cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
Vivir con un TOC
Reales |
21.05.21
  • 4
  • 3
  • 549
Sinopsis

Las enfermedades mentales, subestimadas pero peligrosas, invisibles pero letales, mortales pero silenciosas.

El TOC (trastorno obsesivo compulsivo) es una de las enfermedades mentales más subestimadas por la sociedad actualmente. Los medios se han encargado de vanalizar esta patología hasta casi equipararla con una manía. A consecuencia de esto, lo primero que se nos viene a la cabeza cuando alguien menciona la palabra TOC es una persona que comprueba dos veces si cerró la puerta del coche, pero lo cierto es que un trastorno obsesivo compulsivo es mucho más que eso. Hace aproximadamente un año y medio que fui diagnosticada con esta enfermedad y a día de hoy sigo luchando contra ella. Porque eso es lo que realmente es, una larga lucha, intensa, una carrera de fondo en la que no siempre crees que puedas salir victorioso. Vivir con un TOC significa vivir rodeada de limitaciones, y cuanto más terreno gana este, más se estrecha el cerco en el que se convierte tu día a día. Tener esta enfermedad implica una cantidad de dolor que no se puede describir con palabras, implica horas de llanto, tener que abandonar cosas como tus estudios, tus pasatiempos favoritos, significa dejar de vivir. Dentro de este trastorno existen muchas variedades, es como un germen que se alimenta de tus miedos e inseguridades, en mi caso, el enemigo se había asentado en el lugar mas difícil de combatir, mi mente. En un corto lapso de tiempo me volví incapaz de controlar mis pensamientos, comencé a desconfiar de mi misma. Por mi cabeza pasaban ideas abominables, perversas, monstruosas, y yo no podía evitarlo a pesar de que luchaba contra ellas hasta terminar con enormes jaquecas. La ansiedad empezó a apoderarse de mi, dejé de comer, dejé de reir, dejé de leer, de ver la televisión, de hablar y luego llegaron las lesiones. En ocasiones sentía tanta impotencia que me hacía pequeñas heridas, no me dolían, nada podía compararse con el dolor que ya sentía. El tiempo pasaba y yo no veía ningún final a aquella situación, incluso medicada nunca conseguía despejar mi mente por completo. Empecé a pensar que me esperaba una vida marcada por mi enfermedad, nunca podría ser madre, no podría hacer ciertas cosas típicas de mi edad, yo no quería un futuro así, y si esa era la única opción, entonces no merecía la pena. No puedo enumerar las veces que he pensado en quitarme la vida, porque un TOC te lo quita todo, hasta las ganas de seguir adelante, te incapacita, te lleva al límite. El sentimiento de desamparo y la sensación de que no volverás a ser feliz son abrumadores, eres tu propia víctima, enecerrada en tu mente convertida ahora en una cárcel. Le llaman el asesino silencioso porque poca gente se atreve a contarlo por miedo a la reacción de sus allegados (mi propia mejor amiga me ha mirado como si fuese una abominación), a pesar de todo, hay que contarlo, hay que decirlo, es una carga que no puede llevar una sola persona, porque entonces es cuando te desmoronas, entonces es cuando el TOC gana.
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Muy desgarrador pero cierto. Te felicito por desahogarte de esta manera!!!
    Desgarrador testimonio, qué duda cabe. Imagino que como cualquier otra enfermedad, habrá niveles de gravedad, desde aquellos casos que no dejan de ser repeticiones de gestos, hábitos, etcétera, hasta auténticas obsesiones que, como bien has descrito, pongan en peligro la propia vida. Solo espero que si este testimonio es autobiográfico, consigas superar de algún modo este trastorno. Un abrazo
    Mientras sigas viva, tú ganas. Puede que pierdas batallas pero no la guerra. Además cuentas con el amor y el cariño de tú familia, lo más importante, y lo demás ya se irá viendo. Es difícil y complicado levantarse de tantas caídas pero el ser humano es más fuerte de lo que podemos imaginar. Un abrazo estimada Tamara, espero que sigas mucho tiempo por aquí, escribiendo y porque no, creando sueños
  • El silencio de la noche esconde grandes secretos

    ¿Qué es lo que realmente te convierte en "padre"?

    ¿Se puede viajar sin moverse del sitio o es todo una ilusión?

    (Solucionados problemas de estructura y separación de párrafos)

    Cuando encuentras el lugar al que realmente perteneces, una parte de ti nunca lo abandona.

    Mai empieza a hacer preguntas en su investigación de la muerte de su tío, pero, ¿Está preparada para escuchar las respuestas?

    No es irónico que en un mundo de oportunidades algunos decidamos desaprovecharlas todas?

    Las enfermedades mentales, subestimadas pero peligrosas, invisibles pero letales, mortales pero silenciosas.

    Solo somos edificios con fachadas bonitas que por dentro se caen a pedazos.

  • 18
  • 4.38
  • 529

Verano mejor que invierno.Recipiente lleno de inexperiencia pero intento progresar. La palabra como mayor expresión del silencio.

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta