cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

2 min
Yugular
Reales |
27.03.07
  • 4
  • 2
  • 940
Sinopsis

Estoy en clase de inglés. La profesora habla. Me encuentro en la tercera fila. La clase acaba de empezar y ya quiero morirme. La profesora confisca un libro a un compañero que estaba en primera fila. Me giro hacia Víctor:
-¿De verdad estaba leyendo en primera fila?
Él se ríe. Él es el que me suele mantener despierta en las clases.
Me marchito.
Llevamos haciendo lo mismo no sé cuántas millones de clases. “Hablamos” sobre lo caras que son unas cámaras que quieren comprar los personajes del libro de texto.
Mi problema es que se me han olvidado mis preciados dibujos en casa.
En pocos segundos me lanzaré contra la profesora y le arrancaré la yugular.
No puedo hacer nada. Mi cabeza está invadida por una niebla espesísima. Le cuesta funcionar. Creo que me voy a clavar un bolígrafo en el estómago para que me tengan que llevar al hospital y así salir un poco de esta maldita rutina…
Víctor separa un momento la cara de su mano:
-¡Qué rollo!
Quizá acabemos todos haciendo un suicidio colectivo.
Miro el reloj y todavía quedan veinte minutos. Me muero…
Me siento como un animal en el zoo. Los profesores son los niños que nos tiran cacahuetes pensando que nos gusta, pero sin saber que si no hubiera unas gruesas barras de metal entre nosotros los cazaríamos sin piedad.
Quedan quince minutos…
¡No aguanto!
Me vuelvo y saco el compás de la mochila. Me levanto del pupitre, me acerco a la profesora, que me mira con extrañeza, y le clavo el compás en el ojo.
Ella empieza a gritar. Salgo corriendo de la clase en dirección al patio. Cuando veo un trocito de césped me tumbo, cierro los ojos y disfruto.


Víctor me da un codazo. El profesor de biología me mira mal. Creo que por fin se ha dado cuenta de que sus clases me resultan muy aburridas.
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 5
  • 4.0
  • -

Tienda

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
Encuesta
Rellena nuestra encuesta