madrina y bajé al porche, harta de darle vueltas a la cabeza y del insomnio provocado por mi error. Hacía fresco. Me arrebujé en la seda, y por enésima vez me culpé por mi falta de tacto y por mi precipitación. La había perdido. ¿Y qué... qué era Ángela para mí... un deseo romántico. Desde luego que no. Estonces... a qué lamentarse?

 

En otro arrebato de mi carácter irreflexivo había llamado a otro de mis fetiches. Me sorprendió su respuesta positiva. Ahora pensaba como reaccionarían unos y otra, y como lo haría yo.

 

El alba asomaba por la cortina de nubes y el frescor mañanero empezaba a hacer mella. Volví al calor del lecho y de dos cuerpos desnudos abrazados, sin opción para mí, y sin quitarme la bata me recosté resignada.

 

Me despertó un móvil. El sol ya lucía en todo su esplendor. Paul se incorporó y bajó con agilidad la escalera. Angy abrió sus desconcertados párpados, dedicándome una sonrisa a la que correspondí. 

 

Terminó la conversación. Paul volvió a subir.

 

—¿Qué pasa Paul?— pregunté.

 

— me reclaman del hospital— fue su lacónica y profesional respuesta.

 

— te acompaño— añadió Ángela levantándose y buscando su ropa.

 

Era el final lógico: chico busca chicas, chica busca chica, pero esa chica busca chico. Este se va y ella con él. Me dediqué a observar, quizás por última vez en su turbadora desnudez, a esa chica que me había obsesionado, y por la que me hubiera dejado torturar. Me consolé pensando en que la vida da muchas vueltas y... quien sabe.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor

Juntaletras aficionada a la cosa erótica

Tienda

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta