cerrar

Esta web utiliza cookies

En nuestras webs utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación, y mostrarte publicidad, incluidos anuncios basados en tus intereses. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si deseas más información, puedes acceder a la Política de Cookies y a las Condiciones de Uso y Política de Privacidad.

3 min
zzzzzzzzzzzzzzzzzz
Amor |
08.04.10
  • 4
  • 2
  • 1580
Sinopsis

Al poco tiempo ya no pensaba en como escapar o en como fraccionarse el agua. Tenía la sensación de poder sobrevivir en esa situación durante años.

Pudo dormir.

La luz, cada vez más intensa, igual que el calor, entraba por el estrecho y casi opaco cristal y le avisaba de la llegada de un nuevo día. Otro. Se quitó el camisón y el sujetador, poco después las bragas.

Sus primero intentos para liberarse fueron empujar y empujar la puerta. Luego dio fuertes golpes a las paredes. Pero no gritó. La idiota discusión que mantenía con su juicio se lo impedía, hasta se decía en vano; “en tres segundos voy a gritar… 3,… 2,… 1,… y… ¡mierda!”

Tenía la sensación de poder sobrevivir en esa situación durante años.

Como una sucia constelación. O sucia, como una constelación, o tela o cualquier otro material nadar. Pasaba las horas mirando ese líquido filtrado de los albornoces, las bragas y los sujetadores ya que había escurrido la ropa aún húmeda en el capazo, y bebía, por el tema de la subsistencia ya que recordaba a un animal que murió por eso. Y no pudo pedirle perdón.

“Nunca volveré a pedir perdón. Es algo católico. Cuando suplico disculpas a alguien en realidad se las estoy pidiendo a dios. Solo creo en los ciervos. Hace 3000 años ni existía esa palabra, al menos no la usé. Y cagaba en comunas. Ahora no me puedo ni tirar un pedo sin usar esa palabra.”

“Donde estén los ciervos de Dios, tarde o temprano aparecerán los lobos de Dios.”

“Deja de expresarte como un católico. Somos la metástasis inconsciente de la vida seglar.”

“Antes no te atrevías a gritar, ¿no existe la vergüenza o el pudor por culpa de Dios?”

“Estoy herida, como todos. Nos pensamos que vivimos en la mejor época de la humanidad. Me tendría que remontar mucho tiempo atrás, cuando aún me guiaba por los instintos más primitivos, cosa que vemos (me toca incluirme para ahorrarme otra réplica) como una estupidez, o falta de inteligencia. Como una inferioridad humana. Pero te hablo de hace más de 3000 años, y de aquí a muchos años. Y eso de gritar… hace muchos días… Además tú aún no estabas. No me gustaría verte como mi juicio, eso me decepcionaría. Y ni mucho menos eres la muerte. ¿Puedes sacarme de aquí?”

“Si, puedo”

Se puso el ascensor en marcha y llegó hasta la planta baja. Salió y caminó por el verde prado, desnuda. Llego hasta una familia de jabalíes. Les gritó:

“Jabalíes, cuyos antepasados acompañabais a Wodan y sembrabais el horror. ¿Por qué yo, que no he hecho daño a nadie?”
Valora
y comenta
Valora este relato:

Quedan 0 caracteres

Es necesario que valores antes de comentar
Comentarios
Valoraciones
Otros relatos del autor
  • 10
  • 4.43
  • -

Tienda

Cuatro minutos

Jesús Fernández (Lázaro)

€2.99 EUR

Sin respiración

AndreSinSiesta, Zenon, Stavros, Venerdi

€3.95 EUR

En tardes de café

David Loreiro (Lore) y Adrián Durá (Novato)

€2.99 EUR

Vampiros, licántropos y otras esencias misteriosas

Lore y Ender

€2.99 EUR

El secreto de las letras

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

De frikimonstruos y cuentoschinos

Teodoro Bama

€2.99 EUR

La otra cara de la supervivencia

José Luis Durán (Ender)

€2.99 EUR

Cien años de sobriedad

Álvaro del Valle (Poyatos)

€2.99 EUR

Grandes Relatos en Español

Bécquer, Zorrilla, Emilia Pardo Bazán, Galdós y otros.

€4.95 EUR

Chupito de orujo

Mayka Ponce

€2.99 EUR

La Vida Misma

Teodoro Bama, Joene, L.J. Salamanca, Ender, Poyatos y Miranda

€4.95 EUR
Creación Colectiva
Hay 17 historias abiertas
Relatos construidos entre varios autores. ¡Continúa tú con el relato colectivo!
11.09.20
10.03.20
Encuesta
Rellena nuestra encuesta