cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Yo aún te recuerdo
Reales |
10.02.19
  • 4
  • 10
  • 356
Sinopsis

Mil gracias por cada una de sus lecturas y comentarios, se los aprecio de todo corazón.

Sigo sin recordar cuantos años han pasado desde la última vez que te vi. Sin embargo aún conservo en mi mente las veces que solíamos jugar con tu balón de basquetbol en el solar de tu abuela María. A pesar de que yo era mucho mayor que tú, siempre lograbas sacar a esa niña que llevaba en mi interior. Me divertía mucho contigo. Te hacía cosquillas, luego nos tumbábamos sobre una vieja hamaca atada a unos enormes árboles de mamoncillo. Cada vez que iba a tu casa con mis padres, tú me invitabas a ver dibujos animados a la sala. A veces te enojabas conmigo porque no tenía ganas de jugar, o te colocabas triste al saber que debía regresar a casa con mis papás. El mes pasado tuve la oportunidad de volver a ver tu dulce carita de niño bueno. Te vi más alto que yo, y eso que sólo tienes trece años. Me enteré por mi prima, tu madre, que estas practicando basquetbol. No sé pero te sentí tímido, nuestras miradas fueron muy fugaces, pero de pronto tú y tu abuela se acercaron a saludarnos a mi madre y a mí. Me tendiste la mano y te la tome sutilmente, estaba cálida y suave. Pero tu mirada era fría. ¿A caso no te acordaste de mí? Porqué yo aún te recuerdo.

Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • Mil gracias a cada uno por sus lecturas y comentarios, se los aprecio de todo corazón, es un placer para mi escribir y compartir con todos ustedes.
    Bonito y emotivo relato. Saludos.
    ¡Ya era hora de volverte a encontrar! echaba de menos tus gratificantes relatos, como este que has publicado. Es sencillamente precioso. Me has hecho pensar en mi infancia. Claro que la gente cambia, y en la vida todo son etapas que se pasan. Siempre hay que reinventarse de nuevo.
    Nostálgico, bello, mereció la pena leerla de nuevo a usted.
    Es bonito y con alma tu texto. Un abrazo Yasmin.
    Por desgracia, no siempre los recuerdos personales van en armonía con los de aquellas personas que guardamos en un rincón especial de nuestra memoria. A veces conservamos en nuestros recuerdos momentos que para nosotros fueron mágicos y que, sin embargo, para otros que los vivieron junto a nosotros son tema de olvido. Pero lo importante es en todo caso que cada uno guarde sus trocitos de magia en esa máquina del tiempo que es la memoria... Un texto muy emotivo, querida Yazmín, como todos los tuyos. Un abrazo de esos de oso que a ti te gustan ;-)
    Te recuerda y en su timidez tal vez te anhela. Abrazo grande, Yazmin.
    las cosas cambian cuando se acaba la inocencia.......
    Que dulces son los recuerdos... Hermoso texto, Yazmin. Un abrazo!
    Lindo y limpio recuerdo que perdura de forma emotiva en tí aunque el paso del tiempo y los condicionamientos pondrán dificultades a su mantenimiento. Un abrazo Yazmín
  • Yo creo que a alguna persona le ha pasado algo así, a mi me pasó justo en la semana santa en mí barrio. Quería compartirlos con ustedes y de paso me digan qué piensan.

    ...

    Muchas veces prefiero escribir que hablar.

    Recordar es vivir y, olvidar es morir.

    Hola a tod(a)s mis queridos lectores, y amigos de letras, estoy feliz de saber que siguen escribiendo en esta página a pesar del veneno de algunas personas despreciables. Pero el amor a escribir debe hacernos inmunes a ellos. Aquí les dejo mi relato, espero les agrade.

    Una bonita y romántica historia que escribí junto a nuestro querido y gran escritor Mario Cavara. Fue realmente un honor escribir con él. Espero que les guste tanto como a nosotros.

    Muchas gracias Jordi Barrubes por tu acertado título y ayudarme con tu punto analítico para llevar a cabo este escrito.

    En este mundo abundan estos rostros. A veces se ocultan en las sombras del mal.

    Algunas manos pueden acariciar más allá de la piel, pueden tocar tu propia alma. incluso despertar emociones que dabas por muertas en tu interior.

    ¿Quién no ha tenido un amor platónico? En mi caso imposible, este amor platónico es un actor turco. No sé qué tienen que me atraen tanto.

En la guerra y en el amor todo se vale.

Tienda

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta